Aprender dos idiomas en la infancia mejora la memoria de los niños

Celia GarabayaEducadora

Son muchos los beneficios que tiene la crianza del niño al mismo tiempo en español e inglés, vamos a centrarnos en los beneficios que produce en la memoria del niño, y por que los niños bilingües tienen una mejor memoria frente a los niños que solo hablan un idioma.

La infancia es la etapa de la vida en la que aprendemos a memorizar de una forma natural, según las experiencias y las actividades que realizamos, para conocer cómo funciona la memoria de los niños, debemos diferenciar entre dos tipos de actividades donde interviene la memoria:

El reconocimiento: El niño identifica algo que ya ha visto u oído con anterioridad. Durante la primera etapa de la infancia el reconocimiento supone una de las mejores sensaciones que tienen los niños, el ver algo y que lo asocien con algo que ya han visto, esto explica que a los niños les guste ver una y otra vez lo mismo, así como programas o canciones sencillas, ya que sienten satisfacción cuando reconocen algo que ya han visto o vivido.

El recuerdo: La capacidad que tenemos para recuperar una información de algo que hemos vivido o aprendido antes. A todos nos es más difícil grabar recuerdos, ya que la información que precisamos es muy superior a la del reconocimiento.

El bilingüismo mejora la memoria de los niños

Como influye el bilingüismo infantil en la memoria

Uno de los mayores mitos sobre la educación bilingüe en niños es que retrasan al niño a la hora de empezar a hablar, además, se dice que el niño bilingüe tiene menos vocabulario que un niño monolingüe en su lengua principal o materna.

Cuando un niño pequeño es sometido a dos lenguas al mismo tiempo, su cerebro se empieza a preparar para ser capaz de defenderse en dos idiomas diferentes, ya que con el tiempo el niño deberá poder comunicarse con inglés y español indistintamente, para poder hacer esto, el cerebro del niño debe ser capaz de memorizar un número de palabras muy superior que un niño monolingüe (no llega al doble de palabras) además de tenerlas organizadas de una forma diferente para poder acceder a su información lo más rápido posible según la situación requiera.

Al tener que memorizar tal cantidad de información, el niño pasará más tiempo organizando el cerebro para poder satisfacer esta nueva necesidad, esto provoca el retraso en el habla frente a los niños monolingües, los siguientes años, es cierto que el vocabulario en español del niño será inferior al de un niño que solo hable español, aunque la verdad es que el niño bilingüe, todos los días aprenderá muchas más palabras, muchas estarán repetidas como coche y "car".

Todas estas diferencias en el aprendizaje de dos lenguas al mismo tiempo, consiguen que el cerebro del niño bilingüe tenga una organización totalmente diferente, preparándose para tener que memorizar mucha más información, además de organizarla de una forma más eficiente, para poder acceder a ella rápidamente y sin ningún esfuerzo.