Las botas de Amalia. Cuento con valores para los niños

Cuentos infantiles sobre el poder de la bondad

Si pudieras pedir tantos deseos como pudieras, ¿qué pedirías?, ¿serían todos para ti?, ¿ayudarías con ese poder a otras personas? De esto trata este cuento con valores para niños titulado Las botas de Amalia. Una niña que con sus deseos cambió el destino de la humanidad para siempre.

Un bonito cuento infantil sobre lo que se puede lograr siendo bondadoso con los demás. Puedes leer este cuento con tus hijos y preguntarles qué harían ellos si fuesen Amalia y tuvieran sus botas mágicas.

Un precioso cuento con valores para niños

Cuentos con valores para leer con los niños 

Aunque no las necesitaba, Amalia impulsada por un deseo irrefrenable se compró unas botas rojas que había visto en el escaparate.

Por las mañanas se las ponía cuando salía de casa y por las noches las sacaba brillo con un trapo suave de tal manera que siempre aparecían como nuevas. Eran unas botas de charol, de color rojo oscuro, con una piel interior muy suave, calentitas y con unos cordones finos y largos del mismo color. 

Una de las noches dijo en alto mientras las sacaba lustre.

— Estas paredes necesitan una mano de pintura.

Al día siguiente, cuando amaneció, las paredes lucían blancas y limpias dando un aspecto nuevo a las habitaciones de la casa.

Amalia no se lo podía creer, no sabía qué había sucedido pero su deseo se había cumplido.

Por la noche, Amalia volvió a sacar brillo a sus botas a la vez que pensó:

— Mañana haré unas patatas guisadas con carne para comer. 

Al día siguiente, cuando entró en su casa olió un aroma exquisito que venía de la cocina y, cuando entró en la habitación, encontró la mesa puesta con un exquisito plato de patatas guisadas. Amalia empezó a atar cabos y entonces se dio cuenta que sus botas eran mágicas y que si pedía un deseo mientras que las frotaba se cumpliría.

Enseguida, frotó las botas de nuevo para cerciorarse y exclamó esta vez con todas sus fuerzas en voz alta:

— Deseo que nadie vuelva a pasar hambre en el mundo.

Al otro día todas las noticias de las televisiones y radios del mundo hablaban del excedente que había de cereales, frutas y verduras. Todos los huertos estaban repletos y, de manera inexplicable, la tierra estaba dando frutos dulces y jugosos jamás vistos.

Amalia entonces se sintió muy feliz sabiendo todo lo bueno que podía hacer.

Una vez al día expresaba un nuevo deseo mientras sacaba brillo a sus botas:

Humildad, alegría, bondad, paciencia, empatía, sentido del humor, honradez, generosidad, confianza, sinceridad, salud… fueron tantas cosas buenas las que deseó que, poco a poco se desterraron las malas y, ahora, las personas son plenamente felices en un mundo en el que reina la paz.

¿Qué habrías pedido tú?

 Actividades de comprensión lectora para los niños

¿Ya habéis leído el cuento? Ahora os proponemos que realicéis juntos una serie de ejercicios de comprensión lectora para ayudar al niño a realizar una lectura a fondo y siempre comprendiendo lo que está leyendo. Para ello, puedes realizarle estas preguntas: 

- ¿Cómo se llama la protagonista de este cuento?

- ¿Qué hacía para que cada día sucediera algo mágico?

- ¿Qué deseos pidió?

- ¿Qué logro con todos esos deseos?