Ideas para organizarse con un bebé y dos hijos pequeños sin estrés

Con un poco de previsión y planificación, la vida de las familias numerosas será más fácil

Aunque ya sois familia numerosa y con el tercer hijo ya no os agobiareis tanto (o eso se supone), siempre conviene saber cómo podéis organizaros mejor. Es verdad que ya no tenéis que hacer tantas compras, pues os sirven los objetos que han utilizado antes los hermanos, también sabéis lo que es la crianza, las noches sin dormir y lo que le pasa al bebé cuando llora, pero aquí os dejamos algunos consejos para gestionar mejor el tiempo, que todos los hermanos se sientan atendidos y queridos por igual y que tú no entres en pánico. Ideas para organizarse con un bebé y dos hijos pequeños.

Trucos para organizarse con un bebé y dos hijos pequeños

tres hijos pequeños y una madre

Las estadísticas hablan de que la natalidad está descendiendo en todo el mundo, pero las familias con tres hijos siguen existiendo y para ellas va dedicado este post. 

- Planificad
Con tres hijos en casa la planificación cobra más sentido que nunca. Con planificar nos referimos a que te hagas un planning de las tareas que hay que hacer. Puedes hacerlo con lápiz y papel, en tu teléfono, en la tableta o incluso en una pizarra decorativa que tengas a la vista en la casa. Puedes programar lo que vais a comer durante toda la semana, las citas al pediatra, los cumpleaños de los amigos de tus hijos o lo que necesitas comprar. Dejándolo por escrito lo recordarás. Si lo escribes en dispositivos móviles, añade una alerta que te avise un día antes y una hora antes.

- Cocinad para toda la semana
El domingo es un día perfecto para planear el menú semanal. Haz purés y platos que aguanten al menos tres días en la nevera. Practica el llamado batch cooking, que es cocinar del tirón para toda la semana. Puedes ocupar a la vez una sartén, el horno y una olla. Puedes cocinar a la vez así legumbres y verduras que sirvan de acompañamiento. Además, hay cosas que puedes congelar.

- Haz que tus hijos interactúen entre ellos
Es fundamental que cuando nazca el bebé impliquemos a los hermanos y les demos responsabilidades. Esto les hará sentirse importantes. Es bueno que los niños interactúen entre ellos para que no haya celos. Debes transmitirles que tienen que ser muy cuidadosos con el bebé, pero que os pueden ayudar en muchas cosas. Y aunque les hables de las ventajas de ser mayor y de poder hacer más cosas por ello, mímales mucho y que no tengan que ser todo el rato los hermanos mayores, ¡echarán de menos ser también pequeños! No todo van a ser exigencias.

[Leer más: Consejos Montessori para tratar los celos entre hermanos]

- Repartid las tareas
A menudo perdemos mucho tiempo en ir toda la familia a la compra o al médico. A partir de ahora es mucho más eficiente que os repartáis las tareas dentro y fuera de casa. Si uno va a la compra, el otro puede llevar a los niños de paseo. Si uno hace la cena, el otro puede ir bañando a los hijos.

- Usad una hamaquita o un gimnasio de actividades
Hay dos objetos que te van a ser muy útiles: la hamaquita y el gimnasio de actividades. Puedes poner al bebé ahí mientras los otros hermanos juegan. Estará entretenido mirándolos y tú podrás tener las manos libres por un rato. Y, por supuesto, súmate al porteo.

Más ideas para la organización y planificación en las familias numerosas

organizarse en familia

Estos consejos van destinados a los padres y a las madres porque en la familia ambos roles tienen el mismo peso. ¿Quieres más ideas para que la maternidad y la paternidad no os supere si tenéis dos niños y acaba de llegar a la familia un tercero?

- Leed un cuento a todos
Si queréis que los tres hermanos estén entretenidos a la vez, hay una fórmula que no falla: la lectura. El bebé aún no se enterará de la historia, pero podéis hacer aspavientos con las manos, cambiar de tonalidad y utilizar onomatopeyas, ¡veréis cómo pondrá atención a lo que está oyendo! Las actividades en las que participáis todos unen a toda la familia.

- Aprovechad el fin de semana para hacer limpieza a fondo
No te obsesiones con la limpieza. El atender al bebé no te dejará mucho tiempo para tener la casa impoluta. Lo mejor es que os organicéis para hacer limpieza a fondo en el fin de semana. ¡No te queda más remedio que rebajar tus expectativas en este sentido!

- ¡Organizad salidas al parque!
El parque es un plan que permite que todo el mundo disfrutar. Los hermanos pueden jugar en los columpios y conocer nuevos amiguitos, mientras el bebé pasea en su sillita y vosotros podéis conversar con otros padres o incluso leer un libro.

- Cread rutinas
Ya sabes que las rutinas funcionan. Haced las mismas cosas a las mismas horas. Los hijos necesitan previsión. Repetid los mismos rituales, esto les aportará seguridad. Saben que después del baño irá la cena y después el cuento. Estas repeticiones de actividades les ayudarán a dormirse pronto y así ¡también tendréis tiempo para ver una serie!

- Aceptad toda ayuda
Ya venga de una amiga, unos vecinos o los abuelos, di que sí. No tenéis que ser todo el rato unos padres abnegados. La falta de sueño y el cansancio harán mella en vosotros si no os dedicáis algo de tiempo libre. Aprovechad para salir un día a cenar juntos y desconectad de pañales y biberones.

- Apuntad a los mayores a extraescolares
Las actividades extraescolares de los hermanos mayores os permitirán tener unas horas libres. Haz que coincidan las clases de ambos. Además, en ese tiempo vuestros hijos pueden forjar una vocación, hacer deporte, trabajar en equipo y aumentar su autoestima.

Puedes leer más artículos similares a Ideas para organizarse con un bebé y dos hijos pequeños sin estrés, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: