Cuáles son las causas y los factores de riesgo del autismo en niños

Qué se sabe sobre el origen del Trastorno por Espectro Autista o TEA en los niños

María José Mas, neuropediatra

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) (autismo, asperger, etc.) es una afección neurológica infantil que se muestra durante los primeros años de vida del niño y se caracteriza por una alteración en las esferas sociales, conductuales y emocionales de la persona, en donde se ven más afectadas las capacidades de interacción, aprendizaje y comunicación. En esta ocasión nos centramos en descubrir más sobre las causas y los factores de riesgo del autismo en los niños.

Qué es y cuáles el origen del autismo en los niños

Factores de riesgo y causas del Trastorno de Espectro Autista

Según la guía 'Problemas de comunicación en los niños con TEA' (del NIH, Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos), la palabra autismo viene del término griego 'autos', que significa 'sí mismo'. Y es que se explica que los niños con un TEA suelen parecer ensimismados en sus pensamientos y tienen dificultad para comunicarse con los demás. Es necesario que un niño cumpla con tres requisitos fundamentales para que se dé el diagnóstico de TEA, los cuales son:

- Dificultades en el lenguaje y comunicación. Las cuales pueden ser cuantitativas (poco lenguaje) como cualitativas (poca eficacia en la comunicación)

- Dificultades en la interacción con las personas. Que hace referencia a complicaciones que evitan que el niño con TEA socialice con otros.

- Poseen intereses poco variados y repetitivos, incluso cayendo un poco en la obsesión por ese interés, es decir, que hacen algo infinitas veces y con persistencia.

Causas y factores de riesgo del Trastorno del Espectro Autista

El origen del autismo en los niños

No existe un origen conocido que explique el surgimiento del Trastorno del Espectro Autista en los niños, lo más aproximado que existe es el riesgo hereditario que puede suceder si existen antecedentes familiares significativos, bien sea por medio de un familiar directo (abuelos, tíos, hermanos o padres) o por un familiar lejano, que forman parte del espectro o tuvieron sintomatologías y rasgos muy similares al autismo.

Sin embargo, el escenario más común donde se puede ver el autismo en niños suele darse en pequeños que han tenido problemas de índole precoz en el neurodesarrollo, como es el caso de los niños que nacen prematuros (siendo este un factor significativo en el desarrollo del TEA). También puede suceder el mismo caso con niños que han tenido una infección, traumatismo o accidente vascular cerebral muy temprano.

En resumen, cualquier situación que incide de manera negativa en el desarrollo sano del cerebro, puede considerarse un factor de riesgo del autismo. Y es que esto podría favorecer la aparición del Trastorno del Espectro Autista, entre el que se habla de autismo, o cualquier otro Trastorno del Neurodesarrollo.

Consejos para acompañar y estimular a los niños con TEA

Ideas para estimular a los niños TEA o con autismo

Los niños con autismo pueden tener un desarrollo funcional y normal en su entorno, siempre y cuando se le brinden diversas estimulaciones y herramientas acordes a su nivel de incidencia. Por lo que aquí te dejamos una serie de tips para que puedas ayudarles.

1. Buscar apoyo
Siempre es importante contar con la asistencia de un equipo de profesionales para guiar a los padres en las formas adecuadas de estimular el desarrollo de un niño con TEA. Entre ellos se incluyen psicopedagogos, psicólogos infantiles y educadores especiales, así como otros profesionales según su condición personal.

2. Ayúdales a tener una rutina
Los niños con autismo aman seguir patrones específicos para actuar. Aunque pueda parecer un comportamiento compulsivo-obsesivo, esto les ayuda a disminuir el estrés y mantener un orden sencillo que seguir. Así que las rutinas diarias son de gran importancia para ello, eso sí, deben ser bastante específicas y detalladas, pero una vez que la aprenden, lograrán hacerla sin ningún problema.

3. Juegos mentales
Los juegos mentales, de matemática y de lógica son muy atractivos para estos niños, así como los juegos para colorear o armar. Esto les ayuda a generar más atención y concentración en una tarea, así como resolver problemas, de igual modo puede ser una excelente manera de reducir la ansiedad o pasar un rato agradable en familia.

4. Estimula su área social
Recuerda que la idea es que tengan una vida lo más normal posible, así que las interacciones sociales deben ir incluidas. Es posible que los niños con espectro autista logren desarrollar habilidades básicas de socialización, para ello es importante crear eventos donde tenga que interactuar con otros niños de su edad.

5. Busca otras formas de comunicación
Si el niño tiene problemas graves de lenguaje, es necesario buscar alternativas de comunicación para que este pueda expresarse con los demás y que no se retraiga. Para ello se puede hacer uso de lenguaje de señas, pictogramas, teclados virtuales, comunicadores portátiles, etc.

6. Anticipar situaciones
Como los niños con autismo se aferran a un patrón de seguimiento estricto, es necesario que se les notifique con anterioridad sobre algún cambio que vaya a ocurrir en su vida, esto con la finalidad de evitar que generen ansiedad o estrés.

7. Trabaja sus emociones
Este punto es de gran relevancia pues los niños con espectro autista tienen dificultades para expresar y controlar sus emociones, lo cual puede agotarlos o irritarlos, así como identificar las emociones de los demás. Así que cuenta con apoyo profesional para que te dé las mejores herramientas para abordar sus necesidades emocionales.

Puedes leer más artículos similares a Cuáles son las causas y los factores de riesgo del autismo en niños, en la categoría de Autismo en Guiainfantil.com.