El embarazo molar o cuando el bebé no se desarrolla correctamente

Qué mujeres son más propensas a sufrir este tipo de complicaciones durante la gestación

Cuando una mujer busca un embarazo lo hace con gran ilusión y espera que todo salga bien, pero hay ocasiones en las que existen ciertos riesgos que ponen en peligro el nacimiento de tal ansiado hijo. Una de esas circunstancias es el embarazo molar, que causa ciertas anomalías cromosómicas en el bebé y evita que se desarrolle correctamente.

Qué es el embarazo molar en las mujeres

el embarazo molar

El embarazo molar, también conocido como 'mola hidatiforme', es una de las complicaciones poco frecuentes de un embarazo. Este se caracteriza por el crecimiento anormal del trofoblasto, un grupo de células que forman la capa externa del blastocisto.

Al inicio del embarazo molar, este puede parecer cualquier tipo normal de embarazo, sin embargo cuando este no se diagnostica hasta que causa síntomas puede llegar a tener complicaciones graves. Por ello, es muy importante conocer los signos de este tipo de embarazo para prevenirlo y tratarlo cuanto antes. Ahora bien, existen dos tipo diferentes de embarazo molar:

- Embarazo molar completo
El tejido placentario es anormal y se encuentra hinchado. Esto se debe a que un espermatozoide fertiliza un óvulo que no tiene como tal una información genética. A pesar de que no exista un feto, crece una masa de tejido anormal que se puede comparar con un racimo de uvas y que puede llenar el útero.

- Embarazo molar parcial
Este tipo de embarazo molar se refiere a la fertilización de dos espermatozoides en un óvulo, donde la placenta se convierte en el crecimiento molar. Cuando esto sucede, se considera muy probable que cualquier tejido fetal que sea desarrollado padezca de graves complicaciones o anomalías.

¿Cómo reconocer el embarazo molar? Signos de alerta

signos de alerta en el embarazo molar

Como hemos mencionado anteriormente, el embarazo molar al inicio puede parecer cualquier embarazo normal, sin embargo se puede reconocer por los signos y síntomas que causa como el sangrado vaginal que suele tener un color rojo muy brillante o marrón oscuro en el primer trimestre, presión o dolor pélvico, náuseas y vómitos intensos, y en ocasiones, la eliminación por vía vaginal de quistes con forma de uva.

Ahora bien, cuando se consulta con un especialista tras notar los síntomas mencionados anteriormente, él podrá verificar los siguientes signos:

- Anemia

- Hipertiroidismo

- Presión arterial alta

- Quistes de ovario

- Preeclampsia

- Crecimiento uterino rápido, es decir, cuando el útero es muy grande para la etapa del embarazo.

Como se puede notar, el embarazo molar puede causar diferentes síntomas que deben ser verificados con un médico cuanto antes.

Las complicaciones que en mayor porcentaje se han registrado son principalmente en mujeres jóvenes son principalmente las hemorragias de predominio en el primer trimestre con 40 %, seguido de las infecciones y anemia en un 30 %, perforación uterina con un 20 %, en menor frecuencia coriocarcinoma en un 14.3 % e hiperémesis gravídica y preeclampsia. 

¿Cómo prevenir este tipo de gestación en la mujer?

alimentos para prevenir el embarazo molar

La forma de prevenir el embarazo hidatiforme es realizar ecografías tempranas que puedan detectar las posibles anormalidades en el tejido placentario. Si tiene antecedentes de embarazo molar, el obstetra indicará realizar análisis genéticos prenatales.

Tener una alimentación rica en folato y carotenos puede ayudar a prevenir el embarazo molar. Para ello, en tu lista de la compra y en tu nevera no pueden faltar alimentos como los frijoles, los guisantes (arvejas), lentejas, naranjas, espárragos, el brócoli, y en las verduras de hoja verde oscuro, como la espinaca y la mostaza de hoja. Sin embargo, para la mayoría de las mujeres es muy difícil obtener la cantidad diaria de folato recomendada solamente de los alimentos, por lo que puede tomar una tableta de ácido fólico de 400 mcg diarios según prescripción médica.

En cuanto a los carotenos, estos tienen beneficios para la salud humana, ya que son sustancias antioxidantes que ayudan al cuerpo a proteger las células, los tejidos y los órganos contra los efectos nocivos de las sustancias tóxicas. De este modo, previenen el desarrollo de afecciones. Entre ellos se encuentran la zanahoria, el mango, el pimiento rojo, el mamón o papaya, el tomate, melocotón, guayaba, ciruela, camote o batata, yema de huevo, maíz, calabaza, col rizada y mandarinas. 

Según se explica en el informe 'Actualización en patología trofoblástica gestacional: mola hidatiforme y neoplasias', los dos factores de riesgo clínicos más importantes para desarrollar un embarazo molar son: los extremos de edad reproductiva en las mujeres (45 años) y el antecedente de un embarazo molar previo. En este segundo caso, lo mejor es que se lo comentes a tu médico para que te haga un seguimiento más exhaustivo. No olvides consultar constantemente a su especialista durante el embarazo.

Puedes leer más artículos similares a El embarazo molar o cuando el bebé no se desarrolla correctamente, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: