Niños con mal humor por no saber gestionar sus emociones. Cómo ayudarles

Estrategias para que los padres puedan fomentar el buen humor en sus hijos

Claudia Johana Mesa Córdoba

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu pequeño tiene mal humor justo cuando está contigo? Si es así, a continuación te doy algunas pistas, pero te avanzo algo: algunos niños tienen mal humor porque no saben gestionar sus emociones.

La relación entre el mal humor y la gestión de las emociones en los niños

el mal humor y la gestión de las emociones

Que un niño sepa manejar sus emociones es la ilusión de todo padre o madre que se preocupa por la felicidad emocional de sus hijos. Este es un proceso lento y para muchos padres puede ser muy desgastante. Son muchos los momentos en los que nuestros pequeños experimentan emociones positivas y por supuesto también negativas. En este caso, vamos a hablar del mal humor que se genera por no saber gestionar otras emociones como miedo, frustración, ira, culpabilidad, decepción…

[Leer más: El cuento que no quería escribirse. Cuento corto sobre la frustración]

Nuestros pequeños experimentan muchas emociones durante el día e intentan llevarlas lo mejor que pueden y saben, pero cuando llegan a casa y ven por fin a mamá dan rienda suelta a esas emociones vividas durante el día. De igual forma nos pasa a los adultos, ‘no solemos explotar con nuestro jefe, solemos hacerlo con las personas que más nos importan’. Los niños lo pueden vivir con un exceso de hiperactividad y cambios de humor que les llevan a experimentar emociones negativas como la irritabilidad, enfado, negatividad, pesimismo…

En estos casos lo mejor es ponerse en su lugar. Todos tenemos malos días y nuestros pequeños tienen el agravante de no disponer aún de herramientas suficientes para gestionar situaciones y emociones  desconocidas. Los niños que pasan por episodios de mal humor necesitan mucha comprensión y cariño, sin olvidarnos de la autoridad necesaria para que aprendan a gestionar el mal humor sin desencadenar episodios de capricho.

Estrategias que ayudarán a tu hijo a gestionar su mal humor

gestionar el mal humor

Estas son algunas estrategias que te pueden ayudar a sobrellevar el mal humor de tus pequeños sin desfallecer en el intento.

- Asegúrate que no está enfermo
Cuando no se encuentran bien, suelen estar más sensibles e irritables de lo habitual.

- Práctica la comprensión y aceptación
Entiende que es un proceso y que tu hijo tiene la tarea de aprender a reconocer y manejar sus emociones.

- Tira de la paciencia
Una dosis alta de paciencia te ayudará antes estos momentos. Estar en calma y realizar respiraciones profundas te permitirán reducir el estrés ante estas situaciones.

- Busca espacios para que pueda expresar lo que siente
Permite que experimente sus emociones para que aprenda a identificarlas. Espera unos minutos antes de interferir y sigue las indicaciones abajo explicadas.

- Normaliza la situación
Hazle saber que es normal lo que le pasa y que lo entiendes. Es muy importante que no se sienta juzgado y le protejas de la culpabilidad.

- Ayúdale a descubrir que le pasa
Habla con él, deja que se exprese y no le corrijas mientras habla para que podáis descubrir juntos que le pasa, aquí las preguntas suelen ser de gran ayuda. Por ejemplo, si está de mal humor porque no puede hacer algo en concreto, hazle preguntas sobre cosas que sabes que se le dan bien para que sea él mismo el que llegue a la conclusión de todas las capacidades y cualidades que posee. ¡Hablar de cosas positivas sube el estado de ánimo y hace que reste importancia al problema que le genera malestar!

- Felicita el buen humor
Como ya sabemos, nuestros hijos nos imitan en todo. Si en el hogar estamos normalmente de buen humor, ellos también tenderán a estarlo. Evita criticarle cuando muestre todo su genio y felicita la buena actitud.

4 trucos rápidos para fomentar el buen humor en tus hijos

fomenta el buen humor

Todos tenemos trucos afines que nos hacen reír sin parar. Descubre cuáles tiene tu pequeño y sácale partido. Aquí te dejo algunas ideas fáciles y rápidas que puedes hacer en cualquier momento y lugar.

1. Pon la canción que más le gusta. Pasados unos minutos, el ceño fruncido de su cara desaparecerá e incluso se animará a cantar su tema favorito.

2. Haz bromas. Fomenta el sentido del humor haciendo una broma inesperada. Quizás simplemente poner caras raras te funcione.

3. Utiliza la sorpresa. La sorpresa les hace cambiar de un estado de ánimo a otro en el instante.

4. Propón algún juego. Por ejemplo, algo fácil y rápido… Pide que descubra lo que tienes en la mano.

Puedes leer más artículos similares a Niños con mal humor por no saber gestionar sus emociones. Cómo ayudarles, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.