Cómo enseñar a tus alumnos los distintos tipos de acoso escolar

Distintos tipos de bullying que los alumnos han de saber detectar

Marga Santamaría
Marga Santamaría Coach educativa

Por el término acoso entendemos al acto de molestar, hostigar o perseguir a otra persona. Es cuando una persona está generando cierta incomodidad o disconformidad en la otra. Por lo general la persona que acosa, presenta cierta superioridad o más poder, ya sea por su mayor condición física, superioridad mental, puesto laboral más alto…

Este acto también es conocido con el término bullying. Término que ha ganado popularidad a lo largo de los últimos años, pero este fenómeno ha existido siempre. Y es un hecho que puede darse en diferentes contextos. En Guiainfantil.com te explicamos los tipos de acosos o bullying que pueden darse dentro del centro educativo.

Explica a tus alumnos los distintos tipos de acoso escolar

Tipos de acoso escolar

Es importante que al alumno le quede claro que hay un abusador que actúa sobre la víctima, provocándole intimidación. El acosador disfruta sintiéndose superior al acosado y se regocija con el sufrimiento de éste.

Los tipos de bullying, según el Centro Nacional Contra el Bullying (NCAB, por sus siglas en inglés):

  • Bullying verbal: es cuando el acosador manifiesta o expresa palabras crueles, amenazas, intimidación, insultos, bromas y frases excluyentes sobre la apariencia, la condición sexual, la etnicidad, la raza o la discapacidad, por ejemplo, de la víctima. Por ejemplo: “Antonio, eres un gordo gafotas”
  • Bullying físico: caracterizado por un comportamiento intimidatorio o agresivo por parte del acosador; incluyendo tortazos, golpes, patadas, pellizcos, empujones, zancadillas… Es el tipo de bullying más conocido. Por ejemplo: cuando de forma repetida a la salida de una clase se le pone la zancadilla a un niño en concreto.
  • Bullying social o relacional: es cuando la víctima sufre la exclusión de los demás de forma consciente, es decir, la alumna o el alumno, son excluidos por algunos compañeros de tareas o juegos escolares. Por ejemplo: cuando se ignora, hasta el punto de hacerla invisible, a una persona consiguiendo su aislamiento.
  • Cyberbullying: es el tipo de acoso más reciente debido al auge de las redes sociales. Es el acoso o intimidación producida a través de las redes sociales, mensajes de texto y correos electrónicos. El acosador difunde amenazas, mentiras, comentarios inadecuados o sexistas… Por ejemplo: cuando alguien cuelga una foto de otra persona en una situación inadecuada o comprometida.
  • Bullying sexual: según los estudios 1 de cada cinco niñ@s sufre o ha sufrido abuso sexual, aunque cueste creerlo. Se da cuando la víctima es obligada a hacer actos que no quiere, recibe comentarios obscenos o es tocada en zonas íntimas. Por ejemplo: Lucas toca el culo a Laura y a ella no le gusta.

Es importante que nosotros, maestros y maestras, mantengamos una observación constante en los comportamientos de todos los alumnos. Cualquiera puede ser víctima y cualquiera puede ser acosador. Fomentar valores como el respeto y el asertividad, entre otros, pueden ayudar a prevenir el acoso.

Por otro lado, que el alumno y la alumna sientan que en el centro educativo tienen personas de confianza, a las que puedan contar sus preocupaciones, hará que puedan compartir estos hechos, si es que se dan.