Cómo fomentar la lectura en los niños

Te damos algunos consejos que pueden ser útiles para estimular, promover e introducir la lectura al cotidiano de los niños

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

La lectura es una gran herramienta y un imprescindible recurso para educar a los niños. Leer no solo permite al niño conocer distintas historias y mundos, sino que educa, aumenta su creatividad e imaginación, e despierta sentimientos, sensaciones y reacciones en ellos. Leer también favorece al conocimiento de las emociones del niño y a que desarrollen formas distintas de expresar.

Crear el hábito de lectura desde la infancia

estímulos a la lectura infantil

Leer implica el dominio de una gran gama de habilidades y destrezas perceptivas e intelectuales por parte del niño, así como el desarrollo de actividades de variados intereses. Dado que el proceso de la lectura sea algo gradual, siempre nos preguntamos los padres cuál es el momento perfecto y más oportuno para introducir o iniciar al niño en la lectura.

Los expertos aconsejan que se inicie la lectura cuando el niño haya alcanzado algo de madurez lectora por motivación. No depende de la edad, pero sí de la experiencia del niño y del medio adonde vive. Para determinar el momento idóneo para empezar a introducir al niño a la lectura, es importante considerar:

- La percepción visual del niño de las palabras escritas

- La organización espacio-temporal

- El desarrollo del lenguaje, con un vocabulario básico como mínimo

- La motivación. Cómo crear un clima o un ambiente propicio para despertar el interés del niño por la lectura

- La influencia del medio. No se puede animar o motivar a un niño a leer sin ofrecerle el ejemplo

- Promoción de actividades o juegos que estimulen la lectura infantil.

Los padres pueden motivar y ofrecer un entorno socio-cultural favorable para que el niño se anime a querer aprender a leer. Los métodos, recursos didácticos, desarrollados por padres y profesores, son muy satisfactorios también.

La lectura es un aprendizaje y como tal, debe ser estimulada en los niños desde muy pequeños. Los libros infantiles se transbordan en las estanterías de las librerías. Las bibliotecas cada día abren más puertas y recintos orientados para fomentar la lectura en los más pequeños. Se puede encontrar libros clasificados según la edad y el interés de cada niño. Lo que quiero decir con eso es que existe una oferta enorme de libros infantiles en el mercado.

Consejos y cuentos cortos perfectos para leer a los bebés

cuentos para leer a los bebés

Para que la experiencia de la lectura sea más estimulante y entretenida para los bebés, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones:

1. El tiempo de atención de un bebé es corto
Por más divertido que sea el cuento, el bebé solo se centrará en lo que le llama más la atención.

2. La lectura para los bebés debe ser un juego
El momento de leer a un bebé debe ser divertido y no limitarse a un libro. Podemos usar marionetas de manos, de dedos, muñecos, títeres, etc.

3. La voz que se usa para contar cuentos a los bebés debe variar
Teatralizar el cuento llama mucho más la atención de los bebés. No dudes en 'vestirse' de los personajes y ponerles voces distintas. Además, ruidos variados e interesantes para los bebés.

4. Use la expresividad para contar cuentos a tu bebé
Los bebés entenderán más a partir de la expresividad con la que se cuenta un cuento que de la propia historia. Los gestos son palabras que no salen de nuestra boca pero que comunican mucho más al bebé.

5. Las ilustraciones son muy importantes al leer un libro a un bebé
Señale las ilustraciones del cuento. Señale cada personaje, describe su color, formato, si está riendo o llorando, triste o alegre. Estas acciones son lo que llamará la atención del bebé.

6. Elige cuentos que sean llamativos en colores y texturas
A los bebés les encantan ilustraciones llenos de colores fuertes y formas grandes. La introducción de diferentes texturas mezcladas en las ilustraciones es muy atractivo para los bebés. El tacto es estimulante para ellos.

7. Inventa los cuentos a tu bebé
Inspírate en el cotidiano de tu bebé para inventar cuentos divertidos a tu bebé. Cuentos con animales, por ejemplo, de gallinas que hacen 'cocorocó', de vacas que hacen 'muuuuu', de perros, gatos.... A los bebés les encantará imitar estos sonidos.

8. Atención al momento y el ambiente adonde se cuenta el cuento al bebé
En silencio todo es más productivo a la hora de estimular al bebé. Así que elige un ambiente tranquilo, lejos de los ruidos y de cualquier otra distracción. El mejor momento podría ser tras la siesta o antes de dormir.

Los tres cerditos, Rapunzel, Pinocho, El patito feo, El mago de Oz... son cuentos de toda la vida que, aunque algunos ya no tengan un contexto muy actualizado y justo, siguen siendo los cuentos que nuestros abuelos nos cuentan una y otra vez. Son cuentos clásicos y tradicionales que traen muchas enseñanzas a los niños.

Puedes leer más artículos similares a Cómo fomentar la lectura en los niños, en la categoría de Lectura en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: