Cómo lograr que los niños recojan sus juguetes y sean más organizados

Cómo comuniquemos el mensaje a nuestros hijos será la clave para conseguir nuestro objetivo

María Zamora
María Zamora Coach de la organización

A todos los niños y niñas del mundo les encanta jugar con sus juguetes, de lo que no suelen ser tan fans es de recoger cada vez que se acaba el rato de ocio. ¿Te suena eso de 'No quiero', 'Ya lo hago mañana', 'qué rollo es esto'? Y claro, las frases de los padres también se repiten una y otra vez: 'No consigo que mis hijos recojan los juguetes', 'Siempre está todo hecho un desastre' o 'Ya no se qué hacer'. Hay una cosa bien sencilla que podemos llevar a cabo para lograr que los niños recojan sus juguetes y sean más ordenados: organizar nosotros su cuarto y explicarles qué tienen que recoger con frases sencillas y concretas. ¡Vamos a verlo en detalle!

¿Cómo puedo conseguir que mis hijos sean organizados y ordenados?

niños organizados y ordenados

El juego es un momento importante en el desarrollo de niños y niñas, además, es relajante, les entretiene y les ayuda a su capacidad imaginativa y creativa. Las quejas y las disputan vienen a la hora de tener que recoger tras el rato de juego. Es ahí que los niños tiran de todas sus artimañas para librarse de hacer la que creen que es la tarea más aburrida de todas: recoger.

¿Cómo podemos conseguir los padres que los niños recojan sus juguetes? ¿Cómo trabajar con ellos el hábito de ordenar sus cosas? Para empezar, más preguntas que debemos hacernos a nosotros mismos.

Dite a ti mismo esto: ¿yo soy ordenado/a? ¿coloco el bolso, las llaves y la cartera en su sitio cuando entro por la puerta de casa? ¿o bien lo dejo donde caiga? Tú eres el mayor ejemplo de tus hijos, si no lo haces bien, no les puedes pedir a ellos otra cosa.

Los peques se fijan más en el ejemplo que en lo que les decimos de palabra. Si cuando llega la hora recoger les decimos una y otra vez que guarden todo en su sitio, pero nosotros tenemos el libro sobre la mesa o la ropa encima de la silla, no harán lo que les pedimos, no al menos sin tener que decírselo muchas veces o sacar a relucir las consecuencias o los castigos.

Los padres somos el espejo donde se miran nuestros hijos, si nosotros no somos organizados ellos tampoco lo van a ser. ¿Te habías parado a pensar alguna vez en esto?

¿Cómo se organiza una habitación? Consejos básicos

organizar una habitación infantil

El cuarto de los niños lo tienen que recoger ellos, no obstante, nosotros, los padres, se lo tenemos que organizar de forma correcta para que tengan todo a mano y para que la tarea de antes de recoger tras el juego les resulte mucho más sencilla. ¿Cómo se organiza entones una habitación infantil? Las habitaciones de los niños tienen que estar divididas en cuatro categorías:

1. Ropa

2. Material escolar

3. Libros

4. Juguetes

Los padres tendremos que organizar su habitación para que las categorías estén bien distribuidas. Establecemos dónde se va a colocar cada cosa y, una vez que lo tenemos todo controlado, tendremos que enseñar al niño o niña cómo se ordena. Primero organización, después orden. Así al pequeño no le dará pereza ni le supondrá ningún esfuerzo colocar los juguetes o los libros en su sitio.

¿Cómo debemos comunicar al niño que recoja?

comunicar al niño que recoja

A ningún niño le gusta ordenar, sobre todo cuando llega el final del día y están cansados, así que hay que saber comunicarles bien lo que queremos que hagan porque lo de decírselo muchas veces no sirve de nada, ¡más bien todo lo contrario! Así sí es cómo se hace:

- El mensaje tiene que ser claro, preciso y concreto: 'Juan, ahora que has terminado de jugar con los bloques de construcción, por favor, guárdalos en su caja y deja esa caja dentro del mueble'. Este tipo de órdenes concretas tienen mucho más efecto que el consabido: 'Recoge que te ya te lo he dicho un montón de veces'.

- Por otro lado, los padres debemos hablar con los niños para que sepan bien qué es eso de ordenar y por qué es importante hacerlo cada día: 'Si dejamos los juguetes tirados se pueden romper; además, cuando mañana vayamos a jugar con ellos, es posible que no encontremos todas las piezas'.

- Si les explicamos estas normas en torno a los 2 o 3 años tenemos muchas más opciones de que nuestro hijo o hija sea ordenado. Poco a poco y acorde a la edad, hay que ir introduciendo más tareas. Podemos incluso apoyarnos en una tabla Montessori para que nos sea más sencillo y que incluso el niño lo vea como un juego o una actividad más y no como la tarea más aburrida del mundo.

- La comunicación debe ser cooperativa. Los padres cooperamos en tener la habitación recogida y en enseñarles mediante un lenguaje concreto y entendible a su edad. De este modo, poco a poco, vamos a lograr que los niños sean más ordenados.

- Los incentivos tienen que ser siempre positivos. En lugar de decir: 'Si no recoges, no ves los dibujos', diremos: 'cuando hayas guardado los lápices de colores en el estuche, podremos hacer otra cosa juntos'. ¿Has visto qué diferencia?

[Leer más: Tabla de incentivos para cambiar conductas de los niños]

- Tenemos que tener paciencia. No es de un día para otro, surgirán 'problemas' y frases como 'No quiero', o 'No me apetece' pero, si somos constantes, perseverantes y apostamos por la disciplina, ¡obtendremos los mejores resultados!

Puedes leer más artículos similares a Cómo lograr que los niños recojan sus juguetes y sean más organizados, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: