Qué comer en las fiestas de Navidad si estás dando el pecho a tu bebé

Descubre aquellos alimentos que están prohibidos durante la lactancia materna

Andrea Cardozo

Se acerca la Navidad, época de múltiples reuniones para compartir con la familia, los amigos, compañeros de trabajo, en el colegio de los niños, y para de contar. Con ella también aumentan las dudas en la madre que amamanta, referente a qué tomar, sobre todo al tener en frente cualquier cantidad de exquisiteces que se preparan en esta época del año. Aquí tienes una completa guía sobre qué comer en fiesta de Navidad si estás dando el pecho. 

Alimentos más recomendados en Navidad si estás dando el pecho

Qué comer en las fiestas de Navidad si estás dando el pecho

A la madre que amamanta, muchas veces los familiares y amigos le incitan a comer de todo y más, para que reponga las energías que gasta dando pecho. Ciertamente, debe incrementar su ingesta calórica, pero no se trata de comer más cantidad, estás en una hermosa etapa y, para disfrutarla, debes dar prioridad a tu salud y la de tu bebé. Cada país tiene una gran variedad de platos que se sirven solo en esas fechas especiales, pero lo principal a tener en cuenta es mantener una dieta equilibrada. 

Algunas reuniones sociales inician con una picada de fiambres, patés y quesos. Decántate por los que estén bien cocidos y sean bajos en sodio; en cuanto a los quesos, asegúrate que sean elaborados con leches pasteurizadas. Mantente al margen de los artesanales y caseros, para evitar cualquier contaminación por bacterias.

Evita abusar de lo poco nutritivo, como los turrones, polvorones, rosquillas, mazapanes y otros. Si te provoca un postre, escoge alguno que no tenga licor y que sea a base de frutas o helados de yogurt. Una buena opción es tomar alguna fruta como postre. La piña, por ejemplo, que es muy usada en las preparaciones navideñas, te ayudará a tener una buena digestión. Tampoco caigas en la tentación de servirte porciones exageradas de tus favoritos, solo porque tardarás un año en volverlos a comer.  

Si en tu país suelen prepararse platos a base de pescados para la Navidad, asegúrate de que esté bien cocido y evita los que poseen mayor concentración de mercurio (pez espada, cazón y bonito entre ellos). Si, por el contrario, la preferencia se orienta a las carnes (pavo, gallina, cerdo, res) es válida la misma sugerencia en cuanto a la cocción y que sus preparaciones no sean muy condimentadas.

Trata de acompañar estas proteínas con una buena cantidad de legumbres y verduras, como acelga y espinaca; agrega también carbohidratos complejos como papa, de preferencia al vapor, horneada o en puré, no frita. Otra guarnición saludable y agradable son las ensaladas, combina lechugas con frutos secos y un poco de queso fresco. Adereza con una vinagreta ligera, el plato principal seguramente ya tiene bastante sabor y no necesitas adicionar salsas muy condimentadas.

En algunos países se acostumbra comer lentejas para Navidad y Año Nuevo, como ritual de buena suerte. Es una excelente opción por su aporte de hierro, que disminuirá los riesgos de anemia.

Alimentos prohibidos en Navidad si estás con lactancia materna 

alimentos prohibios en navidad si esta´s con lactancai materna

Si tu bebé ha resultado alérgico, debes tener cuidado de que lo que comas no contenga ese ingrediente. En las festividades navideñas siempre hay una variedad de platos, así que podrás omitir los que consideres menos beneficiosos o tengas dudas.

Vinos, cocteles, cervezas y champaña están presentes en estas celebraciones. La mejor recomendación es que te abstengas de consumirlos, porque el alcohol pasa a tu torrente sanguíneo y de ahí a la leche materna.

Si por olvido o por decisión, tomaste una copa para brindar, no es necesario hacerte un drama, pero sí tomar algunas medidas. Trata de que la ingesta de alcohol sea inmediatamente después de la toma de tu bebé, de manera que tengas, por lo menos, de 3 a 4 horas para eliminarlo de tu organismo y aumenta tu consumo de agua o jugos para acelerar el proceso de descarte.