Mejores técnicas para trabajar la independencia y autonomía con niños

Por qué es tan importante que nuestros hijos hagan cosas solos

Virginia Vicente Pascual

Hasta ahora todo había sido fácil. Tus hijos estaban en casa bajo tu control, pero ha llegado el momento en el que empiezan a pedir bajar a la calle solos o ir al parque o a la urbanización de un amigo en grupo. Es normal que al principio tengas miedo y recelo a que vayan conquistando estos pequeños espacios de libertad, porque se exponen a riesgos que están fuera de tu vigilancia. ¿Cómo podemos ir otorgándoles algo de espacio sin poner en peligro su integridad? ¿Cómo podemos trabajar la independencia y la autonomía con niños? ¡Aquí van unos trucos!

La importancia de dar a los niños independencia y autonomía

importancia de dar independencia y autonomía en niños

Para los niños, la independencia les hace madurar, sentirse importantes, experimentar el sentimiento de pertenencia al grupo, tomar sus primeras decisiones y, de esta manera, ir forjando su propia identidad. Para los padres y madres es un proceso de nerviosos, miedo y muchas dudas, pero sabemos qué lo tenemos que hacer. Si quieres conocer algunas técnicas que te permitan trabajar la independencia y la autonomía con tus hijos, ¡toma nota!

- Deja que hagan pequeños recados
No tengas miedo a que vayan a comprar el pan a la tienda de abajo o que bajen la basura a los contenedores. Será una forma de ir adquiriendo seguridad en sí mismos y de que se sientan bien al comprobar que confiáis en ellos. Solo tienes que explicarles cómo tienen que hacerlo, recuérdales que siempre hay que mirar a ambos lados antes de cruzar la calle y que no hablen con desconocidos. Este tipo de tareas, además, harán que venzan su timidez, ya que tendrán que hablar con los dependientes de los comercios y les ayudará a manejar el dinero, pensando en las vueltas que les tienen que dar.

- Deja que te indiquen con el GPS
Si vais en el coche, dales el GPS a ellos y que sean los que te vayan diciendo qué salidas tienes que coger. De este modo aprenderán a orientarse y a interpretar los mapas y fomentarán su atención. Aprenderán sobre carreteras y rutas, conocerán mejor su propia ciudad y estas habilidades les vendrán fenomenal para su futuro.

- Comprueba que se saben tu teléfono
Si queremos empezar a dar alas a nuestros hijos es fundamental que comprobemos que se saben de memoria nuestros números de teléfono y que pueden decir la dirección del domicilio familiar de forma completa. Si pasa algo, este tipo de datos es fundamental para que puedan ayudarles.

- Que tengan siempre el móvil con batería
Una de las normas inquebrantables si quieren empezar a salir un rato de casa es que lleven su teléfono móvil siempre cargado y que estén pendientes de él; y que si sus padres les llaman, contesten siempre a la primera.

niños independientes y autónooms

- Que siempre vuelvan acompañados a casa
Es mejor que a la hora de volver a casa se acompañen unos a otros. Diles que no vuelvan caminando solos. Ir en grupo ofrece siempre seguridad y apoyo mutuo. No dejes que vuelvan a casa cuando ya no hay luz solar, pactad los horarios y que respeten siempre la hora de regreso que les impongáis.

- Llega a un punto medio
Seguro que cada vez te piden que les retrases la hora de llegada a casa, te argumentan que a los demás les dejan más. Intenta llegar a un punto intermedio, una hora razonable para ambos. Háblales de los posibles peligros, pero sin transmitir demasiada angustia, justificando tu protección.

- Deja que hagan tareas de la casa
La autonomía también se alcanza siendo corresponsables en el hogar. ¿Crees que no son capaces de poner una lavadora? Solo tienes que explicarles cómo se separa la ropa, cómo hay que echar el detergente y el suavizante y qué programa deben elegir. ¡Dales responsabilidades y criarás hijos maduros y responsables! Y, sobre todo, se irán acostumbrando para ese día en el que se tengan que quedar solos en casa. 

- Permite que se equivoquen
El error es aprendizaje. Muchas veces salvamos a nuestros hijos de un posible error sin pensar en que se están acostumbrando a que les saquemos las castañas del fuego. Prueba de ello es pedir los deberes que se les han olvidado hacer en los grupos de mensajería instantáneas de padres del colegio. A veces es mejor que se den cuenta de que tienen que estar más atentos en clase que solucionarles el problema.

Sigue estos consejos y conseguirás que tus hijos, poco a poco, vayan siendo más autónomos, independientes responsables y seguros de sí mismos. Dándoles un poquito de espacio, fomentarán su autoestima y aprenderán a prepararse para la vida adulta.