12 divertidos juegos para que niños y perros estrechen sus vínculos

Con estas actividades conseguirás que el niño sea responsable con su mascota

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Hay un montón de actividades que pueden hacer juntos los niños y los perros, así que si eres madre o padre, tienes perro y buscas juegos para que se diviertan en la calle o en casa y a ti te dé tiempo a terminar el trabajo, hacer la comida, recoger o tomarte un café, tira de las maravillosas ideas que aquí te mostramos. ¡Ves sacando la cámara de fotos porque todas te parecerán adorables!

Actividades divertidas para niños y perros con las que se unirán aún más

juegos para perros y niños

Si trabajas en casa ya te habrás dado cuenta que eso de estar sentada mucho rato seguido es misión imposible: tu peque quiere agua, el perro quiere que le abras la puerta; cuando uno tiene hambre el otro, a los dos minutos, quiere su juguete favorito y así cada dos por tres.

Eso por no hablar de cuando salís de paseo, tu perro se pone a correr tras tu hijo para jugar con él sin que este le haga el menor caso. Pues bien, como suele ocurrir con todo, en este caso la cosa también se puede solucionar con algo tan sencillo como proponerles unos juegos o actividades para que hagan juntos. ¡Estarán más unidos que nunca!

1. Nos damos un baño juntos
Si tu perro es pequeño, le encanta el agua y adora estar un rato sentado tranquilamente, lo que puedes hacer es ofrecerle un relajante baño de agua caliente para él y tu hijo. Se lo pasarán muy bien y además tu niño tendrá la responsabilidad de cuidar de él durante un rato.

2. Peinamos a la mascota
Como te iba diciendo, tener una mascota es algo maravilloso pero también supone una gran responsabilidad, así que, para que tu hijo lo vea y, de paso, se entretenga, le puedes encomendar tarea sencillas como, por ejemplo, que sea él quién peine al perro cada vez que le haga falta. ¡Seguro que a los dos les gusta mucho!

3. Jugamos a la pelota
Para cuando salgáis de paseo, acuérdate de llevar una pelota pequeña y, cuando paséis por una zona sin mucha gente, jugar a lanzarla para que vuestro perro la recoja. Esta actividad tan típica es otra gran idea para que tu hijo o hija se lo pasen pipa jugando con su perro.

4. Montamos un sesión de ejercicio y muestra de agilidad
Esto es mejor hacerlo al aire libre pero, si tenemos cuidado, también podemos montar la sesión de gincana en casa. Como ya te habrás dado cuenta, se trata, ni más ni menos, que de poner unas cuantas pruebas de obstáculos: saltar, rodear, correr, hacer la voltereta, sentarse justo al pasar por un punto... para que hagan por turnos o a la vez perro y niño. ¡Hasta tú querrás participar!

5. Dibujamos un mapa de los lugares favoritos
¿Cuáles son los sitios favoritos de tu mascota en casa? ¿y en la calle? Espera, no me respondas todavía, mejor dile a tu pequeño que observe bien para descubrirlos y que, una vez los tenga todos, los anote en un papel y haga una especie de mapa con ellos. Puede colocar juguetes al perro en dichos lugares para que a este le resulte más divertido aún.

6. Le enseñamos trucos que solo él puede hacer
Otra cosa que seguro le encanta a tu hijo será la de enseñar divertidos trucos a su perro. Ponle las normas que creas oportunas para que ninguno se pueda hacer daño y permite que dé rienda suelta a su imaginación. ¡Te vas a sorprender con el resultado!

Estos juegos son perfectos para que tu hijo haga con vuestra mascota

actividades niño y mascota

Los planes en familia también incluyen al cachorro, por eso, no está de más que dediques un poco de tiempo a poner en marcha las ideas de juegos y actividades que aquí te proponemos. Verás que los lazos se estrechan, que el buen humor hace acto de presencia y que tus hijos, además de divertirse, se vuelven mucho más responsables.

7. Leemos un cuento a nuestro perro
Los perros adoran que pasemos tiempo con ellos. Los niños, muchas veces, necesitan de público cuando leen, cantan o bailan, así que tenemos la actividad perfecta. Vuestro perro prestará toda su atención mientras que el peque de la casa lee una historia, canta una canción o representa una obra de teatro.

8. ¡Ahora toca dibujar a nuestro perro!
A qué niño o niña no le encanta dibujar, ¿verdad? Pues, cuando te diga que está en busca de ideas, no te lo pienses más y proponle que dibuje a vuestro querido perro. La misión se convertirá en todo un reto pues tendrá que lograr que se esté quieto durante un ratito.

9. ¿Y si hacemos un juguete para él?
Primero tenemos la manualidad de hacer con los niños una pelota, un lazo o algo similar que a nuestra mascota le sirva como juguete y, después, disfrutaremos de lo lindo jugando con él, ¡ten por seguro que se va a convertir en su favorito!

10. Echamos un partido de fútbol
Si a tu perro le encanta jugar con la pelota, podrías probar con el fútbol. Tu hijo tendrá la oportunidad de trabajar en sus habilidades de regate y al cachorro le encantará perseguir la pelota. El resultado es que todos se lo pasan en grande y a la par que hacen ejercicio.

11. Una ronda al escondite
Que sí, que sí, que un perro puede jugar al escondite, ¡solo tenemos que enseñarle! Vale que habrá golosinas de por medio como premio e incentivo, pero verás merece la pena.

12. Creamos pompas de jabón
Y, como última idea, una que puedes hacer en la calle o en el patio de casa. Lanzas unas cuantas pompas de jabón, tu hijo y tu perro tendrán que explotar cuantas más mejor. Te lo advertimos, no querrán parar en toda la tarde.

Puedes leer más artículos similares a 12 divertidos juegos para que niños y perros estrechen sus vínculos, en la categoría de Mascotas para niños en Guiainfantil.com.