Molestias más frecuentes y comunes en las piernas de las embarazadas

Consejos para aliviar este dolor durante el embarao

Raquel Hernández López

El embarazo supone una situación fisiológica en la que se producen alteraciones hormonales, y en la que la mujer experimenta una serie de cambios en el volumen sanguíneo, función cardiaca y función renal para acomodarse a las necesidades crecientes del feto. Estos cambios pueden provocar algunas molestias, sobre todo, al final del embarazo. ¿Quieres saber cuáles son las molestias más comunes y frecuentes en las piernas de las embarazadas? Toma nota de ellas y de cómo aliviarlas 

Principales molestias en las piernas durante el embarazo 

molestias más comunes en las piernas de las embarazadas

Una de las molestias más frecuentes durante el embarazo es la aparición de edemas o hinchazón en las piernas, y varices, muchas veces acompañado de dolor.

Durante la gestación, el útero va creciendo y ejerce una presión sobre los vasos sanguíneos que llevan la sangre desde los miembros inferiores hacia el corazón. A causa de esta compresión, se dificulta el retorno venoso, la circulación se vuelve más lenta y favorece la retención de sangre y líquidos en las zonas más inferiores del cuerpo (piernas y pies).

Este es el origen de muchos síntomas y problemas que ocurren sobre todo al final del embarazo, como la hinchazón de pies y tobillos, dolor en las piernas y pies, varices… Estas molestias pueden incrementarse en el último trimestre de embarazo y al final del día, también en embarazos múltiples, y suelen desaparecer después del parto al no existir esa presión del útero sobre los vasos sanguíneos. Es normal que después del parto las mujeres suden y orinen mucho y con frecuencia para eliminar este exceso de líquidos.

Debido a esta insuficiencia venosa en el embarazo, pueden aparecer también varices o venas varicosas por la hinchazón y dilatación del tejido venoso en las piernas e, incluso, en la vulva, que se ve aumentada por el aumento de estrógenos, y algunos factores genéticos. Por esta misma razón, aparecen también las hemorroides.

Cómo para aliviar el dolor e hinchazón de piernas y pies en el embarazo 

aliviar dolor pierna embarazada

Se trata, como hemos dicho, de uno lo síntomas más comunes en la mujer que está esperando un bebé, pero por suerte existen algunas medidas a tomar para intentar aliviar este dolor, hinchazón y molestia. 

- Evitar el aumento excesivo de peso durante el embarazo.

- Mantener las piernas elevadas el máximo tiempo posible: en el trabajo, en casa, en el sofá… Así favorecemos el retorno venoso.

- Acostarse de lado izquierdo, para que el útero no presione la vena cava que se encuentra más hacia el lado derecho.

- Evitar permanecer mucho tiempo de pie o sentada, y con las piernas cruzadas, ya que se favorece la acumulación de sangre y líquidos en los pies y piernas.

- Evitar ropa ajustada, calcetines, ropa interior, pantalones que hagan mucha presión…

- Masajes suaves, relajantes y drenantes para facilitar el retorno venoso. Se pueden utilizar cremas y geles descongestionantes y refrescantes.

- Realizar ejercicio físico moderado, al menos 20-30 minutos al día, ya que las contracciones musculares favorecen el retorno venoso. Por ejemplo: caminar, pilates, yoga, natación para embarazadas o matronatación...

- Realizar ejercicios circulatorios de pies y piernas (dorsiflexión, rotación de los pies…).

- Se pueden utilizar medias de compresión durante el día.

- Dieta saludable, prestando especial atención a la hidratación.

- Evitar estreñimiento. 

Cuando es peligroso el hinchazón de piernas de la mujer embarazada 

Es muy habitual que se produzca hinchazón o edema en las extremidades inferiores a lo largo del embarazo sin ninguna repercusión, sin embargo, deberás consultar a un especialista para descartar otras complicaciones si:

- Sientes dolor súbito en el muslo y/o pierna, prurito (picor), sensibilidad, enrojecimiento de la piel y endurecimiento del tejido circundante a las varices, ya que puede ser signo de una tromboflebitis o trombosis. (Si se prevé una inmovilización prolongada o viaje en avión, consulta con el especialista antes de realizarlo. Existen algunos fármacos para prevenir la trombosis)

- Los edemas persisten durante todo el día y no disminuyen a pesar de las recomendaciones antes comentadas. Entonces hay que comprobar la tensión arterial, para descartar una preeclampsia. 

No olvides que la mejor solución para estas molestias típicas del embarazo es la prevención (ejercicio físico, dieta saludable…). Ante cualquier duda, consulta a tu especialista de referencia (matrona, ginecólogo, médico de atención primaria…).

Puedes leer más artículos similares a Molestias más frecuentes y comunes en las piernas de las embarazadas, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.