Beneficios e inconvenientes del chupete según los logopedas

¿Está recomendado dar al bebé chupete en opinión de los logopedas?

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Cuando nuestros hijos nacen es muy común y recomendado el uso del chupete, y sus razones son claras, el chupete provoca una gran sensación de alivio y placer que les ayuda a relajarse rápidamente. E incluso, como logopedas, apreciamos que inicialmente el chupete es un buen entrenador de labios y lengua, que puede colaborar en un amamantamiento y succión adecuada. Pero también tiene contraindicaciones.

Te contamos cuáles son los beneficios e inconvenientes del chupete según los logopedas.

Qué beneficios e inconvenientes tiene el uso del chupete en los bebés

Beneficios e inconvenientes del chupete en los niños

A pesar de los beneficios también existen razones para que los niños abandonen el chupete y evitar posibles problemáticas.

Cuando los niños deberían dejar de usar chupete

Es frecuente y totalmente normal que nuestros hijos durante los primeros años de vida quieran seguir con el hábito placentero de tener el chupete en la boca. Y, en la mayoría de los casos, es normal que cueste abandonarlo por completo, tanto de día como de noche, cuando les produce tal placer. Pero es importante preguntarnos: ¿hasta cuándo deberíamos mantener el hábito? y ¿qué problemáticas puede comportar si se prolonga?

Es importante analizar dos aspectos principales:

  • Cuando nuestros hijos empiezan con la erupción dental, significa que en breve empezaran con el proceso de la masticación de primeras texturas, dejando atrás la succión como único tipo de alimentación infantil. Mantener el chupete, en muchos casos, puede fomentar la succión haciendo difícil el paso gradual a la masticación. Además, es importante recordar que los dentistas insisten en decir que el chupete es un mal hábito que puede llegar a provocar malformaciones en los dientes.
  • Cuando nuestros hijos empiezan a realizar sus primeros balbuceos, significa que empiezan a mover la lengua para articular sus primeros sonidos, dejando atrás la posición de lengua baja habitual del chupete y los primeros meses. El mantenimiento del chupete en muchos casos puede fomentar la posición baja de la lengua por más tiempo, haciendo difícil la adquisición correcta del habla. Además, es importante recordar que las logopedas insisten en decir que el chupete prolongado puede llegar a provocar alternaciones del habla.

En resumen, nuestros hijos al hacerse mayores, al aparecer su primera dentición y producir sus primeros sonidos, deberían dejar los chupetes para prevenir posibles problemáticas a nivel de dentistas o logopedas.