Truco infalible para que el bebé deje el chupete

Cómo dejar el chupete sin traumas ni lloreras. El Señor de los chupetes

La retirada del chupete a un niño siempre es algo traumático para toda la familia. El niño se apega a ese pequeño instrumento de calma y sosiego que le ha proporcionado tantos placeres desde que nació.

Lo cierto es que el uso continuado del chupete provoca tantas contraindicaciones futuras, tanto dentales como del lenguaje, que lo mejor es retirarlo de la boca del niño cuanto antes.

El señor de los chupetes es un buen truco para que el bebé deje el chupete con el menor drama posible para hijos y padres, y además evitarás caer en la tentación de volvérselo a dar cuando llore.

El señor de los chupetes. Truco para que el bebé deje el chupete

trucos para dejar el chupete

1- Debes preparar al niño para el gran acontecimiento “pasar a ser mayor”. Para ello tendrás que contarle un cuento: “Desde tiempo inmemoriales, un amable viejecito va recogiendo los chupetes de los niños que ya se van haciendo mayores, para dárselos a los niños más pequeños. A cambio, le dejará un regalito”. Puedes adornar el cuento como quieras, hay versiones en las que es un duende quien recoge en chupete, pero siempre tiene que ser una persona, no un animal.

2- Tendrás que pedir el favor a un amigo o vecino, que el niño conozca poco, para que se disfrace con una barba blanca y una peluca, o de duende, y se le reconozca lo menos posible, porque él hará el papel del Señor de los chupetes y si el niño le reconoce no tendrá efecto alguno.

3- Elige el día adecuado, va a ser un día muy especial para él. Debes transmitirle ilusión para que el niño quiera que venga el señor de los chupetes.

4- Envuelve el chupete en papel de regalo, o en una caja, y dile al niño que se despida de él.

5- Cuando el Señor de los chupetes llame a la puerta deja que abra él. El señor deberá entrar y explicarle que a partir de ahora empieza a ser mayor y que está preparado para dejar el chupete, por eso se lo lleva a otro niño más pequeño. A cambio le dejará un regalito. Suele ser buena idea dejarle un pequeño peluche que el niño pueda agarrar por la noche para dormir, que será el momento más complicado para el niño.

6- Cuando el Señor de los chupetes se lleve el chupete, nunca más volveremos a verlo. Así tú no tendrás la tentación de traerlo de vuelta cuando el niño atraviese por una crisis y quiera de nuevo su chupete.

Cuándo hay que usar este truco para dejar el chupete

- La edad más indicada es entre los 12 y 24 meses, siempre que veamos que el niño está preparado.

- Tienes que ser firme en todo momento, cuando desaparezca el chupete no puede volver a aparecer por arte de magia.

- Ten paciencia, la vas a necesitar para superar las rabietas de tu hijo cuando eche de menos el chupete. Dejar el chupete es difícil.

- No te enfades con él, ni le grites, ni le compares con otros. Debes comprenderle y apoyarle en su maduración, escuchar sus miedos y penas.

- Si no puede dormir, intenta sustituir la rutina del chupete por otra rutina como contarle un cuento, cantarle una nana, o darle un peluche para que lo abrace.

Si sigues este truco para que el bebé deje el chupete a rajatabla, tu hijo abandonará el chupete sin grandes traumas ni lloreras, y estará orgulloso de pasar a ser mayor.