10 signos de mala crianza. ¿Malos hijos o malos padres?

El comportamiento de los hijos indica si lo estamos haciendo bien o mal

Cuando un niño tiene un mal comportamiento solemos acusarle a él directamente: "qué niño más trasto", "eres muy malo", "te portas fatal"... Sin embargo, las frases reprobando su conducta deberían ir más bien dirigidas a los padres y no tanto a los niños.

Educar y criar a un niño es probablemente uno de los mayores desafíos a los que nos podemos enfrentar. Nos equivocaremos muchas veces, pero el primer paso para aprender y rectificar es darnos cuenta de que no lo estamos haciendo bien. El segundo paso será detectar qué es lo que hacemos mal e intentar corregirnos a nosotros, los padres.

¿Malos hijos o malos padres?

 Niños malcriados 

Y es que, la actitud, conducta o forma de proceder de un niño está directamente relacionada de lo que aprende de sus padres. Nosotros, somos responsables de cómo actúan nuestros hijos, estos 10 signos de mala crianza así lo indican.

1- ¿Tu hijo miente? Quizás seas demasiado estricto. Los expertos dicen que el modelo educativo basado en una crianza autoritaria tiende a crear niños que aprenden a mentir y engañar, lo hacen para salir indemnes en determinadas circunstancias, para evitar el castigo y la ira de los padres.

2- Si tu hijo tiene una baja autoestima, si cree que es peor que los demás, que él no puede, es porque no le refuerzas lo suficiente y sí tiendes a decirle lo mal que hace las cosas, lo mal que se comporta. Ese niño recibe pocos estímulos positivos.

3. Los niños que siempre intentan que sus padres le solucionen todo, ya sea un desencuentro con amigos o los deberes del colegio, terminan siendo niños que no luchan por lograr sus retos y sus objetivos. Se han acostumbrado a que sus padres, luchen por ellos, es por lo tanto, otro signo de mala crianza.

4. Algunos niños se frustran en seguida, no aceptan un no por respuesta, siempre quieren salirse con la suya y montan una rabieta por cualquier tontería. Es muy posible que los padres les sobreprotejan y les den todos los caprichos para evitar llegar a esa pataleta. 

5. Si tu hijo tiende a sentir envidia y celos de sus hermanos o sus amigos, es muy posible que tiendas a hacer comparaciones entre los demás niños y tu hijo. 

6. Si eres un padre hipervigilante que corre a bajar al niño del columpio por si se cae, gritas cuando le ves sobre la bici porque crees que terminará en el suelo o te asustas si le ves correr muy rápido, tu hijo tenderá a ser un niño miedoso y retraído, de nuevo es la conducta del padre la que genera una mala actitud del niño, es debido a una mala crianza.

7. Si tu hijo tiende a gritar a sus amigos, e incluso intenta pegarles, puede ser porque ha aprendido en casa ese tipo de conducta agresiva. Quizás tiendas a regañarle a gritos e incluso le des un azote si se ha portado mal.

8. Cuando el niño tiene problemas para controlar sus impulsos, le cuesta expresar sus sentimientos y se muestra muy desconfiado hacia los demás, es quizás porque sus padres no le están dando el afecto y apego que necesitan los niños, sobre todo en la etapa infantil, donde se están sentando las bases de la personalidad y el carácter del niño.

9. Los niños que son muy desobedientes e indisciplinados, lo son porque en su día a día carecen de normas y límites claros que deban y puedan seguir. 

10. Si tu hijo tiene un mal comportamiento general: constantemente te interrumpe cuando hablas, llora mucho, grita, tiene constantes rabietas e incluso muestra un retroceso en el desarrollo, plantéate si le estás prestando la atención adecuada o si está atendido adecuadamente.