Cómo es el chupete que menos interfiere en la mordida de bebés y niños

¿Es malo para los dientes de mi hijo que se chupe el dedo? ¿Cuándo retirar el chupón?

Yaiza Cuba
Yaiza Cuba Odontopediatra

¿Tienes miedo de que el chupete pueda interferir negativamente en el desarrollo de los dientes de tu hijo? ¿Cuándo habría que retirarlo? ¿Chuparse el dedo es malo? ¿Es peor el chupete o el dedo para la mordida de bebés y niños? ¿Cuáles son los efectos negativos del chupete? ¿Cómo evitar que el niño se chupe el dedo?

Yaiza Cuba, odontopediatra y asesora en lactancia, nos explica los efectos del chupete y chuparse el dedo más tiempo del recomendable. Además, nos ofrece muchos consejos prácticos para evitarlo. ¡Te resultarán muy útiles!

Así es el chupete menos malo para la mordida de los bebés

Cómo afecta el chupete a la mordida de los niños

A nivel odontopediátrico, desde la Sociedad Española de Odontopediatría, no se va a aconsejar, salvo excepciones, el uso del chupete. De hecho, esta odontopediatra nos invita a hacer una reflexión partiendo de que no se recomienda su uso: ¿quién necesita el chupete?, ¿los padres o el bebé?

En este sentido, no hay realmente un chupete ideal, pero sí que tenemos que tener en cuenta algunas características a la hora de escoger ese chupón. Tanto en el caso de la tetina del biberón como la del chupete, debemos buscar aquella que se parezca en lo más posible al pezón del pecho de la madre.

En la medida en la que se pueda, es mejor escoger chupetes fisiológicos, es decir, que tiene la misma forma tanto por la parte de arriba como por abajo, ya que su cuello (esa parte por la que se une la tetina al escudo) es más estrecho. Cuanto más delgado sea el cuello del tete, menos negativo será su uso.

Por el contrario, se recomienda evitar los chupetes en forma de cereza (aquellos cuya tetina es muy redonda) pues están más relacionados con las mordidas abiertas. Al ser la tetina más ancha, el bebé no puede cerrar del todo los dientes cuando lleva el chupete puesto. Sin embargo, al quitar el chupón, parece que los niños mantienen esa postura en la boca.

Por otro lado, otra de las cosas que debemos tener en cuenta que la boca del bebé crece con el paso de las semanas, sin embargo, el chupete no debe crecer (el pezón de la madre tampoco crece con el paso del tiempo). Es decir, no debemos comprar tallas mayores del chupete.

Además, es recomendable retirar el chupete antes de los 18 meses.

El uso del chupón más allá del primer año de vida

Cuándo retirarle el chupón a los bebés

Hemos encontrado artículos que indican que a partir del año de edad por el uso del chupete ya se encuentran problemas a nivel de mordida, hay otros que lo evidencia a los 18 meses y otros, en cambio, hablan de los 2 años.

Recogiendo un poco todos estos datos, tanto en la Sociedad Española de Pediatría como en la de Odontopediatría, se reconoce que a partir de año de edad el uso del chupete no tiene mucho sentido ya que la única probable ventaja que tiene el chupón es su relación respecto a la posible disminución del riesgo de muerte súbita.

Dicho de otro modo, el chupete es una especie de barrera mecánica; si el niño, después de estar boca arriba, tal y como lo deja un adulto, se voltea hacia abajo, el chupete permite que haya una distancia entre el colchón, boca y nariz y, por lo tanto, este niño continúe respirando normalmente.

Sin embargo, hay que saber que la lactancia materna desarrolla de tal manera la boca y el paladar del bebé de modo que la que se crea es una barrea intrínseca que supone un menor riesgo del que daría el uso del chupete. Por lo que, de nuevo, su uso sería cuestionable.

Dicho esto, tal y como se detalle en el manual 'Uso del chupete y lactancia materna' del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, no deberíamos introducir el chupete antes de que la lactancia esté asentada, se habla, aproximadamente, del primer mes de vida. De lo contrario, puede haber confusión entre pezón y tetina.

¿Es malo para los dientes de los niños que se chupen el dedo?

Cuando los niños se chupan el dedo

¿Chuparse el dedo también afecta al desarrollo de los dientes o de la mandíbula? Hay que ir un poco más atrás para responder a esta pregunta. Hay varias fases para entender qué sucede con eso de chuparse el dedo.

- Existe un reflejo neural natural por el cual, incluso desde las ecografías, hay a muchos bebés que se les ve chupando el dedo. La succión, ese reflejo neural, es natural y se centra y se desarrolla ya en la vida intrauterina.

- Durante los primeros meses de vida es natural y normal que el bebé use su mano, su dedo o su puño para descubrir el mundo, ¡sus manos son sus ojos! Que un niño de dos meses se chupe el dedo es muy normal, se trata de un reflejo natural.

- Durante los primeros 6 meses de vida es mejor que el bebé se chupe el dedo a que use chupete pues es algo natural e interfiere menos en cuando a la confusión tetina pezón de la que hablábamos antes.

- Si esto se prologa y se convierte en algo constante y además observamos que en lugar de cualquier dedo usa siempre el mismo, sí que estaríamos hablando ya de un mal hábito que a la larga podría traer problemas de mala mordida.

Por lo tanto, pasados los 6 primeros meses de vida en los que chuparse el dedo se considera normal, pasa a crearse un hábito, por lo que debemos retirarlo; hagamos más porteo, más piel con piel, más pecho para que el pequeño rechace este hábito.

El efecto de succionar representa hambre o ansiedad por lo que estaremos atentos para cubrir estas necesidades. En ausencia del pecho se aconseja un abrazo, mimos, porteo y demás muestras de afecto para calmar al pequeño.

Puedes leer más artículos similares a Cómo es el chupete que menos interfiere en la mordida de bebés y niños, en la categoría de Chupete en Guiainfantil.com.