Cómo es tu hijo según la edad que tiene

El maravilloso aprendizaje de los niños por edades

Le vemos crecer, de forma tan rápida que apenas en el transcurso de un pestañeo deja de ser ese bebé que abrazábamos y llenábamos de besos. Ahora comienza a mostrar temperamento, a medir los límites, a mostrar más o menos independencia.. Ahora aprende a escribir, a leer, a atarse los cordones...

Crecen muy deprisa, y apenas nos damos cuenta de todo lo que van aprendiendo. Por eso, hemos resumido en una tabla cómo suele ser esa evolución, desde los 3 hasta los 10 años. Aquí tienes un resumen de ese maravilloso aprendizaje. Te decimos cómo es tu hijo según la edad que tiene.

Cómo es ese maravilloso aprendizaje de los niños por edades

Tabla de aprendizaje

El tiempo pasa volando, y casi sin apenas darnos cuenta, nuestro retoño decide ya irse a jugar solo con sus amigos. En todo ese tiempo, desde que dejó de ser bebé a partir de los 3 años, hasta que comienza su etapa de preadolescencia (en torno a los 10 años), han ocurrido muchas cosas. Y aunque esto es sólo orientativo, porque sabemos que cada niño sigue un ritmo diferente, seguramente antes o después pasará por todas estas etapas: 

- A los tres años: Les encanta explorarlo todo y usar la imaginación, y vas ganando en independencia, y también tiene una mayor concentración, lo que facilitará su aprendizaje. Es una etapa en la que absorben como una esponja todo el vocabulario, una etapa ideal para introducir nuevos idiomas. El juego debe seguir siendo la base del aprendizaje. Disfrutan armando puzzles o usando el juego simbólico, y por supuesto, jugando con otros niños. Por otro lado, empiezan a medir sus 'fuerzas' en casa, a desobedecer las normas y a probar si pueden saltarse los límites. Su gran asignatura pendiente: el control de las emociones. 

- A los cuatro años: Son niños cada vez más autónomos. Aprenden a vestirse solos, a lavarse los dientes... Amplían su vocabulario y muestran mucho interés por aprender a utilizar las palabras de forma correcta. También prestan más atención a la lectura y a la escritura. Desarrollan poco a poco el razonamiento lógico y son capaces de manejar los números hasta el 10. También aprenden los días de la semana, las estaciones... 

- A los cinco años: Por fin empieza a entender por qué cambian sus emociones. Es el momento de enseñarles a manejarlas de forma inteligente. Amplían su círculo de amistades, se vuelven más sociables. Ya forman oraciones complejas y resuelven algunos problemas de lógica. Comienzan a entender la hora y aprenden a escribir y a leer poco a poco. Es la etapa del 'porqué'. Su curiosidad les lleva a preguntarlo todo. 

- A los seis años: En esta etapa los niños ganan mucha confianza en sí mismos, ya que son mucho mas independientes. Es un momento importante para mejorar su autoestima y motivarles para que sean conscientes de sus grandes habilidades. Además, es ahora cuando comienzan a darle más importancia al mundo que está fuera de su hogar. Tal vez durante este año comiencen a formrse 'amigos de verdad'. 

- A los siete años: Su tiempo de concentración aumenta, lo que hace que muestre más interés por aprender cosas nuevas. Además, disfruta compartiendo sus conocimientos con los demás. En esta etapa, perfeccionan mucho escritura y lectura, y comienzan a efectuar operaciones matemáticas de sumas, restas y alguna multiplicación. Son muy activos físicamente y es una etapa ideal para que los niño colaboren más en las tareas del hogar, ya que les hace más responsables y ayuda a que se sientan más útiles en casa.

Niños de distintas edades

- A los ocho años: La amistad y sus relaciones sociales cobran cada vez más protagonismo. Disfrutan resolviendo problemas sin tener que pedir ayuda a los adultos. Se sienten mucho más autónomos. Mejoran su comprensión lectora y son capaces de elegir sus aficiones según sus preferencias o gustos. Por fin comprenden no sólo sus emociones, sino las de los demás, pero aún necesitan el apoyo de sus padres para conseguir el equilibrio emocional. 

- A los nueve años: A esta edad, las emociones comienzan a ganar en importancia. Aprenden a tener mucha más empatía, pero también experimentan sensaciones nuevas, como la ansiedad ante los nuevos logros o el miedo a no ser capaces de aprender algo o de llegar a un nivel que se les exige. Es una edad en la que muchos niños dicen adiós definitivamente a su mundo de fantasía y plantan los pies en la tierra. En muchos casos, llegó el inicio de la preadolescencia. Ya no hay vuelta atrás. 

- A los diez años: El tiempo pasa volando.. ¡ya han cumplido una década! Definitivamente, se sienten mayores. Sientes que el mundo les espera, con todos sus retos, y que están preparados para ellos. Es una etapa de emociones, de amistad... De descubrimientos (tanto personal como del entorno social). A los diez años los niños aprenden a resolver conflictos, a respetar valores, a preocuparse más por los demás. Pero también a hacer reflexión sobre sus sentimientos y emociones. Una etapa en la que la autoestima cobrará un papel esencial y también la inteligencia emocional. Prepárate porque llegan importantes altibajos emocionales... preludio de lo que está por llegar con la adolescencia.