Decidí no llevar a mis hijos a la escuela infantil (y no me arrepiento)

Mi opinión, basada en mi experiencia como madre, al no llevar a los niños a la guardería

Beatriz Martínez

¿Llevar a los niños a la guardería o no llevarlos? Esa es la pregunta que en el fondo no debería ser así. Yo, como madre, más bien lo veo de este modo: ¿tengo necesidad de llevar a mis hijos a la escuela infantil? Si tienes la suerte de que tu respuesta sea no, comparte conmigo tu experiencia. En estas líneas te hago yo saber la mía. Hablamos de las ventajas de que los niños no vayan a la escuela infantil, vistas desde los ojos de una madre.

Razones para no llevar a mis hijos a la escuela infantil

Decidí no llevar a mis hijos a la escuela infantil

Mis hijos no van a la escuela infantil. Mi hijo, que ya va hacer 7 años, empezó directamente en el ciclo de educación infantil con 3 años. Mi hija tiene 2 años y tampoco ha ido a la guardería. Hará lo mismo que su hermano, comenzar el 'cole de mayores' cuando apenas cumpla los 3 añitos.

Como ya te imaginarás esto de no llevar a los peques a la escuela infantil tiene su lado bueno y su lado no tan bueno. El lado no tan bueno es que tienes que hacer malabares para compaginar el trabajo y el cuidado de los niños movilizando incluso a parte de la familia para que te eche una mano. Las cosas buenas son básicamente estas:

- No se ponen tantas veces malos. Al no estar en contacto con otros niños pequeños no quedan tan expuestos a virus y bacterias comunes.

- No lloran cada vez que los dejas en la puerta y te vas.

- Siguen sus ritmos de sueño y comidas, en especial cuando son muy pequeños.

- Dejas de lado el trajín de llevarles a la escuela y llegar a tiempo a recogerles.

- Puedes disfrutar más de ellos y estás más tranquila al saber que están en casa.

Tengo que hablarte también de lo que dicen los demás, no es que sea algo negativo pero al final tiene su importancia. Parte de mi familia siempre me ha dicho, con buena intención y con cariño, que cómo es que no llevo a los niños a la guardería. Es ahí que suenan frases típicas como estas: 'los niños tienen que estar con niños', 'así no se va a espabilar', 'cuando vaya al cole no va a saber hacer las mismas cosas que los demás', 'seguro que se aburre en casa'... No me canso de decirlo: no creo en esas y otras frases hechas.

Tú y yo sabemos que los niños menores de tres años no tienen necesidad de socializar, que en casa y en parque también se pueden divertir y que eso de 'estar más o menos espabilado' depende, como ocurre también con los adultos, del ritmo de cada uno.

Entonces, si me puedo permitir no llevar a mis hijos a la escuela infantil ¿por qué he de llevarlos? La respuesta la tenía clara. Pero, espera, qué aún tengo que contarte otras ventajas de que los niños no vayan a la escuela infantil, estas solo vistas desde los ojos de una madre.

Lo que supone que los niños no vayan a la guardería

Qué supone que los niños no vayan a la guardería

¿Qué es lo primero que sentí yo cuando decidimos que nuestro primer hijo no iba a ir a la guardería? Pues tranquilidad. Y no te hablo del típico y para nada realista sentimiento de culpabilidad que todas hemos notado cuando somos madres primerizas y pensamos en tener que separarnos de nuestros hijos por unas horas. Más bien se trata de una tranquilidad al saber que el pequeño va a estar con sus cosas y sus juguetes en casa y no en una guardería con otros tantos niños, sin saber expresar cómo se siente más que con el llanto.

Aún recuerdo, y te lo cuento en confianza, cuando mi hijo mayor tenía unos meses. Yo hablaba con otra mamá, la conversación, no podía ser otra, era de la guardería. Ella me contó que tenía la posibilidad de amoldar su trabajo para que su hija no fuera a la guardería, y así lo hizo. Las palabras que se me quedaron grabadas fueron estas: 'es que si dejo a mi hija en la guardería noto que es como abandonarla'.

Por supuesto que no abandonaba a su hija si al final no tenía más remedio que dejarla en la escuela infantil, es lo mismo que me pasaba a mí, ese sentimiento de tranquilidad.

¿Ventajas vistas desde los ojos de una madre de que los niños no vayan a la guardería? Pues, sin ánimo de ofender a nadie, te diré que ¡son todo ventajas!

Es tu turno, ¿quieres hablar de llevar o no llevar a tus hijos a la escuela infantil? ¡Adelante!

Puedes leer más artículos similares a Decidí no llevar a mis hijos a la escuela infantil (y no me arrepiento), en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.