La original idea de un niño que busca ayuda para hacer los deberes

Consejos para apoyar a los niños con las tareas escolares

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Los problemas de matemáticas pueden traer de cabeza a muchos niños, y es que cuando se pasa la barrera de sumar y restar y se comienzan con las multiplicaciones y divisiones o las fracciones todo se complica. Y si no que se lo digan a un niño americano que, ante la duda de una ecuación, no se le ocurrió otra cosa que llamar al número de emergencia de su país  ¿Quieres saber cuál respuesta de la persona que le cogió el teléfono para ayudar a este niño con los deberes? ¡Divertida, original y muy cariñosa! 

Un niño llama a la policía buscando ayuda para hacer los deberes

ayudar al niño con los deberes

Imagínate que trabajas como policía en tu ciudad y que estás destinada al servicio de llamadas, donde recoges las distintas emergencias que se pueden producir, y pasas nota a tus responsables para que acudan a atender a la persona que tiene una necesidad, un problema o una urgencia. 

Imagina ahora que en medio de tu jornada laboral, descuelgas el teléfono y al otro lado escuchas la voz de un niño que tiene "una emergencia". Parece el argumento de una película americana, ¿verdad? pero no, ¡es un hecho real! ¿Quieres saber cómo sigue la historia?

Un niño llamó al 911, teléfono de emergencias en Estados Unidos, para pedir ayuda. Había tenido un mal día en el colegio. La policía que lo atendió, en lugar de colgarle o ignorarle, intentó prestarle la atención que el pequeño necesitaba. "¿Qué ha pasado para que hayas tenido un mal día en el colegio?", le preguntó. Y su respuesta fue la que quizás muchos niños de hoy en día darían: "Tengo muchos deberes que hacer, sobre todo de matemáticas". 

Antonia Bundy of Lafayette, nombre de la operadora, pronto empatizó con el pequeño y decidió echarle una mano con sus problemas: una suma de fracciones 3/4 + 1/4. El pequeño obtuvo la solución a este ejercicio de matemáticas y terminó pidiendo perdón por haber utilizado el número de emergencias para este fin. "Perdón por haber llamado, pero realmente necesitaba ayuda. ¡Estaba desesperado!". 

La policía admite que las ganas de ayudar al pequeño fueron muy grandes, porque fue como volver a su niñez cuando ella también tenía problemas con las tareas escolares, pero reconoce que los niños no deben llamar al número de emergencias de su ciudad para pedir ayuda con los deberes. 

Cómo ayudar a los niños con los deberes escolares

como ayudar al niño con los deberes

Muchas veces los niños tienen dificultades con los deberes, pero no se atreven a pedir ayuda. Y aunque son pocos los casos que se producen como el que te hemos contado, sí que es cierto que como padres tenemos que apoyarles en esta tarea. No consiste en hacerles los deberes, pero sí en ofrecerles herramientas para que los resuelvan con las menores dificultades posibles. Como padres, ¿qué podemos hacer para ayudar a un niño con los deberes

- Crear un ambiente adecuado
Es bueno que el niño tenga una "rutina" a la hora de hacer las tareas del colegio. No es tanto que siempre las haga a la misma hora, porque eso dependerá de las extraescolares que tenga, sino que tenga su sitio habilitado para ello: en su habitación, con su propio escritorio y una luz adecuada. 

- Ofrecerles los materiales que necesite que hacer los deberes.
¿Que tiene que hacer un collage? Tijeras y pegamento. ¿Que debe dibujar algo? Folios y papel. Y así con el resto de tareas. 

- Estar presente
A lo largo de su tarea, el niño puede tener dudas en cuanto al objetivo de la misma o, a veces, no entender muy bien el enuncio del ejercicio. Ahí puedes tú echarle una mano, pero recuerda, no tienes que darle la respuesta, ¡solo ayudarle a que por sí mismo la encuentre!

- Hablar con los profesores
Establecer una correcta comunicación con el profesor de tu hijo también es importante para saber cómo está siendo el desarrollo del pequeño a lo largo del curso escolar y para detectar alguna posible dificultad de aprendizaje.

- Enseñarle técnicas de estudio
Hay que hacerle entender al niño que no consiste en memorizar las cosas; lo que tiene que hacer es comprender los conceptos. Para ello, hay distintas técnicas de estudio como hacer esquemas o preparar resúmenes. 

- Darle ánimos
El apoyo que los padres les prestamos a nuestros hijos en casa es crucial para que la tarea de hacer los deberes no se convierta en algo negativo. Por eso debemos animarle y motivarle a que sea constante para, así, acabar el curso sin ninguna asignatura pendiente que le arruiné el verano. 

- Apoyarle
Puede darse el caso de que el niño necesite un refuerzo extra. Buscar un profesor particular puede ayudarle a mejorar mucho. 

- Observándole
Apoyarle, animarle pero también observarle y, sobre todo, no forzar. Si vemos que el niño está cansado o no se concentra, ¡que se tome un descanso! No sirve de nada que esté sentado frente al libro si no lo va a aprovechar. Comer algo o salir a que le dé el fresco, puede hacerle coger fuerzas.