El error de castigar al niño a escribir algo 100 veces

Los castigos basados en la repetición de la escritura en la mayoría de las veces hace más daño que beneficios a los niños

'No volveré a molestar, no volveré a molestar, no volveré a molestar...' y así ¡100 veces! Excesivo, ¿verdad? pero es que además eso de castigar al niño a escribir algo 100, 200...1000 veces, no sirve de nada y las consecuencias pueden ser todo lo contrario a lo que pretendemos. Castigar al niño repetir la escritura mil veces, ya sea en el aula o en casa como forma de cambien una conducta, no tiene ningún efecto positivo, ni les ayudamos a cambiar el comportamiento ni les ayudamos a corregir su ortografía.

El castigo de repetir la escritura no hace con que el niño aprenda

El error de castigar al niño a escribir algo muchas veces

El castigo, es en ocasiones necesario, entendiendo por castigo una consecuencia a una conducta inadecuada, como por ejemplo, no poder ver los dibujos por la tarde, o que un día no tome un dulce o no tenga las golosinas del viernes.

El castigo además, tiene que ser poco frecuente para que sea efectivo. El objetivo del castigo o de la consecuencia negativa es que el niño piense antes de actuar, que interiorice conductas adecuadas y que recuerde que cuando no se cumplen las normas hay una consecuencia. Es decir, que el castigo es la consecuencia negativa de no hacer algo o no cumplir una norma establecida. Si por ejemplo el niño no recoge sus juguetes, al día siguiente no podrá jugar con ellos o esa tarde no habrá cuentos después de cenar.

Castigar al niño a escribir algo 100 veces, constituye un grave error pedagógico y educativo. Los niños no aprenden nada con este tipo de castigos, por lo menos no aprenden a corregir la conducta inadecuada. Este tipo de 'castigos' enseñan al niño un modelo de conducta muy vengativo, porque en realidad se pone este castigo como una venganza por su conducta, para que se 'fastidie' y aprenda y se le quiten las ganas de repetirlo, en fin, nada recomendable.

Por qué NO debemos castigar al niño a escribir algo 100 veces

no castigar a los niños a escribir algo muchas veces

Si lo que quiero conseguir es que el niño no moleste a su hermano o a un compañero, copiar 100 veces no debo molestar, no hará que el niño deje de molestar por "miedo" a la consecuencia, (aburrida y tediosa de copiar 100 veces).

Este tipo de castigos, provoca reacciones negativas hacia la persona que lo impone. Es decir, generan miedo en el niño, y lo que queremos conseguir no es que el niño sienta temor o miedo, sino que respete las normas, haga caso a lo que le decimos, y sepa controlar su conducta.

El niño teme al adulto, pero no aprende que lo que ha hecho está mal, ni por qué está mal hecho, y guían su conducta por el temor a ser castigado. Esto genera en el niño en muchas ocasiones bloqueo, conductas de evitación, que le impide actuar o reaccionar o dar una explicación de sus actuaciones.

Tenemos que recordar que si queremos que los niños cambien comportamientos, o queremos que aprendan ciertas conductas o que mejoren su comportamiento, hay una serie de pautas que hay que tener en cuenta:

- Es importante, cuando imponemos una sanción a un niño, no castigar desde la emoción negativa que me produce, es decir, desde el enfado o la ira, se trata de sancionar una conducta y no al niño.

- Dejar claro al niño qué esperamos de él en cada momento y situación.

- Aplicar consecuencias adecuadas al tipo de comportamiento que ha tenido el niño.

- Reforzar positivamente aquellos comportamientos que queremos que se mantengan y que queremos conseguir en el niño.

Formas de castigo o disciplina según la edad de los niños

castigos infantiles, según la edad de los niños

La disciplina positiva es la herramienta perfecta para la educación de nuestros hijos. Sin embargo, hay situaciones en las que los padres tengamos que recurrir a los castigos, reprensiones, para hacerles entender a los niños que lo que han hecho no está bien, que hay consecuencias sobre lo que hacemos, y aprendan entre lo que está bien y lo que está mal. Castigos físicos, verbales... son maltrato a los niños. Para que los castigos sean efectivos, respetando siempre a la persona del niño, es importante que se tenga en cuenta la edad de los niños.

El psicólogo Borja Quicios, colaborador de Guiainfantil.com, nos cuenta qué castigos podemos aplicar a los niños según la edad que tengan:

- Castigos para niños de 2 años a 5 años de edad
A estas edades el castigo debe ser inmediato, es decir, aplicado luego después que el niño haya tenido un mal comportamiento.

En esos casos, la mejor disciplina es hablarles de forma firme y energética, una sola vez. Que el niño vea en nuestra expresión lo decepcionados y molestos que nos encontramos con lo que ellos hicieron de malo.

Para que el niño sienta que toda conducta conlleva a una consecuencia, si él se ha portado mal, un buen castigo seria privarle de algo que le gusta por un tiempo. Hoy no jugarás a la pelota o muñeca, no saldrás al patio con los amigos, o algo por el estilo.

Una técnica eficaz ante conductas desobedientes y rebeldes es El tiempo fuera. Se trata de quitar al niño del escenario donde él ha cometido la mala conducta. Uno o dos minutos, no importante. Lo importante es que el niño permanezca en un lugar alejado para calmarse y así pensar en lo que hizo.

- Castigos para niños de 5 a 12 años de edad
A estas edades, los niños ya tienen una consciencia mayor de lo que ocurre a su alrededor. Para disciplinarlos, la retirada de privilegios es muy eficaz y habrá más opciones. Ejemplo: NO dejar que vean la tv, la tablet o el ordenador o computadora, no dejarles salir a jugar al patio con los amigos, etc.

 - Castigos para niños a partir de los 12 años de edad
Los padres deben ser muy firmes frente a los hijos de estas edades. Todo lo que digan hay que cumplirlo. Y los castigos pueden ser: No salir de casa un fin de semana, No utilizar el celular o movil, etc.

Es importante que todo castigo sea educativo, coherente y equilibrado.

Puedes leer más artículos similares a El error de castigar al niño a escribir algo 100 veces, en la categoría de Castigos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: