Ayuda a tu hijo a desengancharse de las pantallas - Desconexión digital

Cómo afecta el uso excesivo de pantallas a los niños y cómo ayudarles a limitar su tiempo con el móvil, tablet, ordenador…

Sandra Llorente
Revisado por María Molero, Maestra y experta en Mindfulness, el

Los niños de hoy en día nacen con un móvil y un ordenador debajo del brazo, algo que, aunque muy positivo en algunos aspectos, conlleva efectos negativos en muchos otros. El uso de las nuevas tecnologías por parte de los más pequeños es algo que preocupa mucho a los padres. ¿Tu hijo se pasa el día con la tablet o jugando con la consola? En Guiainfanitl.com hemos hablado con María Molero, maestra y experta en Mindfulness, para que nos cuente cuáles son las consecuencias de la excesiva digitalización en niños y cómo ayudarlos a desengancharse y a desconectar de las pantallas. ¡Sigue leyendo!

Por qué debes ayudar a tu hijo a desconectarse de la tecnología

Las razones por las que debes ayudar a tu hijo a desconectar de la tecnología

La tecnología se ha convertido en parte fundamental de nuestras vidas. Nos acompaña en muchos momentos, no solo los relacionados con los estudios o nuestra profesión, también los que tienen que ver con nuestra vida personal y social. Y, como es de esperar, también forma parte de la vida de nuestros hijos.

Cada vez más, desde pequeños, aprenden a ver vídeos y dibujos animados desde aparatos tecnológicos como móviles o tabletas. Desde corta edad, pueden elegir los contenidos que ver y aprenden a relacionarse a través de las redes sociales, lo que suele aportarles mucha satisfacción repentina a corto plazo, aunque, como veremos más adelante, esa felicidad es muy fugaz, pasajera y muy poco certera a largo plazo.

Los centros educativos se unen progresivamente a la digitalización escolar y, con las clases en línea cada vez más presentes, el uso tecnológico se está convirtiendo en una necesidad.

Sin embargo, aunque la tecnología nos aporta muchos aspectos positivos, lo cierto es que su uso excesivo tiene muchas contraindicaciones. Cada vez más niños y jóvenes se sienten enganchados a móviles, televisión, consolas, tabletas…  lo que afecta en buena medida a sus capacidades cognitivas y sociales.

Cómo afecta el exceso de pantallas a los niños

Cómo afecta el exceso de pantallas a los niños

Uno de los aspectos más negativos del exceso de digitalización en los niños es la sobreestimulación. El hecho de recibir constantemente estímulos en nuestro cerebro excita nuestra corteza prefrontal, el lugar específico donde desarrollamos nuestra motivación y autocontrol. Por ello, como explica Molero, cada vez hay más niños hiperconectados e hiperestimulados, lo que implica graves consecuencias para ellos:

- Disminuye la capacidad de atención:
El cerebro relaciona la atención con periodos cortos de estímulos, por lo que disminuye la atención prolongada, necesaria para el desarrollo escolar, profesional y social.

- Afecta a la automotivación:
La sobreestimulación digital produce sensaciones de motivación fugaces, que nunca satisfacen por completo. Esto afecta directamente a la capacidad del individuo de automotivarse.

- Disminuye su creatividad:
La mayoría de los contenidos digitales no estimulan la imaginación de los niños, que están constantemente percibiendo algo ya dado, sin que puedan crear, como en el caso de la interacción no digital en la vida. Esto afecta considerablemente su capacidad de imaginación y sus recursos creativos, necesarios para una vida plena y feliz, así como satisfactoria a nivel personal y profesional.

Como nos cuenta Molero, los logros en la vida están relacionados con la capacidad de concentración y poder enfocarse en los aspectos y metas que se desean alcanzar. Pero el exceso de pantallas en los niños puede provocar un retroceso en el desarrollo de la atención, por lo que si no cuidamos la exposición que están recibiendo tecnológicamente nuestros hijos y pequeños de nuestro entorno, probablemente estemos favoreciendo que puedan desarrollar déficit de atención.

Cómo ayudar a los niños a desengancharse digitalmente

Cómo ayudar a los niños a desengancharse digitalmente

María Molero nos invita a comenzar tratando de establecer límites consensuados con nuestros pequeños. Se trata de sentarnos con ellos para acordar normas y horarios con respecto a la exposición digital con los que ellos también se sientan cómodos, para así favorecer su compromiso con los mismos.

Es importante no actuar desde la prohibición, ya que esta podría aportarles mucho más deseo. Además, es prácticamente ilógico pensar que nuestros hijos hoy en día tengan contacto cero tecnológico, porque incluso desde la escuela se les solicita tareas en las que deberán usar el ordenador para escribir o buscar información.

Se aconseja tratar de favorecer que los niños usen la tecnología en espacios compartidos por la familia, para que no se aíslen y los adultos puedan supervisar de alguna manera el contenido que ven. Por ejemplo, si quieren ver una película o jugar un juego en la tablet se puede hacer en un horario acordado donde mamá o papá también estén disfrutando de un tiempo de ocio, por ejemplo, en el salón. Eso sí, es importante descartar esos momentos compartidos familiares donde no es aceptado el uso de tecnología, como las comidas o las reuniones familiares. 

Pero, ¿y cuánto tiempo se le debe dejar a los pequeños que se expongan a las pantallas? Aunque esto puede ser relativo, porque en ocasiones nuestros hijos necesitan más tiempo para buscar información, por ejemplo, para las tareas de clase, los expertos recomiendan los siguientes tiempos de exposición a pantallas:

- De 0 a 2 años: se recomienda que no se use ninguna pantalla (tampoco la televisión).

- De 3 a 6 años: no más de 30 minutos diarios.

- Entre los 6 y los 12 años: alrededor de una hora diaria.

- De los 13 años a 16 años: el tiempo de exposición puede ser de hasta dos horas, siempre supervisado por un adulto.

[Leer más: La regla 3-6-9-12 para el uso de la tecnología en los niños]

Además de todo esto, uno de los aspectos fundamentales para hacer que nuestros hijos limiten la exposición a las pantallas es precisamente nuestro ejemplo a seguir. La adicción digital no solo ocurre en niños, muchos adultos están enganchados digitalmente sin que se den cuenta. Nuestro uso digital también debe ser limitado, ya que nosotros somos modelos de conducta para nuestros hijos. Pedirle a nuestros pequeños que no usen el móvil cuando nosotros estamos todo el día enganchados no tiene mucho sentido, ¿verdad? La desconexión tecnológica es un esfuerzo que debe provenir no solo de los pequeños, sino también de los mayores.

Por último, nuestra mejor alternativa para hacer que se desconecten de las pantallas es pasar tiempo con nuestros hijos. Hacer actividades al aire libre con ellos, jugar con juegos de mesa en casa, llevarlos a alguna actividad que les guste, al teatro, a montar en bici, ir al bosque para aprender sobre plantas o pájaros con libro en mano, hacer yoga o meditación juntos… Hay un sinfín de actividades mucho más gratificantes que las pantallas que podemos hacer con nuestros hijos. ¡A disfrutar con ellos!

Recursos educativos para niños adictos a móvil, tablet...

A continuación te dejamos dos cuentos y un poema que puedes leer junto a tus hijos para ayudarles a desconectar del móvil, ordenador, tablet...

¿Crees que tu hijo está demasiado enganchado a las nuevas tecnologías? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Ayuda a tu hijo a desengancharse de las pantallas - Desconexión digital, en la categoría de Nuevas Tecnologías en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: