Niños extrovertidos, ventajas e inconvenientes de su forma de ser

Lo bueno y lo malo de ser un niño extrovertido

Ser extrovertido es una manifestación predominante dentro de la personalidad de los niños algún momento del desarrollo evolutivo de los pequeños. Se dice de los niños extrovertidos que son inquietos, impulsivos, se distraen con facilidad ante los estímulos que les rodean les cuesta escuchar a los demás, hablan todo el rato, son muy sociables integrándose cómodamente en grupo para realizar actividades de ocio o deportivas, además son muy curiosos.

Todas estas características hacen que los niños extrovertidos parezcan incansables ya que la energía que les impulsa la reciben de manera continua del entorno con el que interactúan. Esto hace que se llegue a considerar que este tipo de niños posean un desarrollo intelectual superior a la media.

Niños extrovertidos, ¿cómo son?

Niños extrovertidos

El comportamiento extrovertido es el que goza de mayor prestigio y en ocasiones se considera un comportamiento excelente. No obstante, debemos saber que la extroversión, al igual que la introversión es una característica natural dentro de cada persona.

La personalidad dentro del individuo no es pura. Existen diferentes tipos de personalidad. Por lo tanto, los niños no serán sólo extrovertidos, o serán sólo introvertidos. Lo ideal será que exista un equilibrio entre ambas habiendo un predominio de alguna de ellas sin que anule por completo a la otra y se vayan compensando.

Ventajas de ser un niño extrovertido

- Es difícil que los niños con el predominio de esta personalidad se sientan solos o se aburran ya que su carácter les permite tener amigos con mayor facilidad.

- Ser extrovertidos les hace ser menos propensos a padecer dolencias psicosomáticas, como dolores de estómago o tener jaquecas.

- Se saben sobreponer a los problemas que se les van presentando ya que no aceptan negativas y no paran hasta conseguir lo que consideran que merecen.

- Se les considera buenos líderes ya que les gusta ser colaborativos y equitativos.

- Son niños con la autoestima alta que será positiva si se sabe guiar.

Inconvenientes de ser un niño extrovertido

- Siempre quieren llamar la atención, por lo que su entorno puede comenzar a verlo como “ el payaso” del grupo y tomarlo en cuenta para temas serios.

- Hablan mucho y muy rápido por lo que no suelen pensar lo que dicen lo que hace que se equivoquen en la manera de expresarse hacia otro y dé como resultado malentendidos.

- En el colegio se centran más en hablar con otros, lo que hace que se vuelvan distraídos en el colegio y su rendimiento baje.

- La autoestima alta mal guiada puede llevar a ser arrogantes y que menosprecien las opiniones de los demás y así perder amigos

Consejos para padres de niños extrovertidos

Los adultos deben supervisar continuamente el comportamiento de los niños para saber guiarles de manera adecuada:

- Se debe enseñar a los pequeños a controlar sus deseos y su impulsividad. Hacerles ver que no siempre tienen que ser el centro de atención.

- Enseñarles que su manera de desenvolverse en el entorno tiene consecuencias tanto positivas como negativas.

- Respetar su personalidad, pero guiarles para que su desarrollo evolutivo sea adecuado.

 - Que haya una comunicación abierta con los profesores para que se entienda que tipo de estímulos necesita y facilitar su etapa escolar