Cómo se encajan los gemelos durante el embarazo

Se recomienda esperar hasta la semana 37 de embarazo para el parto

Sara Cañamero de León

Una de las preocupaciones que tenemos durante el embarazo es la manera en la que se coloca nuestro bebé, ya que es uno de los determinantes del tipo de parto que vayamos a tener: por vía vaginal o por cesárea. En el caso de embarazos múltiples, existen más variaciones en función de cómo se encajen los gemelos durante el embarazo. 

Así se encajan los gemelos durante el embarazo, así es tu parto

cómo se encajan los gemelos durante el embarazo

De cara al parto, ese momento que toda mujer vive con gran intensidad al quedar pocas horas o minutos para tener a su bebé en brazos, existen dos posibilidades que varían dependiendo de la colocación del bebé. Si está en cefálica (con la cabeza en la pelvis de la madre) se intentará por vía vaginal. Sin embargo, si está en transversa (colocado longitudinalmente) o de nalgas, se recomendará una cesárea. Pero ¿qué pasa si vienen dos? ¿qué ocurre en los partos múltiples? En estos casos, las posibilidades se multiplican. 

- Los dos de nalgas
Cuando los dos bebés se encuentran en esta posición la única opción de parto segura es una cesárea.

- Los dos en transversa
Al igual que en los embarazos únicos, cuando un bebé se coloca en esta posición se hace inviable plantearse un parto vaginal, ya que no podrá salir.

- Los dos en cefálica
Es una posición muy favorable, realmente dentro de todas las opciones es la mejor si se quiere plantear un parto vaginal. Cuando los dos bebés están en esta posición, la mujer podrá optar por tener un trabajo de parto normal, y tener un expulsivo en el que estarán presentes varios profesionales sanitarios – matrona, ginecólogos y neonatólogo. Normalmente también suele estar presente el anestesista, por si al final tuvieran que optar por una cesárea urgente.

- Uno de nalgas y otro en cefálica
Es bastante habitual que uno de los bebés se coloque de cabeza y, el otro, en posición invertida. El tipo de parto lo determina siempre “el primer bebé". Si este está en cefálica, entonces es muy probable que el equipo de ginecología te plantee la opción de intentar un vaginal, siempre dependiendo de la semana de gestación en la que te encuentres cuando se inicie el trabajo de parto, el peso de los pequeños y que no haya ninguna contraindicación. Sin embargo si el “primer gemelo” está de nalgas, lo más probable es que los ginecólogos se decanten por una cesárea programada.

- Uno de nalgas y otro en transversa
En esta variación en cuanto la posición de los bebés siempre se programará una cesárea.

- Uno en transversa y otro en cefálica
Aquí de nuevo vuelve a ser determinante la posición del “primer gemelo”, ya que la única forma que tendría esa madre de plantearse un parto vaginal sería que estuviese la cabeza situada en su pelvis, ya que muchas veces una vez que este pequeño nace, el otro tiene espacio suficiente para colocarse en transversal (podálica o cefálica) e intentar que él también nazca vía vaginal. Aquí existe un riesgo: que el bebé que está en transversa no termine de colocarse de tal manera que pueda atravesar el canal del parto, con lo que puede terminar en cesárea.

Hasta ahora no se conocía bien cuándo era el mejor momento para que nacieran los bebés, ya que en muchos casos o bien se induce o se programa una cesárea; sin embargo hay estudios recientes en los que se recomienda esperar al menos hasta la semana 37, ya que ya hay maduración pulmonar y el peso de los bebés suele ser el adecuado, al igual que la maduración de la mayor parte de los sistemas que les hacen adaptarse de manera adecuada a la vida extrauterina.