Guía sobre cómo reaccionar cuando el niño se golpea un diente

Peligros y consecuencias de que el niño sufra un traumatismo dental durante la infancia

Andrea Cardozo

Grandes y chicos, ¡a todos nos ha pasado alguna vez! Un golpe en uno o varios dientes es una situación frecuente cuando estamos en la infancia. Generalmente ocurre por situaciones fortuitas, pero las consecuencias dependerán del impacto. Te presentamos una guía sobre cómo reaccionar cuando el niño se golpea un diente.

¿Qué hacer si el niño se golpea un diente?

golpes en los dientes

Gatear, correr solos, caminar, saltar o perseguir una pelota son actividades comunes que realizan los bebés y niños pequeños. Desconocen el peligro, sus movimientos locomotores aún no están bien coordinados y sus reacciones son lentas, por lo que estas simples actividades llevan consigo el riesgo de algún traumatismo dental.

Sea en un diente temporal o en uno permanente, siempre debemos darle la mayor atención a todo traumatismo dental. Los temporales están estrechamente relacionados con los permanentes, ya que estos están en formación dentro del hueso de las mandíbulas. Una lesión a corta edad en los dientes temporales puede reflejarse en los dientes permanentes, en manchas blanquecinas o deformación de la corona.

Sé que es un momento que puede crear ansiedad y desesperación para el niño y la mamá, pero mantener la calma puede hacer una gran diferencia. Evalúa la situación, ¿qué tenemos?, ¿el diente sigue en la boca?, ¿está flojo?, ¿sigue pegado a la encía y solo está roto?, ¿el diente se cayó?

Si el diente está flojo

Llama al odontopediatra y reserva cita lo más cercana posible. Puede ser necesario hacer una radiografía para evaluar si hay daño en un nervio o en la raíz. Mientras tanto, ofrece al niño dieta blanda.

Si el diente está roto

En caso de que el diente esté roto o se haya caído, actuemos siguiendo las recomendaciones de la Asociación Internacional de Traumatología Dental: encuentra el pedazo de diente que falta y acude inmediatamente al odontólogo, el pedazo de diente puede ser pegado.

Si el diente se cayó

En este caso, deberás seguir las siguientes pautas:

- Encuentra el diente y tómalo por la corona, que es la parte blanca (lo que observas cuando el niño sonríe).

- Colócalo de inmediato en el puesto que le corresponde.

- En caso de estar contaminado, lávalo bajo un chorro de agua fría, cuidando que no se te caiga. Agrego esta recomendación importante: solo lávalo y no frotes sobre él, ya que podrías dañar las células de la raíz que son necesarias para la reimplantación del diente.

- Luego tendrás 3 opciones: Coloca de nuevo el diente en el puesto que le corresponde. Coloca el diente en un vaso limpio y cúbrelo con leche o con suero fisiológico. Si no tienes estos recursos a la mano, envuélvelo en una gasa o tela humedecida con agua. Si el niño ya está grandecito y no hay riesgo de que se lo trague, coloca el diente entre su mejilla y la encía.

- Si colocaste el diente en el puesto, es importante que el niño mantenga mordido un pañuelo, para evitar que el diente se mueva de su lugar.

- Acude inmediatamente al odontólogo (no debe pasar más de 2 horas).

Cuidados bucales luego del traumatismo y posibles consecuencias para los niños

cuidados para traumatismo dentales

Un traumatismo dental siempre debe ser considerado con carácter de urgencia y recibir tratamiento a la brevedad. El odontopediatra es el profesional idóneo para indicar el tratamiento a seguir de acuerdo a su evaluación.

En caso de fractura de un diente temporal, es probable que solo sea necesario suavizar los bordes de la fractura, aunque seguramente cambie el color de su esmalte a amarillo o negro y haya movilidad temporal en la pieza. Por tanto, es recomendable hacer seguimiento odontológico hasta que sea reemplazado por el diente permanente.

De manera general, resulta conveniente que, durante los días siguientes al traumatismo, le ofrezcas al niño una dieta blanda y libre de cítricos, para facilitar su masticación. Así mismo, cepillar sus dientes con un cepillo suave luego de cada comida.

La pérdida total o parcial de la pieza dental es una consecuencia muy probable ante un traumatismo dental, lo cual puede venir asociado a diversas alteraciones bucales. Con ello puede iniciar una maloclusión pero también puede ocurrir que sus dientes vecinos comiencen a moverse de su posición original (ahora que tienen más espacio), lo que disminuye el espacio para la salida del diente permanente, generando malposiciones dentarias y apiñamientos, entre otros.

La pérdida prematura de alguno de los incisivos, además del efecto estético, también afecta el desarrollo fonético del niño cuando este está comenzando a hablar. Recordemos que durante la infancia la boca también está en constante desarrollo, por lo que puede ser necesario que el tratamiento de un traumatismo dental vaya más allá de la atención del momento, y deba implicar un proceso de acompañamiento multidisciplinario considerando la evolución en el niño.

¿Cómo prevenir los traumatismos dentales en los niños?

prevenir golpes en los dientes de bebés y niños

Sabemos que la ocurrencia de un traumatismo dental es fortuita, sin embargo, podemos tomar algunas precauciones, principalmente en las actividades más riesgosas que realizan los niños, entre ellas:

- No utilizar andadores en los bebés.

- Vigilar y eliminar los obstáculos del camino del bebé, sobre todo cuando está iniciando a caminar.

- Colocar alfombras antideslizantes en las duchas de los niños y en los espacios de juego de los más pequeños.

- Enseñar a los niños a jugar de manera respetuosa, sin empujarse ni golpear a los compañeritos y no tirarse del columpio aún en movimiento.

- Utilizar las escaleras de la piscina para salir de ella.

- Usar protector bucal durante las prácticas deportivas.

Puedes leer más artículos similares a Guía sobre cómo reaccionar cuando el niño se golpea un diente, en la categoría de Cuidado dental en Guiainfantil.com.