Originales ideas para organizar una gincana con los niños en casa

Valores que los niños pueden aprender en casa a través de este juego competitivo tan divertido

Miguel Domínguez Palomares

Hay momentos en los que no podemos salir de casa y las ideas o recursos para entretener a nuestros hijos se agotan. Os propongo un juego para el que no se necesita mucho, tan solo una buena dosis de imaginación y ganas de aventura. Se trata de la gincana o búsqueda del tesoro. Una nota en blanco pegada en la puerta del armario al fondo del pasillo puede ser el inicio del juego. ¿No sabes por dónde empezar? Aquí tienes originales ideas para organizar una gincana con los niños en casa.

Beneficios de montar una gincana con niños por toda tu casa

organizar gincana en casa con niños y la familia

La gincana es uno de los juegos más divertidos y que más emoción provocan en los niños, que más los entretienen y con el que se puede trabajar una cantidad de valores y aspectos educativos muy interesantes. Además no se limita a ningún espacio por lo que se puede jugar dentro de nuestra propia casa.

- Desarrolla la inteligencia
Dependiendo de la edad de nuestros hijos se pueden diseñar diferentes pruebas para que todos participen en función de su nivel: resolver diferentes problemas matemáticos, descifrar un acertijo o adivinanza, decir un trabalenguas, traducir un mensaje en inglés u otro idioma…

- Favorece el trabajo en equipo y la coordinación
Este juego lleva implícito un claro mensaje de trabajo en equipo y coordinación. Puede que para esta cuestión los adultos tengan que prestar algo de ayuda al principio, ya que de lo que se trata es que todos participen, superen pruebas en función de su nivel y se diviertan. Los participantes de mayor edad pueden ayudar con indicaciones a los más pequeños, siendo éstos quienes tengan que resolverlo por sí mismos (el adulto también puede regular).

Se puede, además, establecer turnos en la resolución de pistas para garantizar que todos participen. Es importante, en este sentido, respetarlos, y más aún, acatar la decisión que el jugador de ese turno haya tomado. Fallar no es un problema, es una nueva oportunidad para revisar lo que se ha hecho mal y remediarlo, circunstancia de la que todos deben sacar un aprendizaje.

- Fomenta la inclusión e igualdad
El trabajo en equipo, la coordinación y el respeto, que son la base de este juego, garantizarán la inclusión de todos, es decir, se tendrán en cuenta las capacidades de los diferentes participantes, las edades y el sexo. El desarrollo del juego hará ver a los niños que sus destrezas son buenas para resolver determinadas situaciones que se plantean; en cambio, habrá momentos en que fallen o sean otros compañeros, más hábiles en esa cuestión concreta, quienes las resuelvan. Todos, cuentan, porque en la suma de esfuerzos radica el éxito del equipo.

- Ayuda a la flexibilidad mental y concentración
La capacidad que tiene este juego para el factor sorpresa (que van ofreciendo las pistas), para la intuición, la deducción y la improvisación son únicas. Se pueden dar instrucciones en donde los participantes tengan que razonar, deducir, poner en funcionamiento su pensamiento abstracto y dar mucho sentido a la imaginación. Tienen que estar muy concentrados en todos los detalles puesto que cualquier palabra, dibujo o signo puede esconder, tras de sí, una pista que permita avanzar en la partida. Sorprenderlos para que tengan que pensar de manera diferente, es un objetivo que los niños trabajan y les sirve para activar su mente.

- Repercute de manera positiva en la autoestima y el afán de superación
Obviamente la calidad del juego también está en darle una dosis de complejidad. Se pretende, en este sentido, que aumente la capacidad de superación del niño ante pruebas que son algo más complejas de lo habitual o que se le presentan de una forma diferente a la que están acostumbrados, menos clara, más abstracta. Aún así, el propio desarrollo del juego, les tiene que dar la posibilidad de avanzar para reforzar su autoestima y proporcionarles la satisfacción necesaria para jugar en futuras ocasiones.

Tipos de gincanas que puedes organizar en casa con los niños

tipos y variedades de gincana

Y llega el momento de ponernos a jugar. ¿Quieres conocer variedades de gincanas que puede hacer con tus hijos por toda la casa? Quizá una de las más habituales sea la de ir encontrando notas repartidas por toda la casa. Descubrir una te lleva a la siguiente, y así, se continúa hasta dar con el premio o tesoro final. Es más divertido y más interesante, si en vez de indicar directamente el lugar donde está escondida la siguiente pista, los niños, lo averiguan mediante la deducción.

Otra variedad sería aquella en la que los niños han de ir descubriendo las diferentes partes de un mapa donde se indica el lugar en el que está escondido el tesoro. Para ganar cada una de las partes y armar el mapa habrán de resolver, como se ha indicado anteriormente, problemas de lógica o matemáticas, acertar las capitales de diferentes países que se propongan, construir un puzzle o rompecabezas en un tiempo determinado, decir un trabalenguas sin equivocarse, descifrar una adivinanza...

Otros tipos de gincanas son las orientadas a superar retos físicos y de habilidad como buscar la pista oculta en una serie de globos que se han de explotar (se esconde la pista en uno, mientras que el resto, están llenos de harina, agua u otras sustancias); hacer un circuito de habilidad con un huevo cocido en una cuchara sujeta con la boca, pelar una manzana sin que se parta la cáscara, etc.

En definitiva una buena oportunidad para quedarse en casa y participar en familia en un juego en el que los grandes organizan, los pequeños juegan y todos disfrutan.

Puedes leer más artículos similares a Originales ideas para organizar una gincana con los niños en casa, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.