El sol y las ranas. Fábula infantil de Jean de La Fontaine

Un historia con moraleja para los niños

Jean de La Fontaine fue un escritor francés que se dedicó a escribir diversos cuentos y relatos que ganaron reconocimiento a nivel mundial. Su obra ha transcendido a través de los años y es un fabulista referente en el ámbito de la literatura infantil.

El sol y las ranas, es una fábula infantil clásica escrita por este autor literario que nos habla de cómo el egoísmo nunca nos trae nada bueno. Unas ranas egoístas son las protagonistas de esta historia que sin duda, le brindará a los niños una valiosa lección, fomentado en ellos el valor de la solidaridad y la humildad.

El sol y las ranas. Fábula infantil

el sol y las ranas

Las Ranas decidieron celebrar un consejo. Estaban muy asustadas.

El Sol había dicho que iba a cambiar su rumbo. Que sólo calentaría la Tierra durante seis meses al año; los otros serían de oscuridad y frío.

-¿Qué será de nosotras? -alegaban consternadas-, se secarán las charcas, los ríos... No podremos echarnos panza arriba a calentarnos, desaparecerán los insectos que nos alimentan. ¡No es justo! ¡Tenemos que protestar seriamente!

Elevaron sus clamores, y entonces una voz les respondió:

-¿Sólo por ustedes, por su bienestar, desean que el Sol siga alumbrando y calentando la tierra todo el año?

-¿Y por qué tenemos que desearlo por alguien más? -contestaron sorprendidas.

Moraleja: con egoísmo no conseguiremos nuestros objetivos.