Si tu hijo está aprendiendo a hablar, no cometas estos 8 errores comunes

Problemas en el habla de los niños que deben ser consultados con un logopeda - Errores de los padres en el lenguaje infantil

Laura Ramos
Laura Ramos Periodista
Revisado por Viviana Castro, Fonoaudióloga, el

Reconocer que el error es una oportunidad para el aprendizaje será algo que ayudará a muchos padres y cuidadores a examinar y corregir aquellas falencias que se cometen a la hora de enseñar a hablar a los niños. Por eso, te traemos 8 errores comunes que se presentan si tu hijo está aprendiendo a hablar. 

En Guiainfantil.com estuvimos hablando en un live webinar con Viviana Castro, fonoaudióloga especialista en trastornos del lenguaje, comunicación y neurodesarrollo en bebés y niños para comprender mejor cómo enseñar a nuestros hijos a hablar.

8 errores al momento de enseñar a hablar a los niños

Errores al momento de enseñarles a hablar a los niños

1. Limitar nuestras pláticas con el bebé porque pensamos que no nos entiende

Uno de los errores que se cometen al enseñar a hablar a los niños es el usar pocas palabras con ellos o no hablarles mucho porque creemos que al ser pequeños no nos entienden y por esto muchos adultos y padres llegan a pensar ¿para qué comunicarme con el bebé si no va a responder?

La adquisición de habilidades comunicativas en los bebés y niños pequeños, se desarrollan de una mejor manera cuando el niño está expuesto constantemente a un entorno de estimulación con imágenes, sonidos, pronunciación correcta de palabras y al habla y lenguaje de los demás. Al no exponerse frecuentemente a esto, le llevará más tiempo aprender a hablar y a comunicarse correctamente.

2. Contestar por el niño o hacerlo todo por él

En los tiempos actuales, la inmediatez se ha hecho parte del diario vivir y muchos padres han pretendido imponerla también en el momento de enseñarles a hablar a los niños, y lo demuestran cuando quieren que respondan rápido. Esto ha llevado a que algunos padres caigan en el error de contestar todo por sus hijos o hacer todos por ellos, evitando que los pequeños se esfuercen por aprender a comunicarse y expresarse.

Sí, es comprensible que en ocasiones requieras que tu hijo responda pronto, para ello, no lo afanes, sino que anticipa sus respuestas hablándole con antelación de la decisión que debe tomar. 

Por ejemplo: llevarás a tu hijo a la pastelería y quieres que él escoja lo que va a comer, pero sabes que al llegar allí, (probablemente por tanta sobreestimulación visual) vaya a demorar en tomar una decisión, y si a eso, le sumas que estás haciendo fila para realizar el pedido, donde probablemente las personas que estén detrás de ti no van a ver con agrado tu demora, la suma de estos factores hará que te llenes de presión, la cual también se la vas a transmitir al pequeño, terminando en una escena probablemente de llanto por parte del bebé y enojo por la tuya. Entonces, ¿qué hacer?

Tiempo antes háblale a tu hijo a dónde irán y lo que quieres de él, - Cariño, iremos a la pastelería pronto, ve ir pensando que te gustaría comer para que puedas decirme o señalarle lo que quieres, para que al llegar me lo digas.

Errores en el proceso de aprendizaje del habla en los bebés y niños

3. No darles tiempo para responder o regañarles por tardar en responder

Este punto va muy ligado al punto anterior, de no tener paciencia para esperar una respuesta por parte de ellos y esta capacidad es necesaria mientras el niño aprende a hablar; sabemos que seguido a la impaciencia viene la ira, y es aquí, cuando caes en el error de regañarles porque no te contestan prontamente.

Sigamos con el ejemplo de la pastelería: hiciste el ejercicio de anticiparle el lugar a donde irían (pastelería) y le pediste que pensara en lo que le gustaría comer, pero al llegar, resulta que tu hijo aún no tiene claro lo que quiere pedir, lo miras un tanto irritado o irritada, y con un tono de voz elevado le dices cosas como:

  • ¡Pero qué pasa contigo que aún no sabes que elegir!
  • ¡Te dije que cuando llegáramos tuvieras claro lo que querías!
  • ¡No te vuelvo a traer!
  • ¡Apúrate, hay más personas detrás esperando!
  • ¡Contigo no se puede!

