Mujeres con agitación en el amamantamiento o tristeza al dar el pecho

¿Por qué hay madres que tienen sentimientos negativos con la lactancia materna?

Sabina Criado

El sentimiento de culpa y de tristeza que tiene una madre por no querer dar el pecho puede ser una sensación que la crea mucho malestar. Es lo que se conoce como la agitación del amamantamiento y a continuación te contamos las teorías que hay alrededor de su origen y cómo puedes enfrentar, sortear y superar esta situación. 

¿Por qué se produce la agitación en el amamantamiento?

tristeza por amamantamiento

La agitación del amamantamiento no es otra cosa que la aparición de sentimientos negativos en relación a la toma de lactancia materna. Así, la agitación en el amamantamiento es una situación que se ha sido descrita recientemente en la evidencia científica como la aparición brusca y no deseada de sentimientos negativos como tristeza, desánimo, depresión, ansiedad, tendencia al llanto, irritación e ira de la madre hace el hecho de dar el pecho. También se pueden desarrollar síntomas físicos como náuseas, que aparecen durante la toma de lactancia materna del bebé. No obstante, fuera de estos episodios, la mamá se encuentra muy bien.

Suele coincidir con el inicio de la eyección de leche a través del pezón y desaparece en segundos (máximo cinco minutos). Además, no solo se asocia a la toma directa de leche del bebé a través del pecho, sino que también puede aparecer con las extracciones manuales de leche o con el uso de sacaleches.

A día de hoy no se conoce a ciencia cierta cuál es la razón fundamental que lo desencadena, pero se asocia a niveles hormonales bajos de dopamina. También su incidencia está aumentada en mujeres que presentan problemas relacionados con la glándula tiroides o con el sistema inmune.

Cómo puede una mujer enfrentarse a la agitación del amamantamiento

agitación por amamantamiento

Al no conocerse la causa exacta, no se puede prescribir tampoco un tratamiento eficaz; no obstante, se asocia con factores agravantes como son falta de sueño, estrés, periodos de ayuno entre comidas, toma de excitantes y las relaciones sexuales. Si estás pasando por la agitación del amamantamiento y no sabes cómo enfrentarte a ello, a continuación te dejo unos consejos para que los tengas en cuenta:

- Intenta descansar bien. El descanso es importantísimo en esta etapa. Sé que puede resultar difícil dormir del tirón o que el sueño sea reparador, pero duerme cuando tu bebé te deje, es decir, duerme cuando tu retoño duerma.

- Disminuye el nivel de exigencia contigo misma. Esto te ayudará a sobrellevar el estrés. Déjate ayudar por tu pareja y familiares y amigos cercanos.

- Aliméntate bien. Es momento de comer variado, equilibrado y sin restricciones. No hagas ayunos muy prolongados, ya que la lactancia materna requiere un importante esfuerzo físico y psicológico, y para ello se necesita un aporte calórico adecuado. El consumo calórico diario recomendado en la lactancia es de 2.300 a 2.500 calorías diarias.

- Evita tomar excitantes como café, té e incluso fumar tabaco.

Muchas mamás pueden no encontrar placer en sus pechos cuando tienen relaciones sexuales con su pareja, ya que lo asocian directamente con el alimento de su bebé. No considerar el pecho como zona erógena es completamente normal en esta etapa. Busca otras alternativas con tu pareja.

Muchas veces esta situación suele resolverse o por lo menos mejorar a partir de los tres meses de lactancia materna, y muchas mamás refieren haberlo sufrido en lactancias previas, por lo que no les pilla de nuevas.

La agitación en el amamantamiento aparece normalmente en lactancias muy deseadas, por lo que la madre quiere seguir dando pecho a su bebé (racionalmente sabe que lo mejor es continuar con la lactancia), pero su cuerpo se lo impide. Por ello el sentimiento de culpa que aparece en esta situación es importante, ya que la mamá quiere continuar con la lactancia, pero no es capaz; si continua es con un gran esfuerzo psicológico, lo que le supone mucho malestar.

Cabe destacar que socialmente no se comprende por lo que está pasando la madre que desteta a su bebé debido a esta situación, ya que popularmente es bien conocido que la lactancia materna puede ser un incordio para la mamá, pues hace que su pequeño esté siempre encima de ella.

Las personas que te rodean pueden incluso negar los sentimientos de culpa y tristeza que aparecen en torno a esta situación... Te animo a que les cuentes cómo te sientes. Explicarles que no está siendo fácil para ti. Si no es suficiente siempre podrás hablar con tu matrona que conoce bien esta situación y te podrá brindar gran apoyo.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres con agitación en el amamantamiento o tristeza al dar el pecho, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.