9 frases que nunca debes decir a una pareja que ha perdido a su bebé

Cómo ayudar a una pareja que ha sufrido un aborto recientemente

Adriana Méndez

La llegada de un bebé significa una gran dicha para una pareja, en especial si han estado deseando y preparándose para ese momento durante mucho tiempo, todo en su vida cambia por completo, se llena de magia y de responsabilidades que no se pueden esperar a experimentar. Sin embargo, esa dicha puede extinguirse a mitad de camino. Los familiares y amigos queremos estar al lado de esa pareja que ha perdido a su bebé, sin embargo, a veces les decimos unas frases que, si bien son sin mala intención, pueden hacerles mucho daño.

¿Por qué debemos ser cuidadosos con el tema del aborto?

Frases que no debes decir a una pareja que ha perdido un bebé

La muerte siempre es un tema delicado para quienes la viven de cerca. Seguro recuerdas ese sentimiento de desolación de algún familiar fallecido, ahora imagina cómo debe sentirse una madre que ha perdido a su bebé en su vientre o a un padre que no podrá enseñarle todo lo que deseaba. Un aborto tiene una desazón más agria porque esa pareja nunca podrá crear recuerdos con su hijo, ya que no tendrán la oportunidad de conocerlo.

Lamentablemente, no estamos preparados para recibir un golpe de esa magnitud ni tampoco sobre qué decir o hacer para ayudar a esa pareja, creándose en su lugar un ambiente tenso que es complicado aliviar. Pero no es imposible, por eso traemos las frases que no debes decir a esa pareja que conoces y acaba de perder a un bebé y lo que puedes hacer en cambio por ellos para apoyarlos.

Frases que debes evitar decir a quienes han perdido un bebé

Cómo ayudar a una pareja que ha tenido un aborto

1. No te preocupes, siempre puedes volver a intentarlo
Muchos caen en la trampa de esta frase, pero por favor evítala a toda costa. Las parejas no están pensando en el futuro y mucho menos en volver a concebir cuando han perdido a un hijo. Con esta frase solo haces ver que un hijo es algo que se sustituye fácilmente.

2. Todo estará bien, es parte de un plan mayor
Otra frase muy común, en especial de parte de las personas religiosas, pero recuerda que no todos son practicantes de la religión y decir algo así hará sentir a los padres que son marionetas que no tienen el control de su vida y solo pensarán: ¿Entonces para la próxima me puede pasar lo mismo?

3. ¿Qué sucedió? ¿Acaso tienes algún problema?
Los abortos espontáneos no son sinónimo necesariamente de algún problema que presente la madre, sino que es una falla en el desarrollo del embrión, es un proceso biológico. La madre no tiene culpa de ello.

4. Así le pasó a tal persona, después tuvo 5 hijos, seguro eso te pasará también
Cada persona es un mundo y por ende sus experiencias son distintas, no puedes asegurar que vaya a suceder lo mismo con esa pareja. Es mejor evitar en lo posible hablar sobre supuestos futuros hijos.

5. No sufras tanto, ninguno es estéril
Las parejas pueden quedar con un trauma grave que no querrán intentar tener otro hijo o peor aún, pueden sentirlo como una presión de sus allegados para estar de nuevo 'bien' con este comentario.

6. No te aflijas, imagina cómo hubiera sido
Si bien en terapia recomendamos que imaginen a su bebé y les escriban una carta de despedida, primero se prepara a los padres para ello y eso toma tiempo. En un primer instante el crear una apariencia para su bebé solo los hará más desdichados.

7. Necesitas llorar y sacar todo, me preocupa que no te veas tan mal
No sabes cómo esa persona asume sus problemas. Hay quienes lloran hasta cansarse, otros son más pragmáticos, algunos prefieren distraerse o mantener sus emociones calmadas ante los demás. En lugar de juzgar, solo brinda tu apoyo.

8. Debes animarte, así nunca lo superarás
Por otro lado, no fuerces a ninguno de los padres a salir o divertirse tras la pérdida reciente de su bebé, pues necesitan tiempo para digerirlo, asumirlo y aceptarlo. Aunque es bueno animarlos a salir, sugiere caminatas tranquilas o ir a un sitio tranquilo, lo último que quieren es festejar.

9. Es mejor que haya pasado ahora en lugar de estar adelantada
Esto no hará sentir mejor a ninguno de los padres, la pérdida sigue siendo la misma no importa el avance del embarazo. No disminuyas su dolor, ni le restes importancia porque para ellos, su bebé lo significaba todo.

Cosas que podemos hacer para animar a esta pareja

Animar a los padres que han perdido un hijo

Si bien ha quedado muy claro que las anteriores frases no ayudan a la pareja que ha perdido a su bebé recientemente, aquí van algunos consejos que sí que resultarán útiles para brindarles apoyo.

- Mantente disponible para la pareja
Ofrécete para hacer comida para ellos, arreglar servicios funerarios de ser necesario, escucharlos, invitarles a tomar un paseo tranquilo... Crea acciones que los haga sentirse un poco más tranquilos, sin preocupaciones extras.

Escúchalos
No necesitas decir nada, solo déjalos desahogarse y ofrece tu opinión solo cuando te lo pidan. No busques justificaciones sin sentido o condolencias pesadas, trata de llevar una conversación donde puedan sentirse menos inquietos con ellos mismos.

- Distráelos a su tiempo
Es bueno dejar que la pareja lleve su duelo en silencio e intimidad, pero si observas que pasan demasiado tiempo encerrados, cabizbajos o desanimados, intenta hacer algo para animarlos. Detalles sencillos y dulces que les hagan saber tu cariño, como paseos por el parque, caminatas en la tarde, una tarde de postres o una cena ligera.

- Busca consejos
Nos puede pasar que no tenemos la más mínima idea sobre qué decir o hacer, por ello visita páginas web especializadas y mira los testimonios de otras parejas o de sus allegados para tener un norte un poco más claro. Puedes incluso sugerir a la pareja que visiten estas páginas o se unan a grupos de superación.

A veces la ayuda terapéutica es lo que ellos necesitan y si se sienten inclinados a ello, anímalos a que tomen terapia. Enfócate en encontrar cosas positivas que los ayuden a su propio ritmo y sin presiones.

Puedes leer más artículos similares a 9 frases que nunca debes decir a una pareja que ha perdido a su bebé, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.