La razón secreta por la que los niños piden leer el mismo cuento cada noche

Consejos para padres que tienen que contar la misma historia cada día

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Todas las noches la misma rutina: cena, dientes, pis, agua y... ¡el mismo cuento durante ya ni me acuerdo las semanas! ¿Te pasa a ti también? Hoy te quiero contestar a esa pregunta que nos hacemos los padres casi a diario: ¿Por qué los niños piden leer el mismo cuento cada noche

Por qué los niños piden leer el mismo cuento cada noche

leer el mismo cuento cada noche 
Leer cuentos es una actividad que aporta un montón de beneficios para el desarrollo del niño y para el fortalecimiento del vínculo familiar entre padres e hijos: ayuda al desarrollo de su lenguaje, es un medio de transmisión de valores, incentiva el desarrollo de la atención y la memoria, puede convertirse en una divertida manera de gestionar emociones... Por eso nunca te diremos, aunque haya que repetir el mismo cuento todas las noches, que dejes de hacerlo.

Investigando he descubierto que existen varias razones que explican por qué nunca se cansan de escuchar la misma historia, y lo que es mejor y quizás un detalle en el que muchos padres no caemos, los beneficios que para su aprendizaje tiene esta actividad. 

- Al ser una actividad que se desarrolla por la noche, los niños se van a la cama con un mejor recuerdo y, más importante aún, eso les puede ayudar a fortalecer su memoria. 

- La repetición constante hace que los niños mejoren en actos tan cotidianos como, por ejemplo, hacer sonar un sonajero.  

- Por otro lado, la lectura repetitiva del mismo cuento cada noche provoca que el niño -especialmente entre los 3 y 5 años- tenga más capacidad para aprender nuevas palabras e incorporarlas a su vocabulario. 

- Además, a través de la repetición de la misma historia, el niño es capaz de ir captando distintos conceptos en cada una de las lecturas, empezando con las palabras más fáciles hasta llegar a las más complicadas. ¿O es que acaso no te has dado cuenta de que con cada lectura a tu pequeño le surgen distintas dudas sobre la historia o los personajes principales? 

- Tratándose de una historia que el pequeño va conociendo mejor con el paso de los días, permitirá que puedas establecer una mini conversación o debate acerca de la misma. 

- Aunque el cuento elegido sea el adecuado para su edad, todos los cuentos son complicados y es que, en la mayoría de los casos, contienen una media de un 50% más de palabras desconocidas o, quizás, poco frecuentes para tu pequeño. Palabras que no escucha habitualmente en casa, en el colegio, en el parque o en la televisión. Te pongo un ejemplo: ¿cuántas veces al día utilizas la palabra jirafa en tu día a día?

En el fondo, para ellos es un momento de disfrute y una forma de aprender sin ser conscientes de ellos. Y, para ti, es una oportunidad para estar con ellos y para mostrarles un mundo aún secreto para ellos: el de los cuentos y la literatura. 

Consejos para padres con hijos que piden leer el mismo cuento cada noche 

Como has podido leer más arriba, los beneficios leer el mismo cuento todas las noches a tus hijos son muchos, aunque para los padres pueda resultar monótono. Para que no te dejes llevar por el aburrimiento, ¡aquí van unos consejos muy prácticos! 

1. No desfallezcas
Para ti es la decimoquinta vez que escuchas ese relato, pero tu pequeño no lo ve así y espera ansioso ese momento. Mantén el mismo entusiasmo que la primera vez. 

2. Céntrate en las imágenes
Para darle un punto diferente a la narración, prueba algún día a pararte en las imágenes. Descríbelas con tus propias palabras o pídele a tu pequeño que lo haga. ¡Será divertido, además de enriquecedor! 

3. Juego de las palabras
Otra actividad que puedes realizar con él es el juego de las palabras, que no es otra cosa que quedarte en silencio en algún momento de la narración y que sea él quién adivine la palabra que falta o termine una oración. 

4. Del cuento a la vida real 
Si la historia, por ejemplo, se centra en un niño que está jugando en el recreo del colegio, puedes aprovechar esta situación para trasladarlo a la vida real y establecer una mini conversación con él, así sabrás cómo le ha ido ese día en el colegio. 

5. Temáticas parecidas
Si el niño está muy interesado en la historia que le estás contando, sería bueno que le enseñases libros que estén relacionados. Por ejemplo, si su preferido habla de dinosaurios, ¡muéstrale más cuentos sobre estos animales! 

Y, recuerda, que llegará un día en el que ese cuento que tu hijo pide escuchar cada noche volverá a la estantería, pero esta vez para quedarse, porque tu pequeño se habrá cansado. Encontrará otro que contarás una y otra vez hasta que sea él mismo quien se lo lea el solo. 

Puedes leer más artículos similares a La razón secreta por la que los niños piden leer el mismo cuento cada noche, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.