El método más exacto para tomar la temperatura del niño con fiebre

El mejor lugar para tomar la temperatura del niño según su edad 

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Recuerdo la primera vez que mi hija se despertó con un episodio de fiebre alta. Tenía cinco meses y yo estaba totalmente asustada. ¡No sabía qué hacer! ¿Cómo tomarle la temperatura? ¿Qué termómetro, de los tres que tenía en casa, era el más fiable? Con el paso del tiempo, ¡ya estoy hecha casi una experta! y por eso hoy quiero compartir contigo algunos conocimientos que he adquirido en este tiempo sobre cuál es el método más exacto para tomar la temperatura del niño con fiebre.  

Cómo tomar la temperatura del niño con fiebre: el mejor método

tomar la temperatura del niño con fiebre

Cuando yo era pequeña, en casa solo había un termómetro, el de mercurio, que mi madre siempre me ponía debajo de la axila o en la ingle.

Con los años, las organizaciones sanitarias advirtieron que el mercurio, componente de este tipo de termómetros, podría tener peligro para la salud humana y para el medio ambiente, y los retiraron del mercado y los sustituyeron por otros muy diferentes: 

- Termómetro digital
Quizás es uno de los más completos porque con él puedes tomar la temperatura axilar (se coloca debajo de la axila desnuda), sublingual (debajo de la lengua con la boca cerrada y respirando con total normalidad y teniendo en cuenta que el niño no haya tomado nada frío o caliente en los últimos 15 minutos para tener un resultado más fiable) y rectal (se introduce 2 ó 3 centímetros en el recto). 

- Termómetro cutáneo
Quizás es el que más padres y madres tienen en su pequeño botiquín casero, ya que es muy sencillo de utilizar. Se coloca cerca de la frente del niño, se aprieta el botón de encendido y cuando se oiga la señal, miras el visor. 

- Termómetro de oído
Conocido también como termómetro timpánico, lo que hace es tomar la temperatura que hay dentro del conducto auditivo. Como en los anteriores casos, hay que esperar a que suene el termómetro para comprobar la temperatura. 

Y, una vez, que ya supe cuáles eran los termómetros que podía utilizar y que me hice con todos ellos (mujer precavida vale por dos), me surgió una segunda duda. ¿Cómo tomar la temperatura del niño? ¿Qué parte del cuerpo muestra el dato más fiable? ¿Cuál es el método más exacto de toma de temperatura? ¡Esto fue lo que descubrí! 

- La temperatura rectal
Este método tiene sus pros y sus contras. Por un lado, según los expertos, es el más exacto de todos porque "se aproxima a la temperatura central del cuerpo", pero por el otro puede resultar un poco incómodo para el pequeño y, también, poco higiénico. 

- La temperatura axilar
Es un método muy cómodo, práctico y fácil, pero a su vez es de los menos fiable y menos precisos ya que, si comparamos su dato con el obtenido con la temperatura rectal, puede haber una desviación de casi un grado.

- La temperatura sublingual
Requiere, como hemos dicho más arriba, de una preparación previa y, también, de una colaboración del pequeño. Quizas, por eso, es la que menos padres utilizan para tomar la temperatura de su pequeño.

- La termometría timpánica
Al igual que pasa con la temperatura axilar, no es del todo muy fiable y, otra circunstancia a tener presente, está limitada por el tamaño del conducto auditivo.

- La temperatura cutánea
Se trata de un método más preciso que el termómetro timpánico y más cómodo que la toma de temperatura rectal, pero, ¡cuidado! puede resultar bastante inexacto, porque su resultado puede verse variado por factores externos como el sudor. 

El mejor lugar para tomar la temperatura del niño según su edad 

Como ves, tomar la temperatura del niño es casi como realizar un máster. Y, tengo que decir, que en mi investigación también aprendí que la edad del niño influye también a la hora de tomar la temperatura:

- Recién nacido
Aquí me refiero a niños con menos de 4 semanas de vida donde se recomienda la toma axilar frente a rectal por posible riesgo de perforación. 

- Niños hasta los 2 años
En este caso se optan por dos sitios: como screening, la axilar y, como medida definitiva, la rectal.

- De 2 a 5 años
Según la Asociación España de Pediatría de Atención Primaria, como cribado la axilar o timpánica y como definitiva la rectal.

- Mayores de 5 años
Por último, en aquellos niños mayores de 5 años, se puede utilizar la temperatura axilar, la timpánica o temporal y la oral. 

Cosas importantes a la hora tomar la temperatura del niño

Y, ahora que ya sabes cómo hay que tomar la temperatura del niño en el caso de fiebre, no está de más repasar algunos conceptos importantes sobre la fiebre:

- La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo. 

- No se debe tomar la temperatura de manera rutinaria. Es más baja por la mañana y suele subir por las tardes-noches y puede darse hasta un grado de diferencia entre la toma matinal y la vespertina.  

- La temperatura del niño, debido a su metabolismo, es más elevada que la de un adulto. 

- Se considera fiebre a la temperatura rectal o sublingual igual o superior a 38 ºC.

- La mayoría de las veces la fiebre se asocia con procesos benignos y autolimitados.

Fuente: AEPap. 

 

Puedes leer más artículos similares a El método más exacto para tomar la temperatura del niño con fiebre, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.