Cómo superar un día de mal humor de tu hijo por no darle un capricho

Claves para que los padres fomenten el buen humor en los niños

Claudia Johana Mesa Córdoba

Nuestros pequeños tienen la gran habilidad de poner a prueba nuestra paciencia. No querer obedecer las órdenes, no seguir nuestros consejos y estar mal humor por no darles un capricho, suelen ser algunas de las más comunes. ¿Cómo ayudarles a superar un día así? ¡Aquí te dejo algunas claves!

Cómo enseñar a nuestros hijos a resolver sus emociones negativas con éxito

el mal humor de los niños

Cuando los niños se muestran caprichosos y con mal humor es muy importante que no te tomes nada personal. Piensa que tu pequeño lo que menos quiere es en hacerte enfadar. Él solo desea conseguir aquello que ha visto o que le apetece, sin tener en cuenta el entorno; es allí donde tu sabiduría como padre debe aflorar para poder, como dice el dicho, ‘sacar el grano de la paja’, es decir, valorar y tomar la decisión de conceder o no, en función de si la petición es por capricho o necesidad.

Tomar la decisión de ceder a una petición o no suele costar, porque tendemos a pensar ‘si se lo puedo dar, ¿por qué no dárselo?’. Este es uno de los grandes errores, porque no se trata de la capacidad que tienes para darle algo en concreto. Se trata de educar a tu hijo en valores, como por ejemplo, saber esperar, respetar su turno, no fomentar el consumismo y saber aceptar un no por respuesta. La capacidad de afrontar con buena actitud las negativas de la vida la heredará de esos momentos en los que ‘te pide un chuche y le dices que no’.

Es importante no ceder ante caprichos. El niño debe ver tu autoridad con amor y respeto. Hazle saber que cuando le dices no es porque hay un motivo que va en su beneficio y que no cederás aunque insista y llore. Este es uno de los trucos para evitar que tu pequeño se convierta en un adolecente problemático, que quiera llevar la voz cantante en todo y que no atienda a tus consejos.

Que tu pequeño tenga mal humor no es malo. Lo malo es cuando utiliza actitudes negativas para conseguir lo que quiere. Ten en cuenta que si lo consigue, afianzarás este tipo de comportamientos. Es interesante guiar a tus hijos para que enfoquen su carácter hacia cosas buenas, que aprendan a controlar su carácter y que comprendan que el medio para conseguir lo que quieren no es mediante el capricho o malos comportamientos. Debemos educar a nuestros pequeños en habilidades y herramientas que les ayude a resolver sus emociones negativas con éxito.

Cómo superar un día de mal humor por capricho con tus hijos

cómo gestionar el mal humor de los niños

Como dicen por ahí, todo maestrillo tiene su librillo. Te dejo por aquí cinco pasos que te pueden ayudar:

- Explica a tu pequeño por qué no vas a ceder ante su petición. Por ejemplo, si tu niño quiere un chuche por la noche, puedes explicarle que es la hora de la cena y que el dulce no le ayudará a relajarse y dormir bien.

- Calma tu mente recordando lo que quieres enseñarle. Aparta de tu cabeza cualquier tipo de culpabilidad y recuerda los valores que quieres inculcar.

- Avísale que aunque siga insistiendo, no cederás. La tendencia, ante una negativa por tu parte, será de insistir. Para que el niño no se sienta ignorado, explícale que a partir de ese momento no escucharás sus réplicas. Dile que cuando esté en calma y con otra actitud, querrás hablar con él.

- Habla con tu hijo cuando se haya calmado. Es una conversación importante porque es allí donde él puede sacar conclusiones y aprendizajes que le ayuden a controlar el mal humor en futuras ocasiones.

- Felicítale. Cuando observes avances positivos en su actitud y forma de gestionar el mal humor, no escatimes en felicitaciones.

Claves para fortalecer buen humor en tus hijos

el buen humor de los niños

Para fomentar el buen humor en tus hijos ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Fomenta buen humor en el hogar. Como todos sabemos, los niños son perfectos imitadores. Si observan buen humor en su hogar también tenderán a imitarlo.

- Asegúrate de que tus hijos duermen las horas necesarias. Dormir menos horas de las necesarias puede incentivar el mal humor en tus pequeños de forma considera.

- Cuida los horarios de comida. El hambre suele tener efecto de mal humor, por eso evita retrasar los hábitos alimenticios.

- Sigue las rutinas. Las rutinas son indispensables para evitar berrinches. Ante imprevistos, avisa y explica (si puedes) los cambios con tiempo.

- Avisa con tiempo la finalización de alguna actividad. Permite que planifiquen su tiempo de juego, según la edad explica cuánto tiempo tiene para jugar y avísale unos minutos antes de que termine.

- Si estás de mal humor, comparte con tu hijo cómo te sientes. Es bueno que ellos sean conscientes de que es algo normal que tú también sientes. ¡Aprovechar para pedirle paciencia!

Puedes leer más artículos similares a Cómo superar un día de mal humor de tu hijo por no darle un capricho, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.