Beneficios de saltar a la comba para los niños

Saltar a la comba es uno de los deportes más completos para los niños

El salto a la comba se practica desde tiempos inmemoriales. Algunas teorías apuntan que su origen está en el antiguo Egipto. A través de escritos, pinturas y esculturas hemos sido testigos de cómo se practicaba en la antigua China o en la Edad Media.

Lo que comenzó siendo una forma de diversión se ha convertido en uno de los deportes más completos, que practican no sólo los boxeadores a los que estamos acostumbrados a ver saltando a la comba para prepararse en sus entrenamientos, sino que son otros muchos deportistas los que utilizan esta técnica para mejorar su condición física. Pero, ¿sabes qué beneficios tiene saltar a a comba para los niños?

10 beneficios de saltar a la comba para los niños 

Por qué es bueno saltar a la comba para los niños

En las décadas de los 70, 80 y 90 era más habitual ver a los niños en los parques jugando a la comba, una práctica que poco a poco se va recuperando en los colegios y centros educativos, entre otras cosas porque son muchos los beneficios que aporta a los niños. 

1- Es un deporte barato por lo que no requiere por parte de los padres un desembolso grande para poder practicarlo. Además puede practicarse tanto al aire libre en los parques como en sitios cerrados.

2- Es un deporte que se puede practicar tanto de manera individual como en grupo. Ayuda a los más pequeños a socializarse con otros niños favoreciendo los vínculos sociales, la cooperación y el espíritu deportivo, ya que la práctica en grupo requiere de la coordinación y el trabajo en equipo.

3- Cualquiera puede practicar el salto a la comba ya que no requiere una condición física específica para poder disfrutar de este deporte.

4- Al combinar el deporte y la diversión resulta atractivo para los niños por lo que es una buena idea para iniciarles en la práctica deportiva, ayudando a combatir el sedentarismo.

5- El salto a la comba es un trabajo completo, pone en movimiento todo nuestro cuerpo y ayuda a quemar grasas combatiendo la obesidad infantil. Además favorece que los niños eliminen toxinas a través del sudor. 

6- Mejora la coordinación de los niños ya que su práctica requiere de agilidad y equilibrio además de control corporal entre ojos, brazos y piernas, favoreciendo también la orientación espacial de los niños

7- Fortalece el sistema cardiovascular, reduciendo la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, mejorando la circulación sanguínea.

8- Tonifica la musculatura tanto del tren superior: brazos, pecho, hombros, como del tren inferior: piernas, abdominales.

9- La práctica de saltar a la comba para los niños mejora la capacidad pulmonar ya que hace que el cuerpo oxigene mejor, ayudando en posibles problemas respiratorios.

10- El salto a la comba ayuda a los niños a reducir el estrés, y favorece su concentración y memoria, además de relajarles.