Qué alimentos comer en la recta final del embarazo

Dieta para las últimas semanas de gestación

El tercer trimestre del embarazo se caracteriza por ser en el que el bebé gana más peso, y en consecuencia, la dieta de la madre debe incluir un suplemento de entre 250 y 400 Kcal diarias por encima de sus necesidades nutricionales previas al embarazo.

¿Cómo lograrlo? Sigue estos consejos sobre los alimentos que has de comer en la recta final del embarazo.

Alimentación en la recta final del embarazo

Alimentación al final del embarazo

Para cubrir estas necesidades no es necesario comer por dos, pero si aumentar ligeramente la ingesta, siempre respetando a una dieta sana y equilibrada, con carbohidratos complejos, proteínas de alto valor biológico y grasas mono y poliinsaturadas.

Además, dado el aumento del volumen sanguíneo que se produce en este trimestre, al crecer el bebé y tener todo su sistema circulatorio funcionando, las probabilidades de padecer anemia y sufrir sus síntomas son elevadas. Estos consejos sobre alimentación pueden ayudarte en la recta final del embarazo: 

- Los alimentos ricos en hierro, principalmente las carnes rojas magras son de vital importancia en este trimestre, puesto que este hierro hemo es el que mejor se absorbe. Este aumento del volumen sanguíneo también se afecta a la retención de líquidos, que es, junto con las hemorroides y la dificultad para dormir, uno de los principales inconvenientes del tercer trimestre.

- Beber agua en abundancia puede ayudar a aliviar estos síntomas, facilitando la limpieza de la sangre y la eliminación de los productos de deshecho a través de la orina.

- La fibra es un nutriente controvertido en este trimestre. Por una parte, su necesidad es evidente dado que el estreñimiento es altamente probable, pero lamentablemente, la fibra puede interferir en la absorción de minerales como el hierro, haciendo que en lugar de utilizarse se eliminen atrapados por los agentes quelantes. Es importante controlar la cantidad que se consume sin superar las recomendaciones diarias, pero combinándola con una buena cantidad de agua para favorecer su acción preventiva del estreñimiento. Una fuente muy interesante de fibra son las frutas y verduras, ya que combinan fibra y agua además de numerosos micronutrientes esenciales, como vitaminas y minerales.

- En la primera parte de este trimestre terminan de formarse los huesos del bebé, por lo que son también muy altas las necesidades de calcio y vitamina D, cuya fuente más atractiva son la leche y los productos lácteos. Además, es en este trimestre en el que bebe comienza a almacenar minerales en sus propios depósitos, calcio y hierro principalmente. 

- El pescado, gracias a sus ácidos grasos esenciales, se convierte en otro de los alimentos indispensables en este trimestre, ya que estos ácidos tienen funciones muy relevantes en el crecimiento y desarrollo del cerebro del bebé.

- El componente proteico de la dieta puede proceder de alimentos de origen animal o vegetal, siempre tratando que las combinaciones sean de elevado valor biológico, como la combinación de legumbres y cereales.

- Los frutos secos y las semillas pueden ser también una buena opción, puesto que además proporcionan grasa de buena calidad, vitaminas y minerales.