El chupete y el habla del bebé

El uso del chupete puede perjudicar al habla de los niños

Es necesario estar atentos cuanto a los problemas que pueden causar el uso descontrolado del chupete. Está comprobado, a través de muchos estudios, que el chupete puede comprometer a la dentición y favorecer la incidencia de bacterias. Pero el problema puede que vaya más allá pues al comprometer a la dentición, consecuentemente perjudicará al habla del niño.

El chupete y el desarrollo del habla en el bebé

El chupete y el desarrollo del lenguaje en bebés

Para una correcta articulación de los fonemas, es necesario que el niño tenga una boca normal, es decir, con los dientes bien encajados. Los chupetes también pueden hacer que el bebé se acostumbre a respirar por la boca, alterando así la producción de los sonidos.

Eso ocurre porque el bebé que mama en el pecho desarrolla la musculatura responsable por los movimientos de succión, deglutinación y respiración. Los que usan el biberón no necesitan hacer tanto esfuerzo para chupar la leche.

El ministerio de salud de Brasil determinó que los fabricantes de chupetes y biberones serán obligados a alertar al consumidor sobre los problemas causados por el uso del producto. Los productos deberán llevar una etiqueta con una advertencia: “El Ministerio de Salud informa. El niño que mama en el pecho no necesita de biberón o chupete.

El uso de esos productos perjudica al amamantamiento, y su uso prolongado perjudica a la dentición y al habla del niño”. Lo que se pretende con eso es concienciar a la población sobre el posible mal causado por los productos.

Los trastornos del habla que puede sufrir el niño no son graves y se pueden corregir, pero van desde pronunciar mal ciertos sonidos o tener una dificultad de pronunciación de algunas palabras. Estos problemas suelen pasar con el tiempo mediante el abandono de los hábitos y la práctica del lenguaje.