Pasar el pack. La nueva forma de acoso escolar entre niños y adolescentes

Aumentan los casos de acoso en redes sociales en adolescentes al compartir fotos de carácter erótico

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Las nuevas tecnologías generan un gran impacto en nuestra sociedad. Han traído consigo muchos cambios a nivel social, sobre todo en el ámbito de la comunicación.

Hoy en día los niños desde que nacen tienen acceso a los móviles y tablets de sus familiares (padres, abuelos, tíos, etc.). Esto hace que los pequeños asimilen con gran velocidad el uso de esas nuevas tecnologías en la vida cotidiana.

Pasar el pack es la nueva forma de acoso entre niños y adolescentes, ¿conoces en qué consiste?

El uso de las redes sociales en la infancia

que es hacer packs

Las redes sociales son canales de comunicación que surgen con el fin de facilitar la vida de las personas. Gracias a ellas se facilita la difusión de ideas y contenidos. Su uso implica un cambio en la conducta de las personas. Además, supone una redefinición de los valores.

El buen uso de las nuevas tecnologías a través de las redes sociales trae consigo muchas ventajas como el desarrollo de capacidades como pueden ser la creatividad y la comunicación. Pero para que se den estos beneficios será necesario que desde casa y la escuela se enseñe de manera activa a los niños a usarlas. Es decir, los adultos pondrán normas y límites en el uso de las nuevas tecnologías.

Si, por el contrario, los adultos son pasivos ante esta situación y dejan que los niños utilicen los dispositivos tecnológicos sin una guía adecuada es cuando pueden aparecer los problemas.

Acoso escolar en las redes. Pasar el pack.

Muchos adultos no saben, ni conocen el funcionamiento de las redes sociales que utilizan los niños con regularidad para comunicarse y, por ello, no caen en la cuenta de los riesgos que conlleva su uso.

Una nueva moda entre los preadolescentes y adolescentes es la de “pasar el pack”. Esta nueva práctica consiste en compartir mediante las redes sociales como WhatsApp o Facebook, entre otras, o mediante links de fácil acceso a un conjunto de fotos y videos sexuales de otras personas sin su consentimiento.

Así, los jóvenes se exponen a riesgos como perder su privacidad y ser extorsionados. Esta moda proviene de otro uso de las redes llamado “sexting”. Esta es una práctica de riesgo que cada vez se da más en adolescentes. Consiste en el envío voluntario de fotos de carácter sexual mediante el móvil o la webcam a alguien de “confianza”.

Discusiones, chantaje, extorsión y acoso hacen que este tipo de fotos de carácter privado se difundan abiertamente en forma de paquetes y se dé el efecto “pasar el pack”. La curiosidad de los receptores hace el resto.

Qué pueden hacer los padres ante esta situación

- Ser activos. La actitud de los adultos debe ser activa poniendo normas y límites en las que el niño pueda moverse. Por ejemplo, que tengan un horario de uso limitado, informar y controlar el acceso de los pequeños a las páginas permitidas según su edad, usar los dispositivos a la vista del adulto, etc.

- Inculcar valores. Conversar y transmitir a los niños un código de comportamiento hacia las personas. Por ejemplo, ser benévolos, cuidar las amistades, sean comprometidos, ser respetuosos hacia otros.

- Responsables de su privacidad. Deben enseñar a los niños que no deben compartir fotos íntimas, ni datos personales a otros aunque sean insistentes, y mucho menos a extraños.

- Ser ejemplo. Los padres han de ser el espejo donde los niños se reflejan. La mejor manera en la que los jóvenes aprenden es mediante el ejemplo.