El reto de pasar del móvil. Logra que tus hijos abandonen el smartphone

Consigue que tus hijos hagan un uso responsable de su teléfono móvil o celular

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Vivimos pendientes del móvil. Lo usamos para comunicarnos, mirar la hora, estar al día de lo que sucede en el mundo; lo utilizamos como despertador, como fuente de información y como guía para movernos por la ciudad. ¿Acaso nos extraña que los niños repitan, copien e imiten nuestro comportamiento? ¡Pero ahí estás tú como padre o madre! Puede que la clave esté en el término medio y en lograr, con una serie de estrategias y claves, que los niños no estén todo el rato con el móvil en la mano y que el smartphone, por fin, pase a un segundo plano. ¿Lo intentamos?

Cómo hacer para que tu hijo no esté con el teléfono móvil todo el día

ocio sin móvil para niños

Si le das a tu hijo un móvil propio, ¿cuánto tiempo crees que tardará en usarlo constantemente? ¿Cuánto se va demorar en tenerlo sobre la mesa incluso a la hora de la comida? Eso por no hablar del tiempo que le va a restar a hacer otras cosas como estar con la familia o socializar con los amigos cara a cara.

Lo sé. Todos los niños de su clase tiene uno, además, ya se está haciendo mayor y, también, tiene ciertas ventajas como poder llamarle cuando sale solo o que pueda usarlo con un fin educativo como puede ser los trabajos de cole o estudiar a través de una app.

Entonces, y por muy enrevesado que parezca todo, en lugar de prohibir a tus hijos que usen este aparato que tan imprescindible parece haberse vuelto o estar siempre con normas y más normas, lo que se me ocurre que puedes hacer es echar mano de estas ingeniosas estrategias.

1. Pasa tiempo de calidad con tus hijos
La primera estrategia que tenemos para que los niños se olviden del móvil, al menos durante un rato, es pasar tiempo de calidad con ellos haciendo cosas que nos gusten a todos: montar en bici, ver una peli, salir a pasear, manualidades, visitas a museos... ¡hay para todos los gustos y para todas las edades!

2. Participa en el concurso pasapalabra-pasadelmóvil
Propón a tu familia, adultos incluidos, el siguiente reto: pasar del móvil durante unas horas, un día o puede que todo el fin de semana. Verás que los niños no tardan en entretenerse con otras cosas. Para que sea más interesante, podéis hacerlo como si fuera un concurso, él o los que ganen elegirán la siguiente actividad en familia.

3. Predica con el ejemplo
Parece un tópico muy consabido pero de verdad que tiene un valor y un sentido. Si tú les dices a tus niños que no se pasen usando el móvil pero tú lo miras cuando ni siquiera tienes una notificación, ¿crees que de verdad van a tener en cuenta tus palabras?

[Leer más: 13 malos hábitos que tenemos los padres y que perjudican a los niños]

Más estrategias para hacer que los hijos dejen de pensar en el celular

dejar el móvil en casa

Parece misión imposible eso de hacer que un niño, según vaya creciendo, no se interese por las nuevas tecnologías. Es más, si, llegados a cierta edades, se lo prohibimos, corremos el riesgo de que se aíslen de sus amigos, se frustren y proyecten su enfado hacia nosotros. No es malo que tengan móvil, el riesgo está en hacer un uso excesivo de esa o cualquier otra tecnología. Así que, para evitar consecuencias negativas, además de pautar horarios, nos valdremos de estas otras herramientas.

4. Busca alternativas
Como te decía antes, el celular lo usamos cada vez más y con cualquier excusa, por lo que otra estrategia muy práctica la encontraremos en las alternativas. En lugar de hablar con los amigos por chat, les propondremos quedar una tarde; en vez de buscar información en los resultados de búsqueda que nos devuelve Google, iremos a la biblioteca. No siempre tiraremos de tutoriales, también podemos pensar por nosotros mismos, ayudarnos de un libro...

5. Comunícate con tu hijo
Cuando le dices a tu hijo que no vale comer todos los días dulces, le das un por qué, ¿verdad? 'Es mucho azúcar', 'dejas de comer otros alimentos nutritivos'... Para que no abusen usando el celular, haremos lo mismo: 'estás dejando de prestar atención a otras cosas importantes', 'usar todo el rato una pantalla no es bueno para tu mente ni para tu imaginación' pueden ser frases que él entienda.

6. Paciencia, paciencia y más paciencia
El último punto más que una estrategia para que tus hijos se olviden del móvil es un consejo para ti mamá, para ti papá: ármate de paciencia. No es fácil, menos aún cuando se adentran en la adolescencia y todos a su alrededor tienen un smartphone propio para usar siempre y cuando quieran. Sin embargo, poco a poco, con tiempo, límites, normas, constancia y ejemplo se puede.

No dejarán de usar el móvil, claro que no, pero harán un uso responsable del mismo que es de lo que se trata.

Puedes leer más artículos similares a El reto de pasar del móvil. Logra que tus hijos abandonen el smartphone, en la categoría de Nuevas Tecnologías en Guiainfantil.com.