La importancia de leer cuentos a los bebés

Beneficios de los cuentos para los niños pequeños

Guiainfantil.com

'Había una vez'… Todos recordamos esa frase con la que comienza un cuento. Y ahí, en ese instante, nuestra imaginación comenzaba a desarrollar la historia que nos contaban nuestros padres y abuelos. Hoy en día esta costumbre se ha ido perdiendo para la mayoría de los padres, ya que el tiempo con nuestros hijos se ve reducido a unas pocas horas por la tarde.

Es importante ser conscientes de esta realidad y más allá de sentirnos culpables, podemos retomar este hábito, y tanto educadores como padres inculcar el amor por la lectura. Y más, desde que somos conscientes de los grandes beneficios que tiene para los más pequeños. Te desvelamos la importancia de leer cuentos a los bebés.

Descubre la importancia de leer cuentos a los bebés

Importancia de leer a los bebés

Los cuentos infantiles son una herramienta eficaz en los primeros años de vida, ya que es la etapa más importante del desarrollo humano donde sus sentidos son capaces de crear experiencias y aprendizajes a diario.

Los beneficios de la lectura en la etapa infantil van mucho más allá del hecho de entretenerles. Entre los más destacados podemos mencionar:

  1. Vínculos afectivos. Escuchar cuentos de las personas de referencia crea vínculos muy especiales de afecto y seguridad. Incluso un bebé de muy pocas semanas disfruta escuchando a su madre o padre cuando hablan y comienzan a orientarse de dónde proviene el sonido.
  2. Fomenta y mejora el lenguaje. Los cuentos también fomentan la intención comunicativa, el lenguaje y la comunicación gestual en los más pequeños. Ampliando el vocabulario con la repetición y aprendizaje de nuevas palabras.
  3. Fortalece la memoria. La lectura de cuentos promueve el desarrollo de la memoria y la capacidad de comprensión del mundo que les rodea. También despiertan la curiosidad y desarrollan la atención, lo que le ayudará posteriormente al aprendizaje de nuevos conocimientos.
  4. Trabajan la inteligencia emocional, llegando a empalizar con los personajes del cuento, los niños se sienten identificados, lo que nos permite a los educadores y padres trabajar con ellos las emociones.
  5. Eliminan estrés. Son propicios para crear un clima de calma y relajación, por lo que son perfectos para antes de dormir.
  6. Ayudan a madurar al bebé. Son una herramienta con un componente lúdico que permite introducir en los niños temas de transición como la llegada de un segundo hermano, el control de esfínteres o el comienzo en el colegio, entre otros.

Además se pueden trabajar muchos conceptos a través de los cuentos, formas, colores, objetos, ambientes y situaciones; se pueden usar como herramienta para presentar a los niños contenidos de forma divertida y que ellos desde muy pequeños sean capaces de participar.

Se puede utilizar la magia y la fantasía de los cuentos para presentar una historia cada semana,  seguida de una actividad complementaria al cuento. Además es importante la forma y presentación del cuento. Por ejemplo, los cuentos en formato gigante que contienen a los personajes extraíbles con los que los niños pueden interactuar y sentirse un personaje más de la historia, llaman de forma poderosa la atención de los más pequeños.

En las librerías podemos encontrar una gran variedad de cuentos infantiles catalogados según los grupos de edades. Es importante tener en cuenta la edad del niño. No es lo mismo buscar un cuento para un bebé de 5 meses, cuyas preferencias van encaminadas al mundo sensorial, que para un bebé de 24 meses, que ya puede centrarse más en las ilustraciones y en las palabras.

Os animamos a adentraros en las historias de los cuentos, a tomaros un ratito cada noche antes de acostarles y a que disfrutéis de ese momento especial juntos dejándoles a vuestros hijos en herencia el amor por la lectura.

Faitbelin Quintana, directora de la Escuela Infantil Nemomarlin Arturo Soria