Descubre qué es la nomofobia - Cuando el niño es esclavo del móvil

Los adolescentes de hoy son día adictos al teléfono móvil. ¿Qué hacer para cambiar esta tendencia?

¿Padecen tus hijos nomofobia? ¡Es mucho más común de lo que piensas y, por desgracia, una patología que muchos padres y madres desconocen! Puede que no hayas escuchado nunca esta palabra, pero ya es hora de que sepas qué significa, qué supone e implica, qué relación tiene con tus hijos y en qué sentido influye en su comportamiento. Se trata de tener miedo irracional a estar desconectados. Si cuando no hay WiFi disponible o cuando no tienen su teléfono móvil con ellos, tus hijos se ponen demasiado nerviosos, puede que padezcan esta dependencia a las nuevas tecnologías y, en concreto, al teléfono móvil.

¿Qué es la nomofobia en niños?

la nomofobia en niños

Es una de las patologías del siglo XXI asociada a la tecnología. Viene del término anglosajón de 'no-mobile-phone phobia' o lo que es lo mismo: el miedo a no tener el móvil a mano o tenerlo pero no tener conexión o batería. Los síntomas que provoca son nervios, inseguridad, agresividad, cuadros de ansiedad, sensación de indefensión o dolor de cabeza.

Lo que les pasa a los nomofóbicos es que piensan que se están perdiendo algo: lo que hacen sus amigos en este momento, lo que comparten por WhatsApp o Instagram, qué vídeos nuevos hay en Tiktok y piensan que se van a quedar 'fuera'. Esto surge por la necesidad que tienen de estar comprobando todo el rato si hay actualizaciones en sus redes sociales.

Son muchos los niños que pueden estar expuestos a sufrir nomofobia, démonos cuenta de que el 90% de los niños de entre 10 y 14 años ya tiene móvil y que de media las personas adultas consultan su smartphone 34 veces al día y los niños y adolescentes casi constantemente.

Tres sencillas preguntas para descubrir si tu hijo es un esclavo del teléfono móvil

niño esclavo del móvil

Una cosa es estar pendiente del teléfono móvil y otra que tu vida dependa única y exclusivamente de él y que si no puedes estar conectado el comportamiento o conducta cambia y se torna agresiva. ¿Quieres saber si tu hijo está dentro de ese grupo de jóvenes que giran su vida alrededor de este dispositivo tecnológico? ¡Observa, analiza, hazte las siguientes preguntas y descubre por ti mismo si tu hijo sufre nomofobia!

- ¿Cuánto tiempo pasan tus hijos conectados?
Pide a tus hijos que te muestren el tiempo de uso en el menú de ajustes de su teléfono o tableta. Ahí podréis comprobar cuánto tiempo pasan conectados al día por aplicación y el promedio diario de uso. Si veis que son demasiadas horas, podéis consensuar fijar un tiempo de uso más razonable y de hecho es posible poner límites de uso a cada aplicación desde el propio teléfono. Tened en cuenta que los expertos afirman que un uso de más de cinco horas en pantallas se podría considerar como una adicción.

- ¿Qué uso hace de este dispositivo móvil?
Cuando analices qué hace tu hijo del móvil debes distinguir varios usos. Antes el móvil era principalmente el de comunicarse con sus amigos o el de jugar y revisar las redes sociales, pero... En los últimos tiempos han cambiado el tipo de usos, ya que ahora también lo emplean para conectarse a sus clases virtuales. Este tiempo lo tendrás que descontar del tiempo de uso general. Y ha aparecido un tercero: el consumo de series y películas, sobre todo desde las tabletas.

- ¿Desatiende tu hijo sus obligaciones por estar con el teléfono o la tableta?
Los niños nomofóbicos suelen estar distraídos y no le prestan atención al momento presente porque están teniendo pensamientos obsesivos de recuperar su móvil enseguida. Pueden sufrir aislamiento de la realidad cuando el tiempo en el que no tienen el móvil cerca se extiende. Muchos padres optan por quitárselo como un castigo por una conducta intolerable, porque tienen que estudiar o simplemente no pueden estar con él porque se ha roto o se ha perdido.

Cómo ayudar a tu hijo a superar este trastorno

superar la adicción al móvil

Estamos ante un verdadero problema y no podemos mirar a otro lado. Según un estudio reciente de una aseguradora española, el 30% de los adolescentes está en riesgo de convertirse en adictos a Internet. ¿Hay alguna solución a la nomofobia? ¡Claro que la hay! Para evitar este tipo de situaciones hay pequeños gestos que podemos hacer los padres siempre con una actitud no intrusiva y de respeto hacia su intimidad.

- Salir a la calle
Planea actividades en las que no se pueda usar el móvil como pasear en bicicleta, patinar o hacer cualquier tipo de deporte en equipo. Les puedes organizar también una excursión al campo o una quedad con amigos suyos que hace tiempo que no ve.

- Jugar a juegos de mesa
Si jugáis a algún juego de mesa (parchís, ajedrez, monopoly, trivial), verás que lo ha pasado bien sin la necesidad de tener su móvil. Además os permitirá a todos estar juntos. ¿Cuánto tiempo hace que no compartís un momento así?

- Ver una película juntos
Un plan de sillón y palomitas siempre es una buena idea para aparcar la tecnología durante un rato largo. Con la cantidad de oferta que hay ahora con tantas plataformas (Netflix, HBO, Amazon Prime o Disney +) seguro que encontráis un título que os pueda gustar a todos.

- Conversar sobre un tema en particular
De vez en cuando fomenta la comunicación entre todos los miembros de la familia. La tecnología ha hecho que cuando tengamos tiempo de ocio cada uno se ponga a revisar el móvil frenando las habilidades comunicativas y dejando de compartir lo que nos preocupa.

- Organizar una cena temática
Qué mejor plan que preparar una rica cena, ¿verdad? Para que sea más divertida y, sobre todo, más atractiva para él te proponemos que sea temática. ¿Cena mexicana, americana, peruana? ¡Así conocerás mejor cuáles son sus gustos!

- Día de compras en un centro comercial
No solo tu objetivo es que deje el móvil sino también que salga de casa y que vea todo lo que se está perdiendo por estar enganchado a la pantalla del móvil y pendiente de alguna notificación.

[Leer más: Caperucita Roja 2.0 - Cuento para niños que no pueden vivir sin móvil]

- Hacer un parking de móviles
Por la noche en el salón, para evitar el insomnio y educarles en un uso sano y moderado de la tecnología, reservad una zona para que cada miembro de la familia deje su teléfono móvil ahí. ¡Por supuesto tiene que estar apagado!

En casos graves o muy graves se recomienda comenzar una consulta. Hay terapias que pueden ayudar a tu hijo a superar problemas de dependencia con la tecnología como la psicoterapia cognitivo-conductual. Como hemos comentado podemos hacer planes en el exterior, analizar el tiempo de uso, poner límites diarios de consumo de pantallas.

Puedes leer más artículos similares a Descubre qué es la nomofobia - Cuando el niño es esclavo del móvil, en la categoría de Adicciones - vicios en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: