La estrella de fuego. Leyenda de Chile para niños

Leyenda latinoamericana sobre el descubrimiento del fuego

¿Cómo sería la primera vez que el hombre vio el fuego? ¿Imaginas la reacción de los niños? Esta bella historia, 'La estrella de fuego', cuenta una leyenda muy antigua y muy popular entre un pueblo indígena de Chile, el pueblo mapuche. En ella, se cuenta cómo descubrieron el fuego. Una historia llena de encanto que seguro que hace soñar a los más pequeños. 

Te ofrecemos una versión de esta leyenda latinoamericana para leer a los niños. Descubre con tu hijo la 'leyenda de la estrella de fuego'. 

La estrella de fuego, una leyenda de Chile sobre el descubrimiento del fuego

La estrella de fuego

Cuenta la leyenda que hace mucho, muuucho tiempo, existía un pueblo en Chile formado por indígenas mapuches. Vivían de día, y se escondía en cuevas de noche, ya que la oscuridad reinaba por completo en todos los rincones a partir de la puesta del sol. 

En invierno pasaban mucho frío y tenían que comer los alimentos crudos, lo que a menudo les ocasionaba muchas enfermedades. Comían frutas, semillas y algún animal que conseguían cazar. 

Pero había un indígena de la tribu, Caleu, que soñaba con poder salir de la cueva por la noche. Le encantaba el cielo estrellado y a menudo salía a contemplarlo. Una de esas noches, al mirar al cielo, descubrió una enorme estrella de fuego con una larga cola. La luz era tan intensa que por un momento, iluminó todo el valle. Muerto de miedo, Caleu se metió en la cueva y se acurrucó en una esquina. Esa noche no pudo dormir, y decidió no contar nada por miedo a que le llamaran loco.

Al día siguiente, Caleu salió a recoger comida con su mujer y su hija. También subieron con ellos muchos otros compañeros de tribu. Y como el invierno estaba cerca, debían recoger muchos frutos y semillas. Trabajaron tanto que no se dieron cuenta de que la noche se les echaba encima. Cuando quisieron volver, ya era demasiado tarde. No se veía nada, y no sabían qué camino seguir, así que al final decidieron refugiarse en una gruta que encontraron a mitad de camino 

Pero fue justo en ese momento, y antes de entrar en la gruta, cuando Caleu y todos los demás vieron de pronto la enorme estrella de fuego en mitad del cielo. Se asustaron, y gritaron, más aún cuando comenzaron a notar una lluvia de piedras, que al chocar fuerte contra las rocas, hacían saltar unas chispas muy luminosas. Una de esas chispas rebotó en un árbol seco, y al instante, comenzó a arder. 

Caleu y sus compañeros miraron atónitos esa enorme bola de fuego. Al acercarse, notaron que transmitía un intenso calor. Se sentaron rodeando la enorme hoguera. ¡Era una sensación tan agradable, que comenzaron a cantar y a dar palmas! 

El resto del poblado, al oír los cánticos, salieron de la cueva, y guiados por el resplandor del fuego, llegaron hasta el lugar en donde estaban sus amigos. Hechizados por el fuego, y, de forma instintiva, acercaron unas ramas al fuego, y fue entonces cuando comprobaron que el fuego pasaba de un lado al otro. 

Volvieron a su cueva. Cada uno llevaba en la mano una antorcha con fuego. Al llegar, Caleu explicó al resto cómo las piedras provocaron las chispas que originaron el fuego. ¡Acababan de descubrir el fuego! A partir de entonces, los mapuches no volvieron a pasar frío, ni a esconderse por la noche. Y lo mejor de todo: ¡por fin probaron el delicioso sabor de la carne asada!

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Ayuda a tu hijo a desarrollar mayor comprensión lectora. Puedes plantearles estas preguntas después de leer el texto para comprobar si lo entendió:

1. ¿Por qué vivían los mapuches escondidos de noche en la cueva?

2. ¿Qué vio Caleu en el cielo una noche?

3. ¿Qué provocaban las piedras del meteorito al caer sobre el suelo?

4. ¿Cómo descubrieron el fuego los mapuches?

5. ¿Qué les permitió hacer el fuego a los mapuches a partir de ese momento?