Huevo huero o embarazo anembrionario. Cuando la gestación es fallida

Embarazo anembrionario, ¿por qué se produce?

El huevo huero, también conocido como embarazo anembrionario se produce cuando el bebé no se desarrolla aunque sí lo hace el saco gestacional. El embrión detiene su formación de forma precoz sin llegar a desarrollarse o directamente ni siquiera inicia su proceso de formación. Conoce qué es el huevo huero en el embarazo o gestación fallida.

¿Cómo se desarrolla el embarazo anembrionario o huevo huero?

  Huevo huero o embarazo anembrionario

Aunque el embrión no prospera, la fecundación si se produce y con ella se alteran los niveles hormonales dando lugar a los síntomas de embarazo como son la ausencia de menstruación, náuseas o la sensibilidad en las mamas.

Las células del saco gestacional provocan que incluso nos hagamos una prueba de embarazo en orina y el resultado sea positivo a pesar de no existir bebé.

Al no haber feto ni posibilidad de que éste se desarrolle, el aborto es inevitable ante un embarazo anembrionario. Esta interrupción del embarazo puede realizarse de forma natural, que es lo que se produce de manera más frecuente, pudiendo incluso pasar desapercibido si coincide con las fechas de la menstruación. De no producirse la interrupción de manera espontánea sería necesario programar un legrado uterino. 

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia el huevo huero es el causante de cuatro de cada diez abortos prematuros.

¿Por qué se produce un embarazo anembrionario? 

Según sostienen los expertos, en la mayor parte de los casos el huevo huero se produce debido a alguna alteración cromosómica o genética que se produce en el momento de la fecundación, bien en el óvulo o en el espermatozoide que lo fecunda. 

El tabaquismo y la edad de la futura madre aumentan el riesgo de padecer estas alteraciones cromosómicas. 

Pero, ¿cómo se detecta un huevo huero? El embarazo anembrionario se confirma mediante una ecografía transvaginal a partir de la semana sexta de embarazo. Es mediante esta prueba con la que el especialista valora si existe o no embrión dentro del saco gestacional.