El fenómeno Musical.ly. 15 segundos de gloria para los niños

La red social a la que tu hijo está enganchado

Puede que mientras hayas estado en la cola del supermercado, del cine o paseando por la calle, te hayas topado con algún niño, teléfono móvil en mano, grabándose mientras pone caras y gestos sobreactuados: no se trata de un extraterrestre, sino de un adolescente o preadolescente, actuando para tener sus 15 segundos de gloria en Musical.ly.

Pero, ¿qué es el fenómeno Musical.ly? Según los más puestos en redes sociales, dicen que es la red social con más futuro de los niños y adolescentes.

El fenómeno Musical.ly. 15 segundos de gloria para los niños

El fenómeno Musical.ly. 15 segundos de gloria para los niños

Creada en el 2014, esta red social, en la que los usuarios pueden compartir vídeos, nació como una aplicación didáctica en la que los estudiantes pudieran subir sus grabaciones de clases o conferencias; sin embargo, al final los tiros fueron por otros derroteros y terminó siendo una red de social para que los adolescentes compartieran sus vídeos haciendo playback y creando sus propias coreografías, que parecía tener más éxito.

Aunque fue creada para adolescentes, muchos niños a partir de 7 años, la usan como algo habitual, y actualmente es una de las aplicaciones, junto con Pockemon Go, que pelea por ser la principal causa de agotamiento de baterías de los móviles.

El fenómeno se ha incrustado tanto entre los niños, que algunos se hacen un usuario con el teléfono móvil de los padres, si no tienen el suyo propio. La presión social por tener Musical.ly hace que sea muy difícil evitar no caer entre sus redes.

La principal causa del enganche de los menores es su fácil uso. Ya que creas vídeos en 15 segundos en los que puedes mover los labios y hacer bailes simples de grandes éxitos musicales, pero también interpretar diálogos de series y películas o cantar con tu propia voz. Musical.ly te da una popularidad a la que pocos niños se resisten.

Pero esto lleva consigo muchos peligros ya que, los videos de los usuarios o muser (forma como se llaman los participantes de esta red social), no desaparecen nunca de la red, sino que se guardan para siempre junto con los comentarios que los demás pueden hacer de él, ya sea constructivo o destructivo. Esto, sin duda, expone a nuestros hijos a ser criticados o alabados, incluso pasando a ser auténticas estrellas que tienen miles de fans y que ya cuentan con sus propios premios los “Teen Choice”.

Algunos niños encuentran en esta red social una oportunidad para desarrollar su creatividad haciendo gestos dinámicos y expresivos, así como de lucir sus estilismos de ropa de marca imitando a sus ídolos.

SIn embargo, hay otro factor negativo en este fenómeno, y es que, aunque la biblioteca de Musical.ly se nutre de los éxitos de artistas como Cristina Aguilera, Justin Timberlake o Ariadna Grande, algunas de las canciones más solicitadas son las de reggaetón, por su ritmo y letras pegadizas, pero con un mensaje pobre y que deja mucho que desear por su sexismo y violencia; así encuentras a niñas de 10 años cantando y gesticulando ”Papito dámelo todo” o “Me gustan las bocas grandes”.

Si tus hijos pasan mucho tiempo pegados al móvil haciendo gestos raros, es porque tienen perfil en Musical.ly. ¡Ya lo sabes!