¿Crees que tu bebé por tu afán responderá pronto?, por el contrario, lo que conseguirás es que el pequeño se altere y comience a llorar, a hacer pataleta y probablemente se va a querer ir del lugar o te va a decir que ya no quiere nada, todo depende de cómo manejes la situación, aprende a esperar a su tiempo y no al tuyo, recuerda que es un bebé y no un adulto, por lo que su maduración en el lenguaje y en la comunicación aún es muy básica. Evita decirle palabras que lo ataquen como: lento o tonto.

4. No contestar a sus preguntas porque pensamos que son obvias o muchas

En un error que se ve en cada etapa del desarrollo del lenguaje infantil, creemos que si son grandes deben saber las respuestas, y si son bebés no tienen por qué preguntar, lo vemos de límite a límite, sin embargo, ellos no te preguntan por cansarte, fastidiarte el momento o aburrirte, sino por curiosidad. Las preguntas en los niños son muy comunes y más cuando están expuestos a situaciones, experiencias o entornos nuevos como, por ejemplo, ir a un museo, en donde surgirán dudas tales como

  • ¿Y cómo llego eso aquí?
  • ¿Y cuántos de esos hay?
  • ¿Y por qué está así?
  • ¿Y todos son iguales o hay muchos tamaños?

Pero tranquilos, si no sabes la respuesta a todas sus preguntas, puedes decirle con toda sinceridad y calma que no las sabes pero que pueden encontrarlas juntos, si les contestas bien, y no por salir del paso, lo ayudarás a solucionar sus dudas, generarás empatía, aumentarás su léxico y vocabulario, así como su capacidad de aprendizaje y curiosidad por seguir explorando e investigando.

Por ello, si ves que tu hijo tiene  'hambre ' por un tema en específico, háblalo, explícaselo e investíguenlo juntos de ser necesario, recuerda que, a edad muy temprana, su cerebro tiene una máxima plasticidad debido a que se producen cambios en sus ramificaciones y prolongaciones neuronales que posibilitan al máximo su capacidad de aprender y asimilar más rápidamente las cosas, y en esta caso, el aprender a hablar.

Errores en el proceso de enseñar a hablar a los niños

5. Completar las frases del niño. Otro error al enseñarles a hablar a los niños

Este error en el desarrollo del lenguaje infantil está fuertemente ligado a la impaciencia, y es más común de lo que te imaginas, suele ser más frecuente en ambientes sociales como reuniones, parques, colegio o escuela, donde si una persona, por ejemplo, saluda a tu pequeño preguntándole como se encuentra y el niño comienza a balbucear, pero demora en expresar su respuesta, entras como  'mamá o papá traductor ' contestando por él o completando su frase, creyendo que con hacerlo facilitas su comunicación, algo que es un grave error cuando estás enseñándoles a hablar a los niños.

Es preciso que comprendas que en el cerebro de tu hijo hay tanta información que para construir una frase, él, debe buscar las palabras que concuerden con lo que quiere expresar para que puedan comprenderlo, de ahí que la comunicación es de dos, es decir, de doble vía donde debemos primero escuchar, para luego pensar qué palabras usar, según el contexto en el que se está, y así, construir una frase adecuada que responda clara y coherentemente a la inquietud.

6. Animar al niño a que repita mal las palabras o retroalimentar palabras incorrectas

'papato' por zapato, 'aguela o tata' por abuela. Hay que tener mucho cuidado en qué palabras decimos delante de ellos y cómo las pronunciamos, pues tu hijo al oírlas constantemente, va a comenzar a apropiarlas en su vocabulario tal y como las escuchó.

En ocasiones, algunos adultos de manera injusta regañan en público a sus hijos cuando se percatan que el niño pronuncia una palabra mal, olvidando que, si el niño la dijo fue porque así la escuchó y se la enseñaron. Recuerda que estás en su mundo, no trates de llevarlo al tuyo.

Si tu hijo está presentando inconvenientes con la pronunciación de algunas palabras, intenta incluirlas en su diario vivir, exponiéndolo a diferentes situaciones donde sea necesario su uso, de esta forma, con la repetición constante podrá aprenderlas más rápido, y al comprender lo que significan le será más fácil asimilarlas. 

7. Abusar de los diminutivos en su desarrollo del lenguaje infantil

Juguito, carrito, perrito, gatito, osito, manita, paseíto… diminutivos que terminan en 'ito' o 'ita' y su uso excesivo en el lenguaje, es un error bastante frecuente que muchos padres cometen a la hora de enseñarles a hablar a los niños. Aunque se escuche tierno y hasta gracioso que un bebé hable palabras en diminutivo, no es lo correcto, ya que es es posible que lleguen a la adolescencia o adultez con esta forma de comunicación inapropiada.

Es importante que los niños escuchen las palabras de forma clara y usual, recuerda que, si escuchas a un niño hablar equivocadamente, es porque así mismo fueron enseñados.

8. No llevar a un niño al logopeda cuando lo necesite

Algunos padres les cuestan aceptar que sus hijos tienen una dificultad en su habla y temen que, al llevarlos a un especialista, este los culpe, y si es tu sentir, no te afanes, no debes sentirte incómodo o incómoda por esto, un especialista no va a juzgarte como padre, por el contrario, te ayudará a corregir los problemas en el habla de tu hijo y te enseñará como hacerlo. Es mejor acudir a tiempo al logopeda o fonoaudiólogo antes sea una obligación o requisito para que el niño siga sus etapas de aprendizaje en sus escuelas o colegios. Acudir a un especialista como un logopeda es importante para el desarrollo del lenguaje infantil.

¿Cuándo llevar a un niño a un logopeda?

¿Cuándo llevar a un niño al logopeda o fonoaudiólogo?

Te mencionamos algunos síntomas o banderas rojas a tener en cuenta para que identifiques cuando debes llevar a tu hijo a un logopeda o fonoaudiólogo:

  1. Cuando sea necesaria tu intervención como padre traductor de tu hijo ante los demás, es decir, qué solo tú o el círculo cercano al niño entienda lo que dice, pero los demás no lo hagan y debas transmitirle a los demás lo que tu hijo quiere decir

  2. Cuando cambian los sonidos de las letras, como por ejemplo, la b, la d, o el sonido de la letra t con la p

  3. Si teniendo año y medio o dos no expresa sus necesidades de alguna manera, es conveniente que sea evaluado por un logopeda

  4. Si alrededor de los 3 meses, el bebé no interactúa con una sonrisa o con el tiempo no te mira o responde con sonidos a lo que le dices es un motivo para sospechar y consultar con el especialista

  5. Si al darle órdenes sencillas como lavarse los dientes o ir a la cama no las comprende o logra hacerlas, es un síntoma de interferencia comunicativa al que debes prestar atención, porque no está comprendiéndote y, por ende, le será difícil hacerse comprender

  6. Cuando con 3 años no es capaz de pronunciar una palabra correctamente y no forma frases básicas

  7. Cuando notas problemas para leer o escribir

  8. Cuando se atasca o se frena frecuentemente al hablar

  9. Cuando no adecúa su vocabulario y expresiones al contexto

  10. Cuando pasa por alto decir o escribir alguna letra

La importancia de hablar con el bebé desde en el embarazo

La importania de hablar con el bebé desde el vientre

La estimulación de la comunicación en la etapa gestacional es una experiencia muy importante y enriquecedora para tu hijo. Desde el vientre, tu pequeño siente tu estado de ánimo y aunque no identifica si es bueno o malo, si te escucha, pudiendo repercutir más adelante en su desarrollo de personalidad. Hablar con el bebé desde el embarazo ayuda a que logren identificar voces y otros sonidos. Recuerda que, desde el vientre, tu hijo puede comenzar a escuchar cerca de la semana 24. 

Es valioso estimularlo a través de suaves caricias en la barriga, con lecturas, hablándole de manera calmada, clara y puntual, de forma que se sienta seguro. Ten presente que hasta ahora, es la única forma de comunicación que tienes con él.

Hablarle al bebé en esta etapa favorece su desarrollo neural, emocional, fortalece los vínculos afectivos con sus padres y favorece más adelante su desarrollo del lenguaje y la comunicación.

Puedes leer más artículos similares a Si tu hijo está aprendiendo a hablar, no cometas estos 8 errores comunes, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: