Riesgos evitables de las piscinas hinchables y desmontables para niños

Medidas de seguridad a segur si tus hijos juegan en una piscina inflable de plástico

Beatriz Martínez

Las piscinas inflables de plástico, esas portátiles que se suelen poner en los jardines, terrazas o patios, son un entretenimiento perfecto para que los niños disfruten en los días de calor sin salir de casa. No obstante, hay que prestar atención para evitar posibles riesgos. Si tú también estás pensando en apostar estas vacaciones por las piscinas hinchables para niños, no dejes de informarte antes de todos los peligros a evitar. ¡Toda precaución es poca!

Las piscinas inflables son cada vez más populares entre los niños

Los peligros de las piscinas hinchables y desmontables para niños

Las piscinas hinchables o desmontables son un pasatiempo cada vez más extendido hoy en día, no hace falta más que poner el oído para darse cuenta de que cada vez más niños tienen una en casa. Son un buen complemento para las vacaciones de verano o simplemente nos ayuda a refrescarnos en los días de calor.

Se trata de un juego perfecto para ellos: no pasan calor, disfrutan a lo grande, se entretienen horas y horas sin ni siquiera salir de casa y permite un montón de actividades acuáticas como pescar patitos de goma, flotar, sumergirse...

Ahora bien, como suele ocurrir con estas cosas, los padres debemos tener el mismo cuidado como si de una alberca convencional se tratara. Cualquier juego en el que se incluya el elemento del agua debe ser centro de nuestra atención. Por muy pequeña que sea la piscina de plástico que compremos y por muy poca agua que tenga, la supervisión de los adultos es imprescindible para evitar ahogamientos, resbalones, problemas de higiene, etc.

Los peligros de las piscinas hinchables y desmontables para los niños

Medidas de seguridad en las piscinas inflables

Por lo tanto, estos son algunos de los riesgos que no debemos ignorar a la hora de comprar una de estas piscinas portátiles.

1. Peligro de ahogamiento
Por desgracia cada año mueren muchas personas por ahogamiento en las piscinas, algo que también sucede en las piscinas pequeñas desmontables.

Según recientes estudios como el publicado en la revista Pediatrics 'Pediatric Submersion Events in Portable Above-Ground Pools in the United States, 2001-2009', son necesarios tan solo dos minutos para que se ahogue un niño en la alberca. Los investigadores destacaron en dicho estudio que en el 94% de los casos de ahogamiento en piscinas hinchables o desmontables estaban involucrados niños menores de cinco años. Sin duda un dato que da mucho en qué pensar, ¿no te parece?

2. Falta de accesibilidad a las herramientas de prevención de ahogamiento y excesiva confianza
La falta de accesibilidad a las herramientas de prevención de ahogamiento son otro peligro de este tipo de piscinas 'caseras'. Muchas veces se suelen poner alrededor de las mismas vallas o cubiertas lo que hace que sea complicado poder llegar a tiempo a socorrer en caso de accidente. Por otro lado, está la excesiva confianza de que no pasa nada, es esa falta de supervisión la que nos puede dar más de un susto.

3. Escasa seguridad
Hay que destacar también que en ocasiones nos olvidamos por completo de las medidas de seguridad básicas como pueda ser tener cerca el botiquín o conocer las técnicas de socorro necesarias en el caso de ahogamiento, corte o herida o fractura por golpe. Cuanto más preparados estemos en cuestión de primeros auxilios más pronto vamos a poder ayudar a nuestros hijos y más seguros nos vamos a sentir todos.

Precauciones en las piscinas de plástico para niños

4. El peligro de instalar una piscina hinchable en un lugar de la casa que no está preparado para ello
Son tantas las ganas que tenemos de darnos un chapuzón que en ocasiones nos lanzamos a la aventura sin ni siquiera comprobar si la terraza de nuestra casa está en verdad preparada para albergar una piscina de este tipo.

El Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Tarragona (COAATT) hacía un comunicado para alertar del peligro de instalar piscinas desmontables o portátiles: 'en zonas de la casa que no están preparadas para soportar tanto peso'. No solo nos llevaríamos el gran susto de ver que los cimientos ceden sino que, además, si no contamos con el certificado correspondiente de resistencia en el caso de que la piscina tenga una capacidad considerable, nos exponemos a una multa económica.

5. No usar manguitos y flotadores
¿También se tienen que poner manguitos o flotadores cuando están en la piscina de plástico? Pues sí. Tendrán que llevar este tipo de protección los niños más pequeños y los que son más mayores si el agua les llega por la rodilla o no saben nadar bien. En el caso de los bebés recuerda que, además de ponerles flotador o manguito, deberán estar siempre al lado de un adulto responsable.

6. No limitar el acceso a la piscina hinchable
Otra cosa en la que debemos fijarnos es en la de limitar el acceso a la piscina. Tú les puedes decir a los niños que la hora de disfrutar del chapuzón es esta o aquella pero ellos, que son traviesos por naturaleza, pueden saltarse la norma y es ahí donde se esconde el peligro. Mucho ojo con dejar la zona en la que esté ubicada la piscina con fácil acceso para los niños.

Medidas de seguridad para el uso de las piscinas portátiles de plástico

Los riesgos de la piscina de plástico para niños

¿Qué podemos hacer para que los niños puedan disfrutar un baño tranquilo? Pues, como ya te puedes imaginar, las medidas de seguridad a seguir son estas:

- No dejes a los niños pequeños solos en la piscina hinchable.

- Tampoco permitas que el mayor se quede al cuidado del pequeño, podría distraerse.

- La piscina portátil que compres que sea de calidad, averigua los materiales de los que está hecha, la capacidad que tiene, si se puede poner en la terraza o si por el contrario no soportaría el peso... Cuanto más atado lo tengas todo menos imprevistos van a surgir.

- Revisa el estado de tu piscina hinchable cada pocos días, en el caso de que algo se haya deteriorado no dudes en arreglarlo cuanto antes.

- Cambia el agua cuando corresponda, aquí es el fabricante el mejor que puede informarte de el tiempo que debe transcurrir antes de que tengas que vaciar y llenar de nuevo. Piensa que una piscina con agua sucia es una fuente de virus y bacterias. Si se trata de una piscina con poca capacidad, vacíala y déjala secar después de casa uso, o cada segundo día. Si es una de gran tamaño pon en funcionamiento los filtros o los sistemas de desinfección, sobre todo si se han bañado niños pequeños que usen pañal de agua.

¿Disfrutar de las piscinas hinchables y desmontables este verano? Por supuesto que sí, pero con todas las precaucione y medidas de seguridad necesarias.

Puedes leer más artículos similares a Riesgos evitables de las piscinas hinchables y desmontables para niños, en la categoría de Accidentes infantiles en Guiainfantil.com.