Este es el contexto ideal para potenciar todo el talento de los niños

Todo lo que tus hijos o alumnos necesitan para desarrollar el talento que tienen

Andrés París

Los pedagogos, maestros, psicólogos, entrenadores, sabemos que el contexto donde se desarrolla la persona, el alumno o el deportista, determina en gran medida su rendimiento y el desarrollo de sus capacidades. El futbolista Leo Messi, por ejemplo, seguramente no sería el mismo jugador si estuviera en otro equipo que no fuera el FC Barcelona, es decir en otro contexto. Se encuentra en el contexto más adecuado para que sus capacidades y habilidades le lleven a desarrollarse como deportista de primer nivel. Pero, ¿cómo es el contexto ideal para poder potenciar todo el talento de los niños?

Potenciar el talento de los niños en el contexto adecuado

Consejos para crear un contexto y potenciar el talento de los niños

Como imaginarás, igual que pasa con un deportista de élite, los niños también deben disponer del contexto más adecuado que les permita sacar todo su talento. Debemos procurar a nuestros hijos, alumnos o deportistas un contexto lo más adecuado posible, donde puedan desarrollar sus capacidades, destrezas y habilidades. De esta forma puedan tener un desarrollo óptimo de su talento.

Desde el punto de vista pedagógico, te propongo generar contextos adecuados a tus hijos, alumnos jugadores, basado en las siguientes características:

1. Amor y cariño
No puede haber mejor contexto para desarrollar el talento de cada uno -desarrollarnos y aprender-, que no sea un contexto basado en el amor y el cariño. Esto supone, además, que en este no se den las amenazas, chantajes y castigos. Ya se sabe que una de las principales consecuencias de estas medidas de los padres es la baja autoestima en los niños.

2. Seguridad
Buscamos entornos seguros donde las personas sientan la confianza para asumir sus responsabilidades. Sin embargo, el contexto ideal para los niños debe brindarles la oportunidad también de fallar, entendiendo el fallo como una mejora continua.

3. Curiosidad
Como dice el refrán 'la curiosidad mató al gato'. Los niños, los alumnos, los deportistas son curiosos por naturaleza, el problema es que no se encuentran en contextos donde puedan desarrollar esa curiosidad.

Para que esto sea posible, es bueno que te vean hacer cosas diferentes, que te llame la atención cualquier iniciativa, que haya diferentes tipos de libro por casa a los cuales tengan acceso... No podemos olvidar que nuestro ejemplo tiene muchísimo peso en la educación de nuestros hijos. Aunque no nos demos cuenta, los niños siempre nos están observando y fijándose en nuestro comportamiento para aprender de él.

También puede ser positivo proponerle actividades creativas como las manualidades, la cocina, la decoración... Se trata de intentar despertarles la curiosidad en cualquier campo que sea de su interés.

4. Responsabilidad
Introdúceles en el ámbito de la responsabilidad, y no solo en el ámbito de la obediencia. Procura que se hagan cargo de sus cosas, de sus materiales, de su casa, de su habitación, de su aula, de su vestuario... Es decir, debemos promover que los niños sean responsables. De esta forma, conseguiremos que cumplan con sus obligaciones porque son responsables de ellas, y no porque les hemos obligado hacerlas.

5. Independencia y autonomía
Los padres nos debemos plantear si con el método educativo que hemos elegido para nuestros hijos les estamos brindando la oportunidad de ser independientes. Aquel contexto que busca desarrollar el talento de los niños, fomenta la autonomía. Y es debemos intentar que los niños no necesiten al adulto para guiar su aprendizaje. Déjales libres, que se equivoquen, que analicen, no dirijas sus juegos, no mandes todas las órdenes. Procura que se sientan libres para crecer y para aprender.

Una vez vistas las características necesarias que debe tener ese contexto que invita a los niños a desarrollar su talento, haz una pequeña reflexión: ¿Se lo estás brindando a tus hijos, alumnos o deportistas? ¿Qué podrías mejorar?