¿Crees que tú hijo es tímido?

¿Crees que tú hijo es tímido?

Se puede conocer más de cerca la naturaleza de los niños en las fiestas de cumpleaños. Si te pones a observar, notarás que siempre hay uno más divertido y animado, otro más formal, otro que lleva las riendas de los juegos, otro que tiende a enfadarse, y también el que se muestra más retraído, más reservado, y tímido.

En el último cumple de mi hija, yo pude hacer esta distinción entre sus amigos. Hay los que tienden a ser más serios, más risueños, más traviesos, o más juguetones y burlones, y hay los que actúan como si quisieran "esconderse" o ser "invisibles". Les sonríes y ellos te devuelven una sonrisa apenas cumplidora, "sin dientes". Es su forma de ser, y como tal debemos respetarla, aunque muchos padres se preguntan si la timidezes o no un problema.

Niños tímidos. Niña se esconde

Qué hacer cuando el niño es tímido

Al igual que comer, dormir, caminar o correr, los niños aprenden a relacionarse poco a poco, desde muy pequeños. Todo dependerá del apoyo, de los ánimos y de la dedicación que les proporcionen sus padres. La timidez, así como la inapetencia por ciertos alimentos o como las pesadillas que puedan tener algunos niños, puede ir desapareciendo a medida que van creciendo. Lo que sí es importante, y eso es igual para todos los casos, es que estas dificultades no persistan y no se conviertan en un problema.

Algunos niños son más tímidos, más sensibles, o más sonrientes que otros. La timidez es un comportamiento normal y que tiende a aliviarse o a desaparecer con el tiempo. Sólo es un problema cuando repercute gravemente en el desarrollo del niño. Es importante saber si la timidez es o no un problema para tu hijo. Normalmente, antes de los 3 años de edad, los niños suelen mostrarse habladores y se dirigen a otras personas sin ningún problema. A partir de los 3 o 4 años, ya empiezan a cortarse" frente a los demás. Se muestran más retraídos y algunos, incluso, prefieren no involucrarse ni mezclarse con otros niños, juegan solos, y se niegan a saludar o a dirigirse a otras personas. ¿Qué puedes hacer en estos casos?

1- No ponerles el rótulo de tímidos. Los niños a menudo crecen obedeciendo a las etiquetas que se les ponen.

2- Dile que las palabras mágicas como "gracias", "por favor", o "buenos días" nos hacen sentir bien como también a los demás.

3- Anímale a superar sus dificultades para contestar a otras personas y no te olvides de felicitarlo cuando lo consigue.

4- Ayúdale a formar un círculo de amistades invitando eventualmente algunos de sus amigos para jugar a casa. Que ellos puedan compartir juegos, charlas y merienda.

5- No obligues ni haga presión a tu hijo para que se comunique, eso puede causarle ansiedad y empeorar su estado de timidez.

6- Trabaja para aumentar la autoestima de tu hijo. Haz con cariño y afecto que él se sienta capaz y competente, que sepa expresar sus emociones, y que descubra sus virtudes y aptitudes.

7- Anímale a conseguir sus deseos por sus propios medios. Potencia su autonomía.

Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com