Vuelta al colegio. El primer día de Paula

Cómo se siente y qué expectativas tienen los niños en su primer día de colegio

Marisol Nuevo

Hoy es el primer día de colegio y Paula se despierta nerviosa. Se siente mayor y quiere vestirse sola. Se ha puesto la falda torcida, pero su mamá le mete la camiseta por dentro y coloca la falda en su sitio. Se mira en el espejo y se ve un poco extraña con la ropa del colegio, sobre todo, con los zapatos. Por primera vez, en varios meses, ha tenido que ponerse calcetines y lleva unos zapatos nuevos.

El primer día de Paula en el colegio

Primer día de colegio de los niños

Para contar con energía para todo el día, mamá le dice que, antes de ir al colegio, hay que tomar un buen desayuno. A Paula le encantan las galletas con leche, pero hoy no le entran, está tan nerviosa que no quiere comer nada, de modo que se toma la leche y da el desayuno por concluido.

De camino al colegio, va comentando con su madre todo lo que le llama la atención de lo que observa a través de los cristales del coche. Esa mañana, la calle parece diferente, está muy contenta. Pero al llegar al colegio, de repente tiene mucho miedo y no quiere entrar.

La profesora parece muy buena y no para de sonreír, pero Paula quiere quedarse con su mamá, volver a casa e ir al parque. Su madre le dice adiós y que dentro de un ratito vendrá a recogerla, pero Paula está tan triste que no quiere ir a jugar con  los demás niños y se queda sola y apartada en un rincón de la clase.

Paula se da cuenta de que la clase es muy bonita, está decorada con colores muy alegres y hay muchos juguetes, pero ella no quiere jugar. Entonces, Álvaro le pregunta si quiere jugar a la pelota con él y Paula se anima. Después del juego, se sienta con él en la asamblea y Paula se alegra de tener un nuevo amigo con el que se lo pasará genial, durante los próximos días.

Paula ha cambiado de actitud, ahora participa, juega, trabaja y se divierte. Está aprendiendo cosas nuevas y tiene nuevos amigos. La mañana se ha pasado volando y mamá ha venido a recogerla. Se despide de su profesora contenta y con un hasta mañana. Sabe que volverá al colegio a pasarlo bien con sus nuevos amigos.

Por lo general, los niños que van por primera vez o vuelven a un nuevo curso escolar, sienten lo mismo que ha sentido Paula. Las expectativas y las emociones les ponen nerviosos y lo primero que sienten es miedo, recelo de sentirse desprotegidos, solos, y tristes. Por ello hay que enseñar a los niños que todo pasa, de que todo tiene su lado bueno y no tan bueno, y que en la escuela o colegio, se puede aprender muchísimo.

¡Una feliz ida o vuelta al colegio para tus hijos!