Postura de yoga del Águila. Asanas de yoga para niños

Ejercicios de yoga para practicar en familia con los hijos

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

Benefíciate de las ventajas de practicar yoga con tu hijo. Sus asanas son fabulosas para cuerpo y espíritu. Como esta postura del 'Águila', conocida también como Garudasana. 

Te enseñamos a hacer, paso a paso, esta postura. No es sencilla pero con paciencia y perseverancia, también podrá hacerla tu hijo. De esta forma incentivarás además el valor del esfuerzo. Te explicamos cómo hacer la asana del Águila y qué beneficios te aportan.

Cómo hacer la postura del Águila o Garudasana con los niños

Postura de yoga el Águila

Presta atención a todas estas indicaciones para hacer la postura de yoga del Águila, una asana que se realiza de pie: 

1. Ponte de pie. Dobla ligeramente las rodillas. Ahora levantas el pie izquierdo y, en equilibrio, cruzas el muslo izquierdo sobre el muslo derecho. El pie izquierdo debe apuntar hacia el suelo. Lo mejor es que apoyes parte del pie detrás de la pantorrilla derecha. El equilibrio quedará sobre la pierna derecha. 

La postura del águila

2. Estira los brazos hacia adelante, paralelos al suelo, y después cruza los brazos delante del torso. El brazo derecho debe quedar encima del izquierdo. Aprieta el codo derecho sobre el codo izquierdo.  Los antebrazos deben quedar perpendiculares al suelo. Y las palmas de las manos enfrentadas. Puedes permanacer en esta postura hasta 30 segundos.

Postura del águila

3. Para salir de la postura, empieza deshaciendo el cruce de los brazos. Después, el de las piernas. Vuelves a quedar en la postura de pie. Repite el ejercicio con la otra pierna. 

Beneficios de la postura del Águila para los niños

La postura o asana del Águila te aporta muchísimos beneficios, a ti y a tu hijo. Entre ellos, todos estos: 

- Al ser una postura de pie, es vitalizante. Estimula y activa la energía.

- Al ser una postura en equilibrio, beneficia la concentración y la paciencia. Ideal para niños más nerviosos.

- Estimula la digestión, así que beneficiará a niños con problemas estomacales.

- Alivian el estreñimiento.

- Tonifica los músculos de la espalda y las caderas. 

- Fortalece rodillas, cuello y hombros. 

- Fortaleces las piernas y mejoras la postura.