Parto prematuro: síntomas y consecuencias

Por qué se produce el parto prematuro

Un bebé prematuro es aquel que nace antes de haberse completado 37 semanas de gestación, según la Organización Mundial de la Salud. Se estima que 1 de cada 10 nacimientos se producen en el mundo de forma prematura

La mayoría de los partos prematuros ocurren de forma espontánea, cuando el parto empieza antes de tiempo, cuando se rompe aguas antes de lo previsto, o cuando el cuello uterino se dilata prematuramente sin contracciones.  

Qué provoca un parto prematuro

Parto prematuro 

Recientemente se ha publicado un estudio en New England Journal of Medicine en el que se revela que hay genes que influyen en la duración del embarazo y el momento del nacimiento. El equipo de científicos encargado de este estudio ha llegado a estas conclusiones tras haber analizado de forma masiva el ADN de mujeres embarazadas. Esto puede conllevar a nuevas formas de prevenir un parto prematuro

Aunque se desconocen las causas exactas que puedan conllevar a un parto prematuro si que hay factores que pueden provocar un mayor riesgo de que éste se produzca como en el caso de los embarazos múltiples o si la madre padece hipertensión, diabetes o alguna infección. 

El estrés, el consumo de bebidas alcohólicas, fumar o consumir otras drogas, pueden también desencadenar un parto prematuro. La edad también es un condicionante ya que las mamás menores de 18 y las mayores de 35 años tienen más probabilidad de padecer un parto prematuro.

6 síntomas del parto prematuro  

Tener síntomas de parto prematuro no quiere decir que vayamos a tener un parto prematuro pero sí conviene tenerlos en cuenta y ponerse en contacto con nuestro médico para poder prevenirlo.

Seis síntomas de poder padecer un parto prematuro:

1- Presentar sangrados vaginales o dolor abdominal fuerte.

2- Secreción mucosa con sangre de la vagina, lo que se denomina expulsión del tapón mucoso. 

3- Dolor en la parte baja de la espalda o presión en la pelvis.

4- Contracciones regulares y dolorosas que cada vez más fuertes y frecuentes.

5- Calambres abdominales.

6- Rotura de la bolsa amniótica, también conocido como romper aguas, es signo inequívoco de que el parto se producirá en las próximas horas.

Consecuencias del parto prematuro para el bebé  

En países con medios eficaces sobreviven casi 9 de cada 10 niños que nacen de forma prematura. La mayoría de los problemas que presentan los bebés prematuros están relacionados con el funcionamiento inmaduro de sus sistemas orgánicos.

- El bebé prematuro puede presentar el síndrome de dificultad respiratoria por la inmadurez pulmonar.

- Debido a la inmadurez del aparato respiratorio el bebé prematuro puede presentar dificultad para mamar al no tener reflejos de succión y deglución. Por este motivo pueden requerir ser alimentados por vía intravenosa.

- Tiene mayor probabilidad de padecer infecciones que un bebé nacido a término.

- La función renal en el bebé prematuro también es inmadura.

- Puede tener problemas para mantener su temperatura corporal por lo que requieren el uso de incubadora.

- Suelen presentar bajo peso al nacer por debajo de los 2 kilos y medio.

- Al tener elevados niveles de bilirrubina en la sangre presentan una coloración amarilla de la piel, es lo que se denomina ictericia. 

Estos niños pueden padecer discapacidades físicas, deficiencias visuales y auditivas, neurológicas o de aprendizaje a lo largo de toda su vida.