Alimentos que producen más gases en el embarazo. ¡Mucho ojo con ellos!

Consejos para evitar reducir esta y otras molestias en las mujeres embarazadas

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Durante el embarazo, al avanzar las semanas y el crecimiento del feto, el espacio que ocupan útero y bebé aumenta significativamente, mientras que el que pueden ocupar el resto de los órganos disminuye de manera drástica. Es el aparato digestivo el que, concretamente, sufre el grueso de esta limitación de espacio, sobre todo al alcanzarse el tercer trimestre, aunque los efectos comienzan a sufrirse desde el primer trimestre.  ¿Cómo evitarlos? Una correcta dieta nos puede ayudar si reducimos los alimentos que producen más gases en el embarazo. ¡Toma buena nota! 

Por qué se producen los gases

alimentos que producen gases

Los gases y las flatulencias son, junto con las digestiones pesadas y la acidez de estómago, síntomas que lamentablemente pueden durar las 40 semanas del embarazo y, si bien parte de ellos es inevitable ya que se debe a la escasez de espacio y los cambios hormonales, hay algunos alimentos que contribuyen a agravar todos estos síntomas. 

Por ejemplo, los gases pueden producirse, explicado de una manera muy simplificada, por tres motivos, bien por tragar aire al comer o beber, bien por la digestión de ciertos alimentos a lo largo del tracto gastrointestinal o bien por el efecto de las bacterias presentes en el intestino delgado y grueso, y cuya función es fermentar o descomponer algunos de los componentes nutricionales de los alimentos.

Para empezar, los gases que se originan en el estómago o gases estomacales, se pueden generar cuando se come muy deprisa o se mastica de manera incorrecta, tragando más aire del que debería. Aunque estos gases suelen eliminarse con cierta facilidad (vía eructo) ya que las válvulas que controlan la entrada y previenen la salida del bolo alimenticio del estómago están más relajadas de lo habitual durante el embarazo, pueden acumularse en la parte alta del estómago, resultando muy incómodos sobre todo en posición sentada, afectando incluso a la respiración. 

Los alimentos que producen más gases en el embarazo 

gases en el embarazo

Una vez comenzada la digestión, los gases que se generan por el efecto de los jugos gástricos sobre el alimento pueden pasar al intestino, y además, a lo largo de su viaje en el intestino las bacterias intestinales terminaran de descomponer los carbohidratos complejos como el almidón, produciendo más gases en el proceso.

Estos gases intestinales aumentan la sensación de hinchazón y causan retortijones en el vientre hasta su eliminación por vía anal. Algunos alimentos son capaces de incrementar la producción de estos molestos gases.

- Las bebidas con cafeína y aquellas que contienen gas también favorecen la acumulación de gases en el estómago, por lo que conviene evitarlas. 

- Las legumbres, uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea por su alta densidad de nutrientes, contienen carbohidratos no digeribles que alcanzan intestino grueso enteros y son la fuente de energía de las bacterias presentes en esta parte del tracto gastrointestinal, que los fermentan generando gases.

- Entre las verduras, brócoli, repollo, coles de Bruselas, coliflor, cebolla, alcachofa o espárragos, además de aquellas que se consumen en crudo como la lechuga, son las mayores causantes de flatulencias.

- También algunas frutas como las peras y las manzanas, sobre todo si no están suficientemente maduras, causan gases que pueden acumularse en el intestino. 

- El consumo de alimentos basados en cereales integrales, gracias a su contenido en fibra, es altamente deseable en el embarazo para evitar problemas de estreñimiento, pero, precisamente debido a este contenido en fibra y carbohidratos complejos, son el alimento ideal de las bacterias intestinales, y su digestión conduce a un aumento en la producción de gases intestinales. 

- Otro de los grupos alimenticios que sustentan el crecimiento de las bacterias intestinales son la leche y algunos productos lácteos. El contenido en lactosa de los mismos es directamente proporcional a la aparición de flatulencias en personas susceptibles, por lo que el consumo de aquellos lácteos, como los yogures y los quesos, en los que la lactosa ha sido previamente fermentada, son más recomendables durante el embarazo que el consumo de leche.

- Curiosamente, también el sorbitol (también manitol y xilitol), que se utiliza como sustituto del azúcar para endulzar en la industria alimentaria por ser un edulcorante bajo en calorías, es uno de los mayores causantes de flatulencias y conviene evitar su consumo durante el embarazo.

Otras molestias muy comunes durante el embarazo

molestias comunes en el embarazo

El cuerpo de la mujer embaraza experimenta tanto cambios que es inevitable que nuestro organismo se vuelva un poco 'loco'. Algunas mujeres no tienen apenas molestias, pero en cambio otras viven este periodo de su vida como una pesadilla. Estas son las molestas más comunes durante las 40 semanas de gestación. 

- Náuseas y vómitos
Comienzan en las primeras semanas y, en algunos casos, pueden desaparecer al tercer o cuarto mes y, en otros, pueden durar hasta el momento del parto. Para sobrellevarlas, intenta beber mucha agua, reducir la ingesta de alimentos pesados, hacer cinco comidas al día y, si no mejora, acudir al médico para que te recete algo. 

- Piernas hinchadas
Suele darse en las extremidades inferiores, piernas y tobillos, pero según avance el embarazo puedo afectar también a las manos y, en la recta final, a la cara. Para ponerle freno, lo mejor es reducir la sal en la alimentación, hacer ejercicio suave y evitar ropas ajustadas, entre otras medidas. 

- Estreñimiento
Durante el embarazo el intestino se vuelve más lento y más vago y esto hace que, al no tener un funcionamiento regular, la embarazada tenga episodios de estreñimiento. El mejor remedio, sin duda, una dieta rica en fibra, beber mucha agua y hacer algo de actividad física. 

- Problemas dentales
Aunque no son tan comunes, muchas mujeres experimentan molestias en su dentadura, con un sangrado e inflamación de las encías. También es 'normal' sentir más sensibilidad en la placa dental y producir mayor saliva. Si es tu caso, no estaría de más hacer una visita al dentista y mantener una buena higiene dental. 

- Mayores ganas de orinar
Esto es algo que notarás según crezca tu tripa, y es que esta hará presión sobre tu vejiga y tendrás una sensación constante de querer ir al baño, aunque apenas eches nada. 

Puedes leer más artículos similares a Alimentos que producen más gases en el embarazo. ¡Mucho ojo con ellos!, en la categoría de Menús para embarazadas en Guiainfantil.com